domingo 11 abril
Opinión  |   |

¿Qué ha pasado?

El pasado día 2 de diciembre de 2018 la ciudadanía ha vuelto a dar un toque de atención. Los resultados electorales no se han parecido, ni de lejos, a los pronósticos de las encuestas que se suponen realizadas, al menos, con cierto rigor sociológico. Así, han reflejado unos datos sobe los que se han montado y organizado mil y una tertulias y opiniones “expertas” que, si tienen algún común denominador, es que han fallado una vez más.

Desde luego, el escenario andaluz ha servido para representar una realidad incuestionable. La primera evidencia es que el bipartidismo ha fenecido en España, aún a pesar de los esfuerzos del sistema y sus recursos, lo que ha sido confirmado expresamente por el resultado electoral. La segunda es que el PSOE, si no se regenera en profundidad, llegará a ser irrelevante. La tercera es la quiebra total del PP: donde antes había un solo partido, ahora hay tres, en batalla frontal de supervivencia con Ciudadanos y en clara evolución hacia posiciones de extrema derecha, con la que parece sentirse cómodo para recuperar ese espacio, si bien, llama la atención la alegría exultante que muestra a pesar de su estrepitosa caída y desvertebración. La cuarta es la irrupción de la extrema derecha, hasta ahora formando parte del partido popular, que más que un triunfo de esa opción política, que recuerda los peores tiempos de España, ha sido el protagonismo que se le ha dado por el PP, Ciudadanos y, finalmente el PSOE, que le han hecho la campaña y han vehiculizado una salida al hastío de una parte de la población abandonada a su suerte por la crisis económica, la precariedad laboral y salarial, de la que se responsabiliza, en gran medida, con miserable demagogia a la inmigración, cuando es sabido que España no es país residente, sino de tránsito.

La quinta certeza es el aviso a Adelante Andalucía, que no ha sabido dar respuesta a temas centrales que preocupan a la ciudadanía, como es la cuestión del independentismo que se proclama en Cataluña, ahí se ha dejado una parte de la credibilidad en cuanto ha dejado en la indefinición el modelo de Estado, cuando lo tenía muy fácil habida cuenta que solo tenía que haber señalado el marco constitucional como único campo de juego, lo que no obsta para defender el derecho a decidir que tiene cualquier pueblo del Estado Español. Andalucía lo consiguió con orgullo, convicción y movilización el 4 de diciembre de 1977 exigiendo un referéndum que permitiera un Estatuto de Autonomía con las máximas cuotas de autogobierno, lo que se materializó el 28 de febrero de 1980. Otras de las causas de la caída de Adelante Andalucía es que una parte de su electorado se ha desmotivado por los continuos desencuentros dentro de Podemos, lo que constituye un problema de fiabilidad. Pero sobre todo, el hartazgo sobre el interminable debate ideológico interno, lo que ha llevado a una profunda desorientación, pero también perplejidad ante la batalla interna hasta por el nombre o la marca con la que concurrir a las elecciones, esto resta solvencia y capacidad para gobernar. Todo lo anterior puesto en altavoz máximo por los medios de comunicación que han resaltado, incluso exagerado, tales situaciones, sobre todo si se comparan con otras experiencias.

Ahora bien, si se extrapolan los resultados a Granada, el encuentro ciudadano impulsado por Podemos, IU, movimientos sociales, asociaciones populares y personas independientes, puede ganar Granada si se dedican los esfuerzos, por entero, a ofrecer soluciones a la ciudad y sus barrios, a los que habrá que prestar especial atención, ofreciendo un proyecto de ciudad que cambie e ilusione la vida de las personas. Para conseguir esa finalidad hay que encontrarse con la juventud, la misma que se está manifestando, democrática y pacíficamente, que nos traslada una fuerte lección, que más que resistir hay que atacar con el mazo de la democracia, motivo por el que hay que pedirles que ayuden y participen en el objetivo de que en Granada no gobiernen más los que la han destrozado, situando a la ciudad en el lugar que le corresponde dentro de Andalucía.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
Salvador Soler

Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería