martes 5 julio
Opinión  |   |

A vueltas con el tren

Ya sabemos que en esta ciudad somos especialistas en enredarnos en controversias estériles mientras la realidad pasa por delante y nos deja atrás. Un ejemplo es el tema del ferrocarril, al que se le lleva dando vueltas durante años para que aún estemos a la cola de todo.

En 2001, el entonces ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos (PP), aseguró que el AVE de Granada sería una realidad en 2007. En 2004, el ministro, José Blanco (PSOE), prometió que en 2007 el presidente Zapatero visitaría Granada en Alta Velocidad. Muchos incumplimientos y mucho tiempo después, fue Pedro Sánchez el que en 2019 acabó llegando a Granada en un tren nominalmente AVE pero que circula por una vía del siglo XIX a 30 km/hora.

Con la integración del ferrocarril en la ciudad y la nueva estación también tuvimos años y años de debate. En el paquete se incluían las, por algunos, añoradas recalificaciones de los terrenos de ADIF, para la construcción de viviendas, hoteles y un complejo comercial. Esta fue la propuesta que en 2017 realizó el alcalde, Francisco Cuenca (PSOE), como método para financiar la construcción de la nueva estación. Este es el viejo y nefasto modelo de hacer urbanismo pensando en las recalificaciones como medio de financiación en vez de para pensar y diseñar una ciudad más habitable.

Recientemente se ha filtrado que en el Avance para el nuevo PGOU se incluye la propuesta de construir una nueva estación en terrenos de la vega, al otro lado de la Circunvalación y próximos a Hipercor.

Resulta chocante que cuando aún no se ha publicado el documento del Avance, que se supone está aún en elaboración y en fase de consultas y de participación ciudadana, se hagan públicas propuestas tan sorprendentes. Igualmente llamativo es que el concejal de urbanismo, Fernández Madrid, afirme que no ha habido rechazo tajante por parte de ningún colectivo, cuando no es en absoluto cierto. Desconcertante resulta también pensar que si se estaba planteando la posibilidad de cambiar la ubicación de la estación ¿para qué se construyó el nuevo edificio de Avda. de Andaluces? ¿más dinero tirado?

Uno de los primeros efectos de esta propuesta es que ha sido aprovechada por la ministra de Fomento para posponer aún más las actuaciones del ministerio en relación con el ferrocarril en la provincia, especialmente respecto al modelo de integración del ferrocarril en la ciudad y el tren con la Costa.

Curiosamente el Corredor Mediterráneo ni siquiera fue comentado en la intervención de la ministra en el Senado. Justo se obvia lo que debería constituir el eje esencial del diseño del ferrocarril en Granada, una apuesta estratégica de la UE que, inexplicablemente, ha estado fuera del debate hasta que desde la Plataforma por el Ferrocarril y el Corredor, con su incansable labor, han logrado introducirlo.

No es razonable construir una nueva estación en la Vega. Esta propuesta, formulada por el gobierno municipal del PSOE, viene a romper el consenso conformado en torno al Pacto por la Vega, firmado en 2015. No sólo supone invadir materialmente la vega sino que abriría la puerta para seguir construyendo más allá, primero con edificios accesorios a la propia estación y después con todo lo demás. Es práctica habitual que las invasiones urbanísticas sobre espacios valiosos comiencen con la construcción de instalaciones públicas para después, una vez abierto el melón, continuar con los aprovechamientos privados.

Es preciso que se reclame al Ministerio de Fomento que presente de una vez (debió hacerlo para 2020) un Estudio Informativo sobre la integración del ferrocarril en la Ciudad y su financiación. Es en ese estudio donde deberían evaluarse las distintas posibilidades, comenzando por el soterramiento total, el soterramiento parcial, vía trincheras permeables u otras alternativas posibles que los técnicos puedan aportar... Tomando en consideración la diversidad de modelos realizados en otras ciudades, de forma que se pueda elegir el más adecuado para resolver la fractura entre los barrios que hoy provoca el ferrocarril.

Una de esas posibilidades podría ser que la estación de viajeros estuviese en el mismo lugar que la de mercancías, para la que en el POTAUG se definió un centro logístico junto a Mercagranada, apoyado por la Junta de Andalucía. Bien es cierto que en este caso la estación de viajeros debería estar enlazada con la actual estación mediante tranvía o tren de cercanías, de forma que los viajeros entren en la ciudad a través del ferrocarril. Incluso cabría utilizar para ello la actual infraestructura ferroviaria que podría ser adaptada para un tren de cercanías que uniera desde Loja hasta Pinos Puente, Atarfe, Granada... En la actual estación cabe ampliar la intermodalidad.

Sobre los terrenos sobrantes se podría pensar la creación de un Gran Parque Central para Granada. Un pulmón verde que uniría los barrios de la ciudad.

Por tanto, entiendo que es sobre las distintas alternativas técnicas y económicas sobre las que debería realizarse el debate y tomarse la decisión final.

Ahora mismo la urgencia está en que la remodelación de la línea con Almería se acometa de inmediato y sin esperar, como pretende el Ministerio, a que finalice la conexión entre Murcia y Almería. Porque Granada corre el riesgo de quedar fuera del Corredor Mediterráneo. Por un lado ya está asegurado que llega a Almería y por otro Algeciras y Málaga tienen garantizada la salida por Madrid. Si los granadinos no reclamamos con fuerza pudiera suceder que nos quedáramos fuera del Corredor.

En el pasado pleno se aprobó por unanimidad una moción promovida por Unidas Podemos en el que entre otras cosas se reclama a nuestros parlamentarios que exijan partidas concretas en el presupuesto de 2023 para la conexión del Corredor entre Granada y Almería. Así como el avance definitivo en la conexión con Antequera. Porque el Corredor es imprescindible para Granada y es también la condición de posibilidad de la conexión ferroviaria con la Costa y el Puerto de Motril.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
Miguel Martín Velázquez

Asesor del grupo municipal de Unidas Podemos en el Ayuntamiento de Granada

Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand