miércoles 14 abril
Opinión  |   |

AVE ya

Si hay un tema recurrente en nuestra prensa y que acapara la atención de muchos, si no de todos los granadinos, es el del AVE, sobre todo cuando esta ciudad lleva tres años con la única conexión ferroviaria a Almería, algo insólito en la historia del ferrocarril en España.

¿Y es tan importante esto? Pues en primer lugar, teniendo en cuenta la importancia de Granada, mejor dicho del área metropolitana de Granada, es evidente, con más de medio millón de habitantes a los que sumar la provincia entera que preferiblemente lo utilizarían. Debe denunciarse que en los proyectos y planificación previa se contemplaba como siempre compatibilizar las obras con las circulaciones existentes, por lo que cierre apenas tiene paragón, haciendo impresentable esta desconexión.

La importancia económica en una ciudad turística de primera hace indispensable tener este tipo de transporte de calidad. El mercado de congresos, las relaciones de nuestra universidad y el tejido empresarial no se merecen esta situación tercermundista a la que nos ha conducido sobre todo una mala gestión y planificación en la llegada del AVE.

Como he defendido en anteriores artículos, debemos agradecer en primer lugar que una serie de decisiones a veces de dudosa estrategia nos den esta oportunidad. Sin la decisión polémica de llevar el AVE hacia el sur, a Sevilla y después a Málaga, difícilmente hablaríamos ahora de su llegada, sobre todo cuando áreas de gran pujanza económica, como las de la cornisa cantábrica, todavía esperan.

También hay que enterrar las críticas de su trazado. Es verdad que hay caminos más directos al centro peninsular, pero dificultosos y costosísimos por el relieve; por ello el ferrocarril entró primero en Granada por este mismo camino, pues solo con esta línea se aseguran hasta tres conexiones vitales para nuestra ciudad. En primer lugar a Madrid, y con ello a la mayor parte de la península: Barcelona, Norte… incluida Córdoba, supliendo así la deficiencia de su conexión por carretera. Pero es que también enlaza con Sevilla, la capital autonómica, y por ende con todo el occidente andaluz. También en una decisión muy acertada y muy poco ponderada es su enlace con Málaga, que sin duda será la conexión estrella. Según todos los estudios, esta conexión directa nunca existió, hecho inexplicable dada la importancia de consolidar el eje entre las dos mayores áreas del oriente andaluz.

Además, está previsto que esta línea en construcción se convierta en parte del Corredor Mediterráneo, proyecto ambicioso y, como veremos, indispensable para el desarrollo provincial, por lo que su defensa es prioritaria para nosotros. Esto inválida los posibles trazados alternativos. Por Moreda los tiempos difícilmente serían competitivos; no obstante, defendemos la necesaria reactivación de esa línea para ciertos servicios.

Antes de dar un repaso a la situación actual, debemos aclarar una serie explicaciones técnicas, pues circulan, tal vez interesadamente, unas ideas francamente erróneas en gran parte de la opinión pública. Veamos, ¿qué se puede considera como AVE? Pues, básicamente, una línea que permita en gran parte de su recorrido altas velocidades, entre 250 y 300 km/h.

En la adecuación actual del tramo de Loja, un pequeño tramo de unos 11 km (trazado original sinuoso) no tendrá esa característica de velocidad, pero en el cómputo de la línea esto supone solo entre 7 y 10 minutos de penalización, no olvidando que es una actuación provisional, hasta la realización futura de la variable. Pero eso no invalida la consideración de la línea como alta velocidad, ya que en la red actual hay varios tramos con estas limitaciones, como por ejemplo en la línea a Madrid, en Puertollano. El tema del túnel es otra controversia más o, mejor, una de las ultimas bazas esgrimidas para detener la puesta en servicio del AVE. Aunque se debe estar a expensar del informe y autorización de la Agencia de Seguridad Ferroviaria, es necesario aclarar que con una limitación importante de velocidad y dada la corta longitud del túnel, inferior a muchas composiciones, hace que se relajen mucho las exigencias técnicas y de seguridad.

También se dice que solo vendrá un tren inferior, un “avecillo”. El definirse como AVE no es cuestión de tipo de tren (hay varios modelos que alcanzan esas velocidades), sino de parámetros de vía y complementos, como tipo de electrificación y sistema de señalización. Con las características técnicas que se ha construido, nada impide que cualquier tren de alta velocidad de los que circulan actualmente por la red llegue hasta Granada. Tampoco es un hándicap el tener parte del trazado de vía única; eso solo determina el número posible de circulaciones. Además, si se incluye la línea como parte del Corredor Mediterráneo, se haría necesaria esta ampliación (toda la línea, salvo en los 11 kilómetros de Loja, tiene plataforma para doble vía).

Esta futura realización del ‘Corredor’ plantea sin dilación la construcción de la variante de Loja pero, una vez más, se debe de aclarar que tal vez sea posible estudiar opciones menos costosas e invasivas con la vega de Huétor Tájar. Curiosamente, se exige ahora la inmediata realización de los anteriores proyectos, siendo preciso recordar que este atraso es sobre todo imputable a anteriores administraciones bastante cercanas a quien ahora exigen su inmediata construcción sin analizar alternativas.

Tema aparte es lo referente a la integración del ferrocarril en la ciudad. Las actuales obras, por cierto de una lentitud inexplicable, supone una solución provisional pero que debemos también valorar y, sobre todo, dar opinión sobre ciertas mejoras en esos proyectos. Así, desde Ciudadanos hemos interpelado por la rehabilitación y embellecimiento de la antigua estación y la posible utilización, como zonas verdes y miradores, de los espacios que quedan libres en la estación y zona ‘puente de la Redonda’; también del posible uso cultural del antiguo vestíbulo de viajeros. Esto contrasta con el continuo torpedeo que ciertos movimientos llevan a cabo sin presentar alternativas o mejoras viables a corto plazo.

Estas acciones realistas, pues las obras ya están en curso, no nos desvían de nuestro propósito. ¿Y cuál es ese horizonte? Sin duda, la definitiva integración del ferrocarril en Granada, dando respuesta a las legítimas aspiraciones tanto de los vecinos afectados como del conjunto de la población granadina, siendo esta la verdadera beneficiada por la llegada.

Para afrontar la integración del ferrocarril se debe plantear desde el comienzo que puede haber nuevas e interesantes alternativas desde el respeto por los anhelos de que se soterre a su paso por la Chana por parte de muchos vecinos. Esta medida la defendemos pero siempre en el marco de todo un nuevo modelo urbano de la zona y con posibles opciones como la ‘tercera vía’ del Colegio de Ingenieros o la Estación en el camino de Ronda del ingeniero Canales u otras que se planten. Conviene recordar que el ferrocarril siempre ha pasado por ese lugar y en peores condiciones: tracción diésel, ruidos, etc. Además, los soterramientos ferroviarios actualmente son muy discutidos en ámbitos urbanísticos. Si hay alguna actuación verdaderamente prioritaria es, sin duda, desviar la entrada de la línea Moreda, que es la verdadera frontera urbana y, al unísono, la realización del Centro Logístico de Mercancías en la zona Mercagranada por sus importantes beneficios económicos.

Parece que se juega un partido entre quienes quieren denunciar todo, y a ser posible “impedir” la llegada, con el solo argumento de que si no se paran las obras estas serán permanentes y nunca se realizaran los proyectos que reivindican. Pero esto es condenar a la ciudad e incrementar los costes de estos atrasos. Plantearse ahora la prioridad de la variante de Loja y el soterramiento alargaría en varios años, la llegada del AVE. Aquí la postura de Ciudadanos es clara: el AVE ya. Y en el momento en que arribe al andén el primer AVE, sin dilación estudiar y ejecutar las posteriores fases. Pero no castigar a la ciudad con la pérdida de más beneficios y oportunidades.

En el otro lado tenemos a la administración central, que incompresiblemente atrasa estas obras, casi finalizadas, puede que por motivos electorales, y a lo que volvemos a decir AVE ya.

Ante los pesimismos bien o mal intencionados, que de todo hay, sobre la futura utilización o rentabilidad de este transporte, le debemos decir que la puesta en marcha del metro y su gran éxito ha demostrado que entre la ciudadanía y ciertos sectores políticos hay un abismo. Y lo curioso es que en este caso se invirtieron las posiciones. Pero nosotros en ambos casos mantuvimos la apuesta clara por su finalización y puesta en servicio. Ciudadanos, como siempre, aboga por el desarrollo de nuestra tierra. Decíamos Metro ya como ahora decimos AVE ya, y acertamos.

Nuestra apuesta es clara y a favor de la ciudadanía, no de inconfesables intereses electorales, y la apuesta no acaba en el AVE. En la cartera continúa toda una serie de propuestas por el ferrocarril en la provincia: la línea de alta velocidad con Almería, un cercanías Loja–Guadix, la reutilización de la vía de Moreda especialmente para mercancías… Y abanderaremos igualmente las dos reivindicaciones, a nuestro parecer más audaces: la realización a medio plazo de la línea Guadix – Baza – Lorca sobre la antigua vía cerrada por una decisión lamentable (y no se han pedido aun responsabilidades a esa decisión política) y, por último, la línea de Granada a Motril, auténtica reivindicación histórica que puede plantearse esta vez más oportunamente en el horizonte del Corredor Mediterráneo.

Jesús A. Salvador
Geógrafo - Urbanista

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería