sábado 17 abril
Opinión  |   |

La tromba

Me voy a tomar licencia para opinar al respecto del magnificado “escándalo” a resultas del “casoplón”, según concepto del columnista Antonio Cambril, que se han comprado Pablo Iglesias e Irene Montero. A tal efecto, parece que, a primera vista y a razón de algunas interpretaciones que se han volcado en tromba por determinados “comentaristas” y medios, las personas que tienen un origen humilde que deciden participar en política no pueden abandonar esa vida precaria aún cuando como resultado de su trabajo honrado puedan prosperar, si de vivienda de pobres pasan a una mejor vivienda, el resultado, según esas voces, no puede ser más que interpretado que no viven como predican.

Dicho con todo respeto a todas las opiniones que así piensan o son críticas al respecto, la exposición que hacen del asunto parece más una táctica a sabiendas desproporcionada para desprestigiar personalmente, convirtiendo en afrenta pública una decisión del ámbito privado.

Que se sepa Pablo Iglesias e Irene Montero no han robado, ni especulado, ni obtenido favor alguno para lograr algo a lo que tienen derecho si es con su patrimonio obtenido honradamente y eso no significa que estén traicionando ningunos intereses de los que representan. Pongo un ejemplo: mi compañera y yo nos compramos una vivienda familiar para iniciar nuestra vida en común y donde hemos criado a nuestras hijas, que en su día nos costó 1.800.000 pesetas de aquel tiempo, tuvimos que pedir préstamo hipotecario que ya hemos pagado. Esa vivienda hoy podría valorarse ahora en unos, aproximadamente, 150.000 euros, si pensamos en venderla y pedimos un préstamo de, pongamos, de otros 150.000 euros y los invertimos en otra vivienda, para dos, de 300.000 euros en La Caleta, o San Lázar, o en la Gran Vía de Granada o Plaza Nueva o Recogidas o Puerta Real, o en la calle María Teresa León (zona norte), que es lo que vale una vivienda, como mínimo en esas lugares, siguiendo la lógica del tremendismo, no puede ser más que tildada como traición de clase si se me ocurre presentarme y ser elegido por una organización política no convencional, aún cuando, mi compañera y yo llevamos trabajando 80 años, entre los dos, en los que nuestros ingresos solo son resultado de nuestro trabajo honesto.

Tampoco faltan voces teóricamente amigas del llamado sector Anticapitalista que se unen voluntarios al coro tremendista, no es la primera vez, ya lo hicieron cuando se planteó la independencia de Cataluña, cuando la Organización a la que pertenecen tiene un discurso y proyecto contrario a las tesis separatistas. Estas cosas desgastan y crean incertidumbre, cuando no, denotan, por quienes las desarrollan, insolvencia política.

Con este escenario se convoca una consulta, en mi opinión excesiva y desmesurada, aunque nadie les puede negar valentía, para que las personas inscritas en Podemos decidan sobre la continuidad o no de Pablo Iglesias e Irene Montero, que tiene su origen en una decisión que afecta al ámbito exclusivamente privado. Cabe señalar que aquí nadie hace, ni siquiera, atisbo de dimitir o poner su cargo a disposición aún cuando el “partido político” que dirigen está lleno de personas corruptas, siendo la propia estructura partidaria una organización que sirve de instrumento de corrupción y enriquecimiento personal a costa del dinero público, de lo que tenemos concreto reflejo en nuestra ciudad, con el procesamiento de todo el grupo municipal del Partido Popular y del que fue alcalde en el Ayuntamiento de Granada, por presunta corrupción urbanística, sin que podamos olvidar el fiasco del Gobierno Andaluz en el procedimiento del “caso Nevada”, en el que ni siquiera compareció el Abogado de la Junta de Andalucía. Esas costas nos caen de plano a l@s granadin@s, vamos, para reventar y no echar gota.

En definitiva, el todo vale para derribar al contrario no vale, hasta para eso hace falta ética, buenas formas y coherencia. El escarnio al oponente no es el método. La crítica política, si es democrática, es profunda, motivada, no es encarnizada.

Salvador Soler García
Colaborador Ahora Sí

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería