sábado 17 abril
Opinión  |   |

Donde reina la honradez se hacen innecesarias las reprobaciones

Vivimos tiempos donde la política se encuentra desajustada entre lo que se dice y lo que se termina haciendo; tiempos donde la palabra se da pero no se cumple; tiempos donde se firman unos compromisos que condicionan una alcaldía pero se pisotean. Vivimos tiempos donde los valores se están sustituyendo por campañas publicitarias y donde la pérdida de credibilidad aumenta el grado de autoritarismo, llevando a ignorar al resto de fuerzas políticas que representan a la ciudadanía.

La falta de responsabilidad social resalta a aquellos políticos que hacen de un servicio público vocacional un modo de vida y, lo peor, una forma de vivir. Se olvidan de que, al igual que un padre debe ser ejemplo de valores para sus hijos, ejemplo de comportamiento y de actitud; un cargo público debe representar la ciudad con ejemplo de decoro, de gestor de los recursos de sus ciudadanos, prestando los mejores servicios al menor coste posible estirando cada céntimo en mejora de la ciudad, creando oportunidades y, sobre todo y ante todo, debe representar la honradez, algo que algunos parecen haber olvidado e ignoran, síntoma que se da cuando la ambición y el poder supera la vocación y el compromiso, valores que debemos recuperar por el bien de nuestros hijos.

El viernes pasado fuimos testigos de un PSOE representado por Paco Cuenca, alcalde de Granada, que acrecentó esa pérdida de credibilidad de la política y de sus representantes, incumpliendo aquello que firmó y a lo que se comprometió como condición para acceder al sillón que tanto anhelaba. Un documento donde no cabe más interpretación que la que existe, salvo que se quiera jugar a los trileros; donde lo obvio y lo evidente se ve reflejado en su primer punto y defenderlo pone de manifiesto cómo algunos se esfuerzan en complicar lo sencillo, algo tan simple como un compromiso claro a llevar a cabo y que desobedece. El PSOE mira hacia otro lado permitiendo que Paco Cuenca pueda seguir utilizando una institución como es el Ayuntamiento de Granada para fines personalistas y partidistas, lejos del tan repetido interés general de los ciudadanos e ignorando así por completo a la sociedad granadina.

La actitud que ha llevado Paco Cuenca ha sido la de ocultarse y tratar de esconder un documento anticorrupción firmado como condición para ejercer de alcalde, al igual que los niños huyen de sus padres cuando rompen un plato de la vajilla. Un comportamiento infantil que le convierte en un político pequeño en una ciudad grande como Granada, un político pequeño donde se necesitan políticas de altura para recuperar un terreno que día a día hemos ido perdiendo frente a nuestros vecinos, que lejos de envidiarles hay que superarles con acciones. Es necesario llevar una política donde la raíz no esté en la oposición a otro al que se le considera enemigo, sino que debemos vernos como aliados en una ciudad que necesita de menos peleas y más puesta en común.

Cuando se acusa a Ciudadanos de ser muleta del PP, y más tarde muleta del PSOE, es la negación de lo evidente; es el intento de engañar de quienes pretenden hacer política pequeña y sustituir los proyectos por campañas publicitarias. Ciudadanos demuestra no sólo no ser muleta de nadie, sino palanca de cambio, palanca de empuje de algo tan necesario como es la necesidad de planificar, de ejercer responsabilidad y de manifestar con hechos lo que se dice de palabra.

Somos muchos los que decidimos dar un paso, dejar momentáneamente la vida civil para formar parte de esa palanca que ponga a Granada donde merece, que coloque a Granada donde le corresponde. Somos muchos, y cada día más, los que hacemos palanca para que la bola de nieve comience a rodar. Somos muchos los que entendemos la política como propuesta y no como protesta, los que entendemos que la oposición al otro se hace por políticas erradas y no por considerarlo tu enemigo, los que entendemos que una ciudad como Granada requiere de políticas grandes donde la raíz sean los valores y no las campañas publicitarias, los que estamos convencidos de que juntos somos más fuertes.

Hoy, lamentablemente, contamos con un alcalde “imputado” y “reprobado”…

Manuel Olivares

Portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Granada

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
VITHAS LA SALUD
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería