jueves 25 julio
Opinión  |   |

Compromiso y solvencia, Puentedura Suma

Corren tiempos de superar las barreras de las siglas. Yolanda Díaz lo está demostrando a nivel nacional, con una propuesta consciente de que los partidos son necesarios para dar estructura al movimiento, pero consciente también de que el protagonismo lo tiene que tener la ciudadanía. La organización de la izquierda y de progreso del futuro está por construir. Y en estos momentos de transición, las fuerzas que aspiramos a cambiar las cosas, y no meramente a la supervivencia orgánica, lo que tenemos que hacer es sumar, sumarnos, ceder. Mantener las siglas propias en segundo plano y crear plataformas amplias donde mucha gente pueda sentirse acogida y representada.

Mañana comienza la campaña de las elecciones municipales 2023. Hace dos meses que me plantearon el servicio de coordinar esa campaña en Granada capital. Todo un reto si tenemos en cuenta factores como la escasez de medios que caracteriza a las organizaciones de la izquierda y lo difícil que iba a resultar hacer trabajar juntas a seis organizaciones distintas, aunadas en una coalición inédita: Granada Unida. Máxime cuando tres de esas organizaciones venían de competir en las anteriores elecciones municipales, a las que nos presentamos por separado. El reto es enorme, el trabajo también lo está siendo. Pero valía la pena por dos motivos. El primero, porque este proyecto de Granada Unida responde al espíritu de sumar que es la mayor esperanza de la gente trabajadora de este país. El segundo, porque la persona, elegida por consenso, para ponerse al frente de este movimiento, es Paco Puentedura.

Cuando hace meses se reunió la militancia de Izquierda Unida para proponer una persona como candidata a la alcaldía, Puentedura vino con varios nombres para sustituirlo. La respuesta que recibió en aquella asamblea de manera prácticamente unánime fue que le tocaba volver a ponerse al frente y repetir como candidato. No podíamos desperdiciar el bagaje de solvencia y compromiso que Paco ha atesorado en estos años.

Solvencia, porque mucha gente puede dar un discurso, defender una propuesta o dar una rueda de prensa. Sin embargo poca, muy poca gente, tiene en la cabeza tanto la organización y posibilidades del ayuntamiento como las necesidades de la ciudad. Paco, lo saben todos los granadinos, representa unas ideas que gustarán más o menos, pero sería un alcande absolutamente solvente al que jamás se le pasaría una convocatoria de subvenciones, ni se le olvidaría el compromiso hecho con un barrrio, ni le faltaría mano izquierda para acabar obteniendo en Sevilla, en Madrid o en Bruselas las inversiones y proyectos que Granada necesita para avanzar.

Compromiso, porque en estos años de presencia en el consistorio granadino, Paco ha entregado los mejores años de su vida a esta ciudad. A veces dejando pasar oportunidades políticas o laborales por las que otros habrían saltado rápido a “más altas metas”. Pero Paco tiene un compromiso con Granada que está muy por encima de sus intereses personales.

Las gentes de IU queríamos ofrecer a la confluencia el mejor candidato posible y no había duda de quién era esa persona. Afortunadamente, los estatutos de Izquierda Unida en su artículo 54 ofrecen, en situaciones extraordinarias como esta, la posibilidad de aprobar la prórroga de personas que por su especial valía, se estime oportuno que repitan en tercer o sucesivos procesos electorales. Hacía falta un 75% de los votos. Paco obtuvo un 94%. La explicación: la que intento dar en este artículo.

Ahora que empieza la vorágine de la campaña, agradezco a Vamos Granada, a Más País Andalucía, a Verdes Equo, a Iniciativa del Pueblo Andaluz y a Recortes Cero, las fuerzas que forman la confluencia, la doble confianza que han puesto en Paco como candidato y en mí como coordinador de campaña. Además, y de forma adelantada, quiero agradecer a las granadinas y granadinos que estén pensando en entregar su confianza y su voto a Granada Unida. Ellas y ellos también son Granada Unida, porque con ese nombre no queremos reflejar tan sólo la confluencia de nuestras fuerzas políticas, sino también el espítitu de unidad que necesita esta Granada nuestra para solventar con éxito su futuro. Unidad, para que el soterramiento de las vías del tren, terminar con los cortes de luz, proteger el patrimonio histórico, salvar la vega o dar larga vida al festival de rock, dejan de ser causas particulares de La Chana, el Distrito Norte, el Albayzin, el Distrito Ronda y el Zaidín. Para que, como una Granada Unida, por encima de barrios e ideologías, construyamos la ciudad que soñamos.

Gracias Paco.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
Manuel Morales

Director de Campaña de la confluencia Granada Unida

Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand
https://ahgr.es/?p=229368