viernes 19 julio
TRIBUNALES  |   | E.P.

Aplazado hasta octubre el juicio por el asesinato de un granadino hallado muerto en un maletero en Huelva

La vista de este lunes ha sido suspendida por la incomparecencia de uno de los letrados

Imagen aérea de Atarfe. Foto: Luis F. Ruiz

La Audiencia Provincial de Granada ha aplazado hasta octubre el inicio del juicio al acusado de asesinar al hombre cuyo cuerpo sin vida apareció en el maletero de un coche abandonado en un aparcamiento de Río Tinto (Huelva), después de que la vista haya sido suspendida por la incomparecencia de un letrado este lunes, cuando había de sentarse en el banquillo junto con otros dos amigos que, según la Fiscalía, supuestamente encubrieron los hechos.

En el juicio, que estaba previsto con la fórmula del jurado popular, la acusación particular, que representa los intereses de la familia del fallecido, iba a defender unas peticiones de prisión permanente revisable tanto para el principal acusado como para uno de los que, según el fiscal, supuestamente habrían encubierto el crimen, o de, alternativamente, 25 años, ambas por asesinato, a la que suma otra de dos años por la presunta comisión de un delito de tenencia ilícita de armas.

Según han informado fuentes de la acusación particular, esta parte solicita, en su escrito de acusación provisional, una petición de una pena de tres años para el tercer acusado, al igual que lo hace por supuesto encubrimiento de asesinato el Ministerio Público, que pide 18 años por asesinato para el principal acusado.

La incomparecencia del letrado de uno de ellos por jubilación ha conllevado la suspensión del juicio, que estaba previsto para los próximos días 23, 24, 25, 26, 29, y 30 de abril, y 2 y 3 mayo, y que se señalará nuevamente con el siete de octubre como nueva fecha de inicio, habiendo explicado esta suspensión la presidenta del tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia de Granada a los tres acusados, en prisión provisional desde el pasado 11 de noviembre de 2016.

El escrito de acusación provisional de la Fiscalía mantiene que el caso se remonta a los meses anteriores al 6 de abril de 2016, cuando la amistad del principal acusado con su víctima se fue transformando en "rencillas y animadversión" por una "relación comercial" que mantenían por cultivo de marihuana en una plantación de una nave en un polígono de Atarfe (Granada).

Sabiendo que ese seis de abril se trasladaría hasta Atarfe para entrevistarse con él y que viajaría solo, el procesado esperó a su amigo sobre las 12,45 horas dentro de la nave. Allí lo acechó "con la inequívoca intención de causarle la muerte", según el relato de hechos del fiscal.

Así, en cuanto la víctima entró en la nave, "y sin darle la más mínima ocasión de defenderse, lo recibió poniéndole una bolsa de plástico en la cabeza y golpeándole en la cabeza con el martillo de un revólver del calibre 38 que portaba al efecto".

El agredido, "aturdido y semiinconsciente, consiguió pasar hasta la sala almacén, contigua a la entrada" y allí "le propició varios disparos, al menos seis, en la cabeza y el cuerpo, hasta que cayó mortalmente herido en el suelo de hormigón de la nave, donde quedaría tendido en un gran chaco de sangre" para luego fallecer.

Sobre las 16,00 horas, el supuesto autor de los hechos los comenta con sus dos principales amigos y socios en el negocio de la plantación de marihuana, acusados por supuesto encubrimiento, y les "solicita su colaboración para hacer todo lo necesario para eliminar los vestigios de su acción".

Les encargó "que cortaran las plantas de marihuana existentes en la nave, que desmontaran parte de la infraestructura de la misma, y fundamentalmente que procedieran al picado del suelo de hormigón de la nave" para "retirar los restos" de la mancha de sangre.

Sacos de escombros

Así "estuvieron picando" los días siguientes y sacando sacos de escombros para llevarlos a "un lugar solitario y lejano de la nave".

Posteriormente, el principal acusado o personas que no han sido identificadas trasladaron el cadáver hasta la localidad onubense de Río Tinto "simulando un viaje de regreso de éste a su domicilio" en su coche, donde fue abandonado.

Después de que vecinos del entorno denunciaran el fuerte olor que provenía del coche, que no reconocían como habitual en la zona, agentes policiales descubrieron el cadáver del hombre en el maletero del vehículo.r


Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
Publicidad
CONSTITUCIÓN DE DIPUTACIÓN DE GRANADA
Publicidad
Diseño Web La Sastrería