domingo 11 abril
Opinión  |   |

Los jartibles

¡Qué jartibles que sois las feministas! Y con esa sensación de ¿seré yo? respiro antes de contestar al señor que me ha interpelado al matizar que, en su documento, el lenguaje inclusivo brilla por su ausencia.

Lo que no se nombra no existe. Invisibilizar a la mitad de la población mundial no es fácil, aunque muchos ponen gran empeño en ello. En el encuentro municipalista celebrado este fin de semana en Bormujos (Sevilla) hemos podido intercambiar ideas sobre la perspectiva de género y las políticas locales.

“¿Quién se habrá creído que es la tía esa?” En 2015, solamente el 19,1% de las alcaldías estaban ocupadas por mujeres: 1550 frente 6570. Llegar a ocupar puestos de responsabilidad y mayor visibilidad en política no es tarea fácil para las féminas. El liderazgo “per se”, la presencia pública, la jerarquía, la imposición son componentes tradicionalmente asignados al rol masculino, aspectos que muchos creen imprescindibles para una buena gestión; en el otro extremo, la cooperación, el trabajo en red, los cuidados, la negociación son valores habitualmente identificados con el rol femenino ¿van estos a tener cabida en el espacio de “confrontación” política?.

He ahí una de las claves, por la que el feminismo aún no ha calado en nuestra sociedad: Confrontar en lugar de construir, competir en lugar de cooperar; y en tanto buscamos las claves para esta transición, las mujeres son invitadas a asumir concejalías “propias de su género”: servicios sociales, mujer, igualdad, salud, mientras que las concejalías que gestionan el presupuesto y por ende la vida municipal se la quedan los hombres: Hacienda, economía, empleo, infraestructuras... Por supuesto que siempre hay excepciones, y en Granada tenemos muchas, pero son eso, excepciones.

“¡Déjala, que estará con la regla!” Argumentos fáciles y chabacanos con tal de no asumir que están equivocados, que no tienen toda la razón. El descrédito como arma frecuentemente utilizada en la “confrontación política”. Dicen que se están implantando programas de sensibilización, coeducación...¿Sabíais que la mayoría de los planes municipales de igualdad no llevan asignada una cuantía presupuestaria? ¿Cómo se van a implementar las propuestas? En muchas ocasiones, solo es un documento más que los ayuntamientos tienen que tener para aparentar su lado feminista.

Se inventaron el mainstreaming, la transversalidad de la perspectiva de género en las políticas públicas, pero se les olvidó creérselo. Sin financiación todo se queda en bonitas palabras. Si las propias concejalías de igualdad no disponen de suficientes recursos, el presupuesto para hacer actividades conjuntas entre concejalías es prácticamente nulo. Pretender fomentar el deporte  femenino sin asignación económica específica se convierte en una utopía: “Con el poco dinero que tengo ¿cómo me lo voy a gastar para que cuatro chavalas se entretengan? Los chicos están bien situados en la clasificación.”

Para 2017, el ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha unos presupuestos con perspectiva de género que incluyen medidas como la Inclusión de cláusulas de igualdad en los contratos, convenios y subvenciones; el desarrollo de programas de coeducación, la elaboración de un plan de actuación en las áreas de salud, seguridad y emergencias para incrementar la seguridad en todos los barrios de la ciudad durante la noche, con la finalidad de facilitar la autonomía y movilidad de las mujeres; o la puesta en marcha de un Itinerario por el patrimonio cultural de la ciudad, que tenga como protagonista a las mujeres.

Si se quiere se puede. La clave está en que incluir la perspectiva de género en las políticas municipales para hacer del feminismo una forma de vida, implica no sólo diseñar iniciativas, sino dotarlas de presupuestos, implementarlas y evaluarlas. Es fundamental que dispongan de un marco de desarrollo transversal, que llegue a todos los ámbitos de la vida cotidiana en nuestros pueblos.

Pronto llegará el 25N. Los días conmemorativos que tienen como protagonista a la mujer comienzan a sentirse como un estigma más que como algo reivindicativo. Las pesadas, las jartibles que lo complican todo. Y nosotras no somos esas. Nosotras buscamos la igualdad y queremos eliminar los privilegios que la cultura patriarcal regala a los hombres. Esas somos nosotras, incansables trabajadoras que construyen una vida mejor.

Leticia García Panal

Concejal de Imagina Nívar 

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería