jueves 22 abril
Opinión  |   |

Con Luis Salvador, Granada no funciona

El alcalde de Granada, Luis Salvador, demuestra con hechos objetivos que su gestión apunta claramente contra los intereses de nuestra ciudad. Así de claro y sin medias tintas. Y no es una interpretación subjetiva. Son datos objetivos basados en evidencias incontestables.

Por empezar por lo más reciente, Granada está ahora mismo fuera de los fondos europeos de rescate “Next Generation”. Esto significa, en román paladino, que nuestra ciudad quedará en el furgón de cola durante lustros ya que, una vez venzamos a la COVID, perderemos la oportunidad de renacer. Esta oportunidad no la ha perdido ninguna gran ciudad andaluza ni española. Tampoco los más de doscientos municipios que han presentado sus proyectos en tiempo y forma. Granada tiene innumerables necesidades que Luis Salvador y Partido Popular parecen desconocer a la prueba de los proyectos presentados que alcanzan la terrible cantidad de cero. Sí, como leen.

Por poner algunos ejemplos, los fondos europeos permitirían a la ciudad mejorar la conexión entre los barrios ampliando el metro; crear de una red de centros de formación y empleo en cada distrito; ampliar el PTS, atrayendo a empresas del sector biosanitario; apostar por un parque empresarial en torno a la inteligencia artificial; rehabilitación sostenible de edificios y viviendas en todos los barrios; o renovar la flota de transporte urbano colectivo no contaminante… En definitiva, una importante transformación y modernización de la ciudad que supondría generar nuevas profesiones en torno a la ciencia y a la investigación, así como una oportunidad para la creación de miles de puestos de trabajo necesarios para ejecutar esta importante inversión que Granada necesita.

Para continuar, nos quiere dejar fuera del Corredor Mediterráneo. Mientras las instituciones, agentes sociales y económicos de Granada y su provincia llevan años trabajando para que se den las inversiones necesarias para nuestra conexión ferroviaria con Europa, Luis Salvador no cuenta con nadie y se posiciona a favor del Corredor Central, cerrando la puerta a una importante oportunidad de crecimiento que nadie, en su sano juicio, se atrevería a hacer en contra de los intereses de los granadinos y granadinas. El señor Salvador lo ha hecho.

También dejará a Granada sin la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP). Creará un Instituto de Salud con sede en Sevilla. Nos quedaremos sin uno de los emblemas de nuestra ciudad que tanto bien está haciendo en beneficio de la salud pública. Es incomprensible, dado el contexto de pandemia actual, que en lugar de apostar claramente por la investigación y por el apoyo a tantísimos profesionales que contribuyen a que nuestro personal sanitario esté al máximo nivel de cualificación, opte por esta nefasta decisión, solo por contentar a Juanma Moreno. Por si no lo sabe el señor Salvador, la magnífica respuesta de la sanidad pública a la pandemia en Andalucía no es por casualidad. La EASP ha tenido mucho que ver. El apoyo a la sanidad pública no se hace inaugurando monumentos en rotondas, se demuestra apostando e invirtiendo en ella.

Mientras tanto, una decena de barrios granadinos sufren cortes de luz a diario. El señor Salvador ha decidido ponerse de parte de ENDESA y ser el primero en defender sus intereses en perjuicio de las miles de familias granadinas afectadas. Es inconcebible que el alcalde de nuestra ciudad esté más preocupado por la rentabilidad de la multinacional eléctrica que por los vecinos y vecinas que pagan sus facturas y, día tras día, se quedan sin luz para cocinar, teletrabajar, resistir al frío o estar conectado a un respirador. Es increíble, pero cierto. Más de 20.000 personas pueden corroborar este comportamiento frívolo de un alcalde que ni está ni se le espera.

Me quedo sin líneas para seguir enumerando tanto despropósito. Granada tiene el peor alcalde en el momento más difícil que nos ha tocado vivir. Ha dejado tirado a comerciantes, hosteleros, al sector de la cultura, a los centros educativos o la seguridad en los barrios, por citar algunos ejemplos. Nos pone, un día sí y otro también, a los pies de los caballos de la pandemia con excéntricos y ridículos discursos, vacíos de contenido. No lo digo yo, lo dice su nula gestión, la ciudadanía, los hosteleros, los comerciantes… Granada es un clamor contra un Luis Salvador que le da la espalda de manera continuada. El todavía alcalde ha perdido el poco crédito que le quedaba.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
Jacobo Calvo

Secretario de Organización del PSOE de Granada capital y docente

Publicidad
VITHAS LA SALUD
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería