lunes 12 abril
Opinión  |   |

Así están las cosas

De cómo en Granada no hay talla política para defender los intereses de la ciudad lo evidencia el hecho, uno más, de que hace unas semanas se inauguró el Auditorio de la sociedad general de actores y editores (SGAE) en lo que conocemos como “La Isla de la Cartuja” de la ciudad de Sevilla situada entre dos brazos del río Guadalquivir, que ya cuenta con otras instalaciones culturales de la talla del Teatro Central, el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, el Auditorio Rocío Jurado, la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo y el Auditorio Box, entre otros.

No tengo que referir el sinfín de actividades culturales y de riqueza que genera esa apuesta clara por la cultura que hace la capital andaluza, de lo que me alegro y me da, lo debo reconocer, envidia sana, a la vez que me inunda la desesperación de cómo se nos escapan las mejores oportunidades para nuestra ciudad, a la vez que se sigue profundizando en el desequilibrio territorial, también en lo que podríamos llamar la industria cultural, que tiene una naturaleza estable con proyección de futuro, que permitiría a Granada ser referencia mundial por poseer una de las bases culturales más ricas y variadas del planeta, llena de contrates y que cuenta con una Universidad de prestigio reconocido que la sitúa, de momento, entre las 300 mejores del mundo (Shangai ranking), a pesar de los salvajes recortes púbicos destinados a I+D.

Digo lo anterior, porque es bueno recordar, siguiendo a García Román, que el Estado Moderno se inició realmente en Granada en el año 1492, sin embargo su V Centenario ha pasado más que desapercibido, de hecho si preguntáramos a los lugareños al respecto pondrían cara de no saber de qué se les está hablando, pues a diferencia de la Cartuja Sevillana revitalizada a partir de la Expo 92, en Granada no ha habido, en comparación, un chavico de inversión, es más para muestra un botón, hasta la SGAE cerró su delegación en Granada allá por 2016 y la trasladó a Málaga, ojo, el motivo de esa decisión no fue otro que Granada no solo ha perdido identidad cultural, sino que, es “una ciudad que carece de infraestructuras esenciales, no tiene AVE y cae lejos, con el agravante de que no dispone de terrenos, ni de empresas pujantes”, así se expresaron los representantes de la delegación granadina de la citada sociedad de autores y editores para fundamentar su apuesta por la Ciudad de la Luz, pero de ninguna manera debe entenderse que estoy provocando desencuentros, no, en absoluto, lo que quiero es llamar la atención, de que las personas que nos dicen representar no les importa nuestra ciudad, la verdad, es que no se sabe que es lo que hacen a parte de estar todo el tiempo echando la culpa al otro para así justificar su fracaso permanente.

Que cerrara la SGAE su delegación en Granada es un hecho que ha pasado desapercibido y, si me apuran, llego a pensar que hubo hasta quien se alegró, me refiero a ese grupo de familias a las que se refería el Profesor López Calera que han trabajado la filosofía esa que es mejor quedarnos como estábamos, en este caso, “sin greñud@s”. Ejemplos de esa desafección por la cultura para tod@s, de la que tanto hablaba y escribía García Lorca, hemos tenido cuando el anterior Alcalde de Granada no presupuestó las partidas imprescindibles para asegurar el festival rock del Zaidín desmarcándose de la financiación de los servicios de infraestructura, tan básicos como el de la limpieza, la seguridad, el alumbrado y el montaje.

El ninguneo a Granada debe terminar, no es solo una cuestión de política, es de dignidad y la cultura da mucha y de la buena, pero también genera inversión, mejora de las infraestructuras, atrae un turismo que da riqueza para tod@s, genera un empleo más estable. Es trasladar la política del cuidado a nuestra ciudad. Las cosas, por tanto, no tienen porqué ser como son ahora.

Salvador Soler García
Colaborador Ahora Sí

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería