domingo 11 abril
Opinión  |   |

Plan para la reconstrucción de Granada

La crisis sanitaria provocada por el Covid-19 ha ido haciendo familiares muchos conceptos que, hasta ahora, eran desconocidos para la mayoría de la población.

Así hemos podido conocer que cuando el ministro de Sanidad mencionaba los EPIs no se estaba refiriendo a un conocido guiñol, sino que aludía a los Equipos de Protección Especial que debían usar los trabajadores en sus centros. Hemos aprendido que aplanar la curva era vital para llegar a la desescalada y todo ello con el horizonte de la “nueva normalidad”. Con todo ello, las distintas administraciones han ido diseñando un conjunto de medidas para hacer frente a los múltiples problemas que se nos venían encima.

En mi última columna en este mismo medio, afirmaba que Granada no se merecía el alcalde que preside nuestro Ayuntamiento. Y no se trata de que haga esa afirmación por las lógicas diferencias políticas que podemos tener, sino por el hecho de que en la dramática situación que vivimos se haya limitado a mantener una actitud de pasividad que raya lo desesperante. Insisto que no es una conclusión apresurada. Más al contrario es un hecho que puede contrastarse fácilmente ojeando las iniciativas y decisiones adoptadas por otros ayuntamientos, incluidos también los que tienen el mismo color político que el de Granada. Podrá comprobar que el nuestro está a la cola en cuanto a iniciativas.

Ante esta pasividad, desde el comienzo de la declaración del estado de alarma, el Grupo Municipal Socialista se puso a trabajar con colectivos y asociaciones de la ciudad para ver cuales eran sus necesidades y hacer un diagnóstico de los distintos problemas con los que se iba a encontrar nuestro municipio cuando se anunciara la desescalada. De esa manera se han mantenido reuniones mediante plataformas telemáticas con sindicatos, asociaciones de empresarios, Cámara de Comercio, colectivos vecinales y sociales, etc.

El diagnóstico es un elemento indispensable y base para la elaboración de alternativas y propuestas. Uno puede encerrarse con su bola de cristal y ponerse a pensar de forma concienzuda para hacer cábalas y, seguro, que llega a conclusiones. Es una forma de diagnosticar. Pero no se podrá negar que si en lugar de es, se dialoga con quienes son los representantes sociales en Granada se comparten opiniones, se escucha y se recogen propuestas, se estará en mejores condiciones para formular alternativas a la situación por la que estamos atravesando.

Ese ha sido el trabajo del PSOE de la ciudad y de las personas que componemos el Grupo Socialista en el Ayuntamiento. Y fruto de esos encuentros es el Plan de Reconstrucción de Granada que presentó a principios de esta semana el portavoz Paco Cuenca y que puede ser la hoja de ruta para la salida a los problemas que tenemos ya encima.

No es admisible aplazar más la decisión de diseñar un plan estratégico que ayude a la reconstrucción de Granada. Los socialistas hemos puesto encima de la mesa una alternativa. No basta, a nuestro modo de ver que hoy se tome un acuerdo, y mañana otro, de forma aislada. Hace falta un plan, y el Grupo Socialista así lo ofrece al gobierno municipal, a los sectores implicados en la ciudad y al conjunto de personas que viven o trabajan en su municipio, porque entendemos que de esta situación debemos de salir unidos e impulsando medidas que alivien la situación de muchas familias, sea cual sea su condición.

Desconocemos cuáles han sido los motivos que han impedido al Gobierno de Granada tomar decisiones estratégicas desde el principio de la crisis. Puede ser la dificultad de aunar a un equipo en el que su cabeza tiene una exigua representación. No olvidemos que el alcalde preside el Ayuntamiento con solo tres concejales, y además (es público) entre ellos existen severas discrepancias. Pero no es este el momento de ahondar en las diferencias, sino en el de buscar las salidas consensuadas, porque lo más importante es que superemos esta situación a la mayor brevedad posible.

De ahí que ofrezcamos el Plan para la reconstrucción, basado en dos pilares: el incremento de la atención a las familias más necesitadas por un lado por medio de los servicios sociales, y todo un conjunto de medidas con bonificaciones y exenciones fiscales en casi todas ordenanzas que afectan a la actividad comercial y a las pequeñas y medianas empresas que trabajan en Granada. Revisiones en el IBI, impuesto de circulación de vehículos, el de construcciones, reducciones en la tasa de basura y agua industrial, las de ocupación de vía publica, etc. Sin olvidar la atención directa a las personas más afectadas por esta crisis, Granada necesita impulsar a su comercio, a sus autónomos, su hostelería, su turismo, con medidas que complementen las que ya se han venido adoptado por el Gobierno de España.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
José María Corpas

Concejal del Grupo Municipal Socialista y Secretario de Política Municipal del PSOE de Granada capital

Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería