viernes 3 diciembre
Opinión  |   |

La vida ha vuelto a Granada

Creo que, a pesar del profundo peso que la huella del Covid ha dejado (y va a dejar) no solo en nuestra memoria, la normalización de esta anormal situación y, de manera especial, el freno que las vacunas han supuesto para la expansión de este virus, nos lleva a concluir eso, que la vida ha vuelto a Granada. Solo hay que verlo en las calles del centro, de nuevo abarrotadas de personas que, ávidas de normalidad, han tomado la vía pública como revancha; también lo apreciamos, sin duda alguna en las terrazas de los establecimientos hosteleros que, como siempre, son el mejor termómetro de la actividad de cualquier ciudad que, como sucede con Granada, hace de un bar casi un santuario. Ya lo decían aquéllos “bares, qué lugares”.

Pero también lo vemos en la recuperación de la vida cultural en Granada. La nuestra es una ciudad de calle. No hay mejor museo ni espacio público para el desarrollo de cualquier actividad, sobre todo la cultural, que la calle. El binomio que forman un paisaje único con la capacidad creadora imparable que atesora Granada, hace de la ciudad un museo sin paredes abierto a la creación de todo tipo. También es verdad que, junto a la erradicación de las fases más virulentas del bicho, hay que encontrarse con gente capaz de entender que Granada es eso, un espacio cultural en sí mismo. En el Ayuntamiento se tiene claro y, todo hay que decirlo, la debilidad del virus se ha visto acompañada de la fe inquebrantable de un equipo de gobierno en el Consistorio que cree que la ciudad es el mejor contenedor cultural posible, frente al modelo de otras tan respetable como poco creíble.

La Feria del Libro ha sido un ejemplo de todo esto. A pesar de las incertidumbres, el público ha convertido a la cita librera en un auténtico éxito de ventas con un efecto expansivo que se notaba a varios cientos de metros a la redonda del eje Salón – Fuente de las Batallas. La cita, que además se ha visto enriquecida con esa panoplia de nuevas librerías que han visto la luz, curiosamente, en plena pandemia, y que han aquilatado la oferta librera ((Inusual, Tremenda, El Tiempo Perdido...) de una Granada que lleva a gala ser ciudad de escritores, ha servido para certificar que esta es una Ciudad de y para la Literatura, algo que la UNESCO reconoce y que los granadinos constatamos de manera fehaciente.

Y la Feria no ha sido la única cita. Después llegó el Festival Internacional de Poesía, con sus citas tradicionales y enriquecida este año con la entrega, por parte del Ayuntamiento, del Premio Internacional de Poesía 'Federico García Lorca' a Yolanda Pantin, que el año pasado se quedó en las vitrinas por culpa del confinamiento y la cuarentena. Y junto al FIP, el Salón del Cómic, con casetas llenas de nuevo de gente muy joven, disfrazada o no, dispuesta a acreditar que el crecimiento y la expansión de este arte no es una moda pasajera, sino que constituye una industria muy importante, que cuenta en Granada con una enorme potencia y que, además, ha sido respaldada por el Gobierno de España hace muy poquito.

Y después del FIP y del cómic, el Granada Noir, donde de nuevo nos damos cita con escritores de primer nivel, no solo en el centro, sino también en los barrios, que allí también tienen derecho a disfrutar de una programación cultural que se expande de manera imparable por toda la ciudad, permitiendo que las bonanzas de la recuperación salgan de ese cinturón tradicional que en esta ciudad se comprende a escasos metros al rededor de la Fuente de las Batallas.

A esta panoplia de explosión cultural podemos añadir también la de la música en directo, en calles, en plazas, en bares, o en espacios más grandes y con mayor capacidad: Cortijo del Conde, Palacio de los Deportes, teatro del Generalife o Plaza de Toros han sido cuatro espacios que, en menos de un mes han dejado muy claro el mensaje de que en Granada, ciudad de música y ciudad de músicos, la música se repone y se rehace también en tiempos de postpandemia.

Detrás de todo esto hay motivos para cierto optimismo. Esta actividad, toda esta oferta cultural que cuenta con un buen respaldo público, especialmente del Ayuntamiento, es la base para que Granada, en solo unos meses haya recuperado las cifras de visitantes nacionales previas a marzo del 2020, lo que significa, ni más ni menos, el crecimiento y la recuperación del empleo, algo tremendamente necesario para encarar el presente y el futuro inmediato con garantías, al menos con algo más de oxígeno en los pulmones, ya a punto de explotar de tanta gente a la que habían bajado la persiana de su pervivencia y sin plan B a la vista.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
Juanjo Ibáñez

Periodista

Publicidad
Navidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería