viernes 21 enero
Opinión  |   |

Cabalgata sí, atención primaria no

Cuando hablas con sanitarios y médicos de familia han llegado a un nivel de hartazgo que solo pueden superar con la vocación de ser profesionales de la medicina, esa es su motivación, la de hacer realidad un servicio público esencial como es la sanidad, si bien, seguidamente se comprueba, así mismo, que han aprendido a convivir con la ansiedad de que no pueden hacer todo lo que quieren y están dispuestos a hacer, sencillamente, porque los responsables públicos de la Sanidad Andaluza no facilitan suficientes medios para evitar el colapso sanitario si no se adoptan las medidas y controles preventivos, pues para eso tienen adjudicadas todas las competencias en la materia. No solo basta con el pasaporte Covid-19 cuando la atención primaria está con el agua al cuello. Al mismo tiempo, y dada la situación se está produciendo una “huida” a las urgencias hospitalarias, lo que complica más la situación.

El Colegio de Médicos de Granada ha alertado que la tasa de la Covid-19 sube sensiblemente en nuestra ciudad, pero también “asegura que la sanidad andaluza no está preparada para afrontar una posible sexta ola tras los despidos del personal de refuerzo-COVID, siendo que situación de la atención primaria es crítica en Andalucía”. La respuesta del gobierno andaluz es que todo eso es culpa de la herencia recibida, simultáneamente se decidió no renovar a 8000 sanitarios los contratos de trabajo, aun cuando ya era más que previsible que las variables Covid-19 podían provocar un fuerte incremento de los contagios.

Que no se quiera asumir la responsabilidad de acordar las debidas decisiones tiene mucho que ver con la sentencia del Tribunal Constitucional y nadie se atreve a entrar en el fondo porque aquí se estaría muy cerca del estado de excepción y a ver qué bonito se atreve a pedirlo, siquiera a insinuarlo, dado que el estado de alarma, según la opinión mayoritaria de dicho Tribunal, no es la decisión correcta. Por el contrario, el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya ha ratificado las medidas anunciadas por el Gobierno de la Generalitat para controlar la pandemia, asumiendo así el papel de dirección política y de responsabilidad que como Gobierno tiene como consecuencia de tener transferida la competencia en Salud. En Andalucía eso es un espejismo y salvo la obligatoriedad de la mascarilla y el pasaporte Covid-19, hay barra libre.

En Granada, para las autoridades locales, parece como si el Covid-19 no existiera, cuando lo que cabe esperar es que el gobierno municipal actúe con la máxima diligencia y responsabilidad, esto conlleva la cancelación o la suspensión de los eventos públicos masivos, especialmente los que dependan de la competencia municipal, es el caso de la Cabalgata de Reyes o cambiar su formato. Hay que aprender de la experiencia y de los errores y estos no pueden volver a repetirse y los servicios sanitarios no pueden verse, de nuevo, desbordados, siendo que los datos son muy preocupantes atendiendo a los propias cifras dadas por el gobierno andaluz, publicados por la agencia Europa Press, “Andalucía ha sumado un total de 8.621 casos confirmados de coronavirus Covid-19 y seis muertes durante el fin de semana pasado, lo que eleva la tasa de incidencia a 391 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, 81 puntos más que el pasado sábado cuando la comunidad volvió al riesgo alto según el semáforo Covid-19 del Ministerio de Sanidad”.

Mientras tanto, la Comisión Covid-19 en Granada, totalmente inoperativa, lleva sin reunirse desde marzo, si bien, nuestro alcalde al salir de un acto con mayores en la Plaza de las Pasiegas y ser preguntado sobre si va a tomar alguna medida sobre la Cabalgata respondió que la vida debía seguir, por el contrario la Atención Primaria está colapsada y en plena sexta ola de contagios los centros de salud cierran por la tarde, lo que aumenta la carga hospitalaria que es donde precisamente no debe crecer. En conclusión, Cabalgata de Reyes Sí, Atención de Primaria No.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
Salvador Soler

Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrolado por La Sastrería