domingo 11 abril
Opinión  |   |

Catalunya: España

El Congreso de los Diputados rechazó la propuesta no de ley de Ciudadanos en apoyo del Gobierno, en contra del referéndum del pasado día 1 de octubre, que fue suspendido por el Tribunal Constitucional. Simultáneamente, grupos mediáticos de los que se autodenominan liberales ayudan a que el tono suba a límites similares a la intervención militar, son esos malos periodistas a los que se refería Karl Kraus como aquellos que están al servicio de la oscuridad, apoyando la confrontación desde la comodidad de su despacho con vistas y el plató televisivo.

Es ese tipo de periodista que se alinea con su amo y sin la más mínima percepción crítica y sin tener una idea la  expresa, incendiando. Para eso, hay falsos socialdemócratas que le sirven la idea en bandeja (Alfonso Guerra) que afirman “que en Catalunya hay un golpe de Estado”, en contraposición de lo que su propio partido reclama que: "hoy es más necesario que nunca abrir esa vía de diálogo”, en un escenario de reforma de la Constitución, que es de donde hay que partir para sentar las bases para alcanzar ese acuerdo. Fuera del marco constitucional no hay vida democrática y fue en este escenario donde se reconoció la riqueza plurinacional de España, lo que la Carta Magna llama nacionalidades y se pactaron los referéndum que hicieron posible los Estatutos de Andalucía, Catalunya, Euskadi y Galicia.

Recientemente se han publicado varias encuestas (Metroscopia) que vienen a coincidir en que “un 82% de catalanes son favorables de que se celebre un referéndum pactado y plenamente legal. A su vez, el 61% de los catalanes considera que el referéndum del 1 de octubre no es válido”, esto me lleva a afirmar que la forma de afrontar políticamente la situación en Catalunya, es con más democracia. El derecho a decidir es algo tan importante que no se nos permite usarlo de clínex. Catalunya tiene ese derecho, como en su día lo ejerció el pueblo andaluz, la diferencia ha sido que en Andalucía el referéndum se pactó democráticamente con el Estado tras la gran movilización del 4 de diciembre de 1978 y su resultado se respetó, lo mismo respecto de las posteriores reformas del Estatuto.

No ha pasado lo mismo con el Estatut de Catalunya, que fue aprobado por el Parlament por gran mayoría, votado por la ciudadanía catalana, que es donde reside la soberanía popular y ratificado por el Parlamento español, su resultado no se aceptó por el PP; el Tribunal Constitucional lo tumbó y, de aquellos barros estos lodos. Defender la Constitución implica defenderla democráticamente, no a golpe de autoridad y de sentencia, los tribunales españoles no pueden decidir el modelo de Estado, ni son parte en ninguna negociación, por tanto, hay que recuperar la participación del Parlamento español, el Parlament català y el cuerpo electoral de Catalunya.

Rechazo cualquier forma de independentismo. Respeto a quien defiende esos proyectos políticos respetando la legalidad constitucional. Esto brilla por su ausencia en las decisiones tomadas por una parte del parlament català. Efectivamente, una minoría de diputados ha impuesto la celebración de un referéndum sin que existiera el debido consenso con una mayoría cualificada, para luego hacer una suerte de declaración unilateral de independencia mediante una consulta no pactada para, sorprendentemente, suspenderla reclamando una vía de diálogo. Habría que aprovechar el momento y hablar.

En el otro extremo está el nacionalismo del Partido Popular. Los polos se tocan, mientras en España la banca se salva de pagar la deuda al Estado, los salarios y las relaciones laborales están desregulados, precarizados, el desmantelamiento de los servicios públicos continúa a través de la externalización y la corrupción dirige nuestro país y, en Granada un plan de ajuste pasa desapercibido, en el que se prevé una subida de impuestos y más recortes para la ciudadanía.

Salvador Soler García
Colaborador Ahora Sí

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería