domingo 11 abril
Opinión  |   |

Granada '16O': Fusión hospitalaria y Chomsky

articulo-daniel-arias-aranda

Más de 40.000 personas se manifestaron el pasado 16 de octubre en Granada y otras tantas de nuevo el pasado 5 de noviembre contra la fusión hospitalaria, que sitúa diferentes especialidades médicas en dos hospitales a más de 7 kilómetros de distancia. El problema viene de lejos, cuando el gobierno andaluz decide en 2012 que, en lugar de que Granada cuente con un nuevo hospital en el Parque Tecnológico de la Salud, se trasladen allí tan sólo algunas especialidades dando lugar a la lamentable situación actual.

Los granadinos están (estamos) en contra de un modelo que no se ha implantado en ninguna otra ciudad andaluza y que, además, se ha convertido en un fracaso dado el inmenso número de quejas que ha generado tanto por parte de pacientes como de personal sanitario. No obstante, el gobierno andaluz, a la vista de tales cifras de quejas y de manifestantes sigue defendiendo este modelo hospitalario. Los argumentos podrían calificarse de infantiles y se basan en afirmaciones como “la sanidad granadina cuenta con ‘el mejor modelo’” o “que ‘ganen todos, los profesionales y sobre todo los ciudadanos’ y convertir así a Granada en ‘referente en el ámbito de la salud’". Noam Chomsky, uno de los filósofos norteamericanos de referencia y profesor del MIT, cita entre las diferentes estrategias de manipulación de las masas, el dirigirse a la población como si fueran estúpidos (o si prefieren, criaturas de poca edad, inocentes y naives). Además, tales afirmaciones incitan, siguiendo a Chomsky, a que la población acepte la mediocridad con complacencia (es lo que hay, pensarán muchos, y no hay nada que se pueda hacer). El mensaje adicional lanzado desde Sevilla de “dar un paso atrás no es la solución” trata de fulminar cualquier atisbo de cambio e intenta reforzar el sentido de culpabilidad de los granadinos quienes podrán ser calificados de “retrógrados” si se movilizan para cambiar el modelo.

Estas estrategias Chomskynianas (y otras) se llevan utilizando desde el centralismo del gobierno andaluz con las provincias periféricas y es justo reconocer que han funcionado. Las últimas manifestaciones en Granada han sido una excepción ante una población que no se ha caracterizado por defender sus derechos ante el abandono por parte de la Junta de Andalucía. Las siguientes estrategias de Chomsky muy probablemente serán la distracción y el diferimiento. Por un lado, los gobernantes tratarán de desviar la atención hacia otras cuestiones mucho menos relevantes para el ciudadano, pero más significativas para ellos. Además, llamarán a filas a aquellos cargos del partido del ámbito local para que apoyen la nueva estrategia. Así gradualmente se va imponiendo el argumento de que “el futuro será mejor” hasta que la población asuma la situación y se refuerce el ya mencionado principio de la aceptación de la mediocridad.

El cambio de paradigma siempre es una carrera de fondo. Se han recorrido los primeros 1.000 metros de una maratón y queda mucho camino por delante. No obstante, Granada ha hablado claramente en la calle y su voz no puede ser obviada. Hasta Chomsky lo vería claro.

Daniel Arias-Aranda
Catedrático de Organización de Empresas de la Universidad de Granada

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería