lunes 4 julio
Opinión  |   |

Querida Marta

El miércoles de Corpus es un día especial. Lo es para ti, y lo es para todas las personas que te vemos pasar. Casi 200 años después de tu primera salida oficial, verte de punta en blanco paseando al dragón por el centro de la ciudad es, además de un placer, una gran inspiración. Más allá de la victoria del bien y la belleza sobre el odio y el mal, representas también la evolución en la moda y en la forma de ver la figura femenina a través de los años.

Como apasionado del mundo de la moda, que mi ciudad tenga un referente así, popular, y que pone en valor el trabajo de los diseñadores locales, es una gran orgullo. En un momento en el que la globalización y la moda masiva lo engulle todo, poder ver muestras del trabajo de cercanía de creadores y creadoras que viven y sienten la tierra, de vecinos, al fin y al cabo, nos acerca como sociedad. La apuesta por el diseño local nos hace ver el enorme y variado talento que tiene la ciudad que `parió´ a Fortuny. Nos da igual lo que pase en París, Nueva York, Londres o Milán, queremos ver qué se lleva en Graná.

Como dice esa canción de las Azúcar Moreno que tanto nos gusta bailar: ”¿Quién es la más fashion de todo este cuento?”. Pues tu, amiga, tienes todas las papeletas. No cabe duda de que lo que nos viste nos define, pero ¿qué pasaría si tuviéramos que definirte por tu atuendo? La palabra clave sería “Eclecticismo”. Eres tan ecléctica como lo son todas las propuestas que año tras año quién te viste decide inculcar en tu figura.

Has sido una mujer clásica, moderna, rompedora, minimalista, flamenca, poderosa, dulce, mayor, joven, fiestera, sobria… y también has lucido como una ninfa, una esquiadora, madre de dragones o incluso trabajadora del SAS. Has sido todas esas granadinas, que son las que viven con nosotros y que inspiran tus looks creando así una cultura de moda en Granada donde la malafollá, a través de las críticas - que ya sabemos que siempre las hay cada vez que te das un garbeo- también está presente generando un gran revuelo. Lo que ahora consigue Kim Kardashian en la alfombra roja, tú llevas consiguiéndolo décadas aquí.

El hecho de que un vestido se convierta en el tema de conversación principal de un día de fiesta puede parecer algo frívolo, pero no hace más que demostrar la pasión que la vestimenta genera. Que haya debate sobre ello es, además, grandioso, ya que nos ayuda no solo a conocer mejor nuestros gustos, sino también a comprender el porqué de los de los demás.

Podría poner la mano en el fuego, y no me quemaría, apostando a que todos los granadinos y granadinas tienen alguna anécdota relacionada con tus estilismos. Te contaré la mía que se basa en un vínculo familiar y en cómo comprendí, desde muy joven, sobre la importancia de la prescripción en moda.

Mi abuela Aurora era modista y yo siempre iba con ella a verte, era un momento especial que vivíamos juntos. Allí, entre gigantes y cabezudos, siempre contaba la misma anécdota. Me explicaba que durante su juventud y hasta aun con mi padre pequeño - “que yo todavía seguía teniendo cuerpazo”, apostillaba ella - compraba 3 o 4 telas muy variadas entre sí los días antes de que comenzara la semana del Corpus. El miércoles acudía a la procesión y se fijaba en tu look tomando buena nota del mismo para, al volver a casa, replicarlo en la medida de lo posible. Y ahora qué caigo, ¿Estaría mi abuela siendo la pionera de las réplicas? Ella creaba su estilismo intentando emular la forma, el largo de la falda, de la manga o del escote, así como la aplicación de estampados o los colores más parecidos posibles. Después, con su traje recién hecho, se plantaba en el ferial completamente a la moda vestida lo más parecida posible a ti. Menuda panzá de trabajar a toda prisa. Menuda Fashion Victim.

Esta historia, aunque sea muy mía, se que también es la de mucha gente cuya aproximación popular con la moda a través de los años ha sido gracias a ti. Mucho antes de las influencers, en Granada ya teníamos inspiración de moda mezclando fiesta, tradición y estilo. Y te aplico la frase que Alejandro Dumas pronunció sobre Granada: “Empiezo a pensar que hay un placer todavía mayor que el de verte. Y es el de volverte a ver”... para saber qué llevas puesto, añado yo.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
Gafas Amarillas

Periodista y Creador de Contenido

Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand