jueves 21 noviembre
Opinión  |   |

Ahora sí

Nos sobran los motivos, como canta Sabina, para decir alto y claro que ahora sí. Ahora sí porque Ciudadanos ha quedado perfectamente retratado como el partido de la parálisis en la triple clave local, regional y nacional. En Granada están demostrando que no tienen proyecto más allá del yugo que les impone la Junta de Andalucía y que les obliga, sin más remedio, a vivir de la gestión que el PSOE de Paco Cuenca hizo en los tres años del mandato anterior. Un yugo que claramente deja fuera a las políticas sociales reduciendo, por ejemplo, las ayudas a los diferentes colectivos que están en esta causa. Una censura sin precedentes en esta ciudad, que arrincona a la educación limitando las visitas escolares a la Alhambra o dejando sin participación a los grupos políticos en los consejos escolares. Un rechazo inmoral a la sanidad pública contribuyendo al cierre del centro de salud de Castaño-Mirasierra o despreocupándose por la falta de personal sanitario en barrios singulares como el del Albaicín. Un partido, el naranja, que multiplica por cero a la cultura abierta a la ciudadanía llevándola a otros espacios exclusivos y excluyentes. Cuatro concejales de veintisiete, que cierran ludotecas y pabellones municipales donde habitualmente había una amplia participación de jóvenes y mayores.

Ya nadie se los cree. Será un partido que la historia identificará como el que murió estrangulado por su propio cordón a pesar de ser una formación encantada de conocerse. Granada y Andalucía ya son ejemplo de su cadena de despropósitos paralizantes. Ahora sí, no caigamos tres veces en la misma piedra.

Ahora sí porque del PP, en este momento disfrazado de lobo con barba de cordero, es más de lo mismo. En Granada ya han demostrado no estar legitimados para formar parte de ningún gobierno, y no lo digo yo, lo dice su propia dirección en Madrid. Un partido que apuesta por conservar sus sillones. Y si los naranjas es lo que diga Sevilla, los azules es lo que diga Madrid. Todo sea por la Diputación de Málaga, el gobierno de Murcia, el de Castilla-León o el de la Comunidad de Madrid. Ahora sí, porque este PP de la Gürtel, de Emucesa, del Serrallo o Nazaríes, son cómplices de la parálisis granadina, andaluza y nacional que ahora nos embarga.

Ahora sí, porque en Unidas Podemos siguen estancados en el añorado, soñado, imaginado, deseado y, a la postre frustrado, sorpasso. De aquellos barros, estos lodos. Ya, en aquella ocasión, su obsesión nos penalizó con tres años más de Rajoy. De nada les sirvió aquel peaje para que crecieran como partido. Hoy están más fragmentados si cabe con la irrupción de Errejón en la política nacional. De esto, en nuestra ciudad, también tenemos experiencia, donde Vamos Granada acabó como el Rosario de la Aurora, desapareciendo de la esfera local.

Ahora sí, por el PSOE ha demostrado ser un partido en el que se puede confiar y, lejos de acobardarse, sabe asumir su responsabilidad y compromiso con la ciudadanía. Asume con valentía dar el paso al frente necesario para que nuestros derechos y libertades no queden reducidas a la mínima expresión por el liberalismo, el conservadurismo y el fascismo que representan aquellos que saben ponerse de acuerdo en cinco minutos, aunque el teatro dure una semana. También tenemos el ejemplo en nuestra ciudad en la que, de manera similar a lo que ocurrió en el Gobierno de España, Paco Cuenca y el PSOE tiraron del carro quizá en el momento más complicado y, seguro, vergonzoso por el que hemos pasado. Pedro Sánchez lo hizo igualmente en el Congreso. Y tanto uno como otro, consiguieron sacarnos del vagón de cola en el que estábamos, ganándonos el respeto de propios y extraños, y haciendo de Granada y de España referentes internacionales de progreso.

Ahora sí porque el PSOE sigue demostrando ser siempre parte de la solución y nunca del problema. Siendo firme y no dando opción a ningún recorte al Estado del Bienestar. Porque educación, igualdad, salud, políticas sociales, empleo, cambio climático o la cohesión territorial son los pilares fundamentales que sustentan los 140 años de historia de un partido que ha sabido dar la cara, incluidos los momentos más difíciles de la historia reciente de nuestro país. Esto es una garantía que siempre debemos considerar y nunca despreciar.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
Jacobo Calvo

Secretario de Organización del PSOE de Granada capital y docente

Publicidad
Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Diseño Web La Sastrería