lunes 22 abril
ASÍ ES MI ALCALDE | CENES DE LA VEGA  |   |

“Con el tema del nuevo colegio en Cenes de la Vega ha debido haber algo, no sé el qué, pero estoy seguro”

El alcalde cenero, Juan Ramón Castellón (PSOE), lamenta que no haya sido posible desbloquear el proyecto de un nuevo centro en el municipio, del que reivindica su "enclave" para aprovecharlo en la generación de oportunidades

Juan Ramón Castellón repetirá como candidato a la Alcaldía el próximo mayo. Foto: Álex Cámara

Juan Ramón Castellón afronta la recta final de un mandato en el que le ha tocado bregar con las administraciones supramunicipales para lograr, sin éxito, la construcción del nuevo colegio e instituto de Cenes de la Vega. Dice que los argumentos y el resultado de todo ha sido un “sinsentido”. No obstante confía en que sean los jueces los que les den la razón y solucionen el conflicto, de un municipio que quiere vivir más del turismo, aprovechando su proximidad con la capital y ser “puerta de entrada” a Sierra Nevada.

Pregunta.- ¿Qué prefiere: ser concejal de Cenes de la Vega con 20 años en los años 90 o ser alcalde ahora?

Respuesta.- Son épocas muy distintas. Evidentemente el cargo la responsabilidad de uno no es de otro, prefiero ser alcalde. La madurez que tengo hoy no es la de los 90.

P.- ¿Qué ha sido lo más difícil estos cuatro años?

R.- Probablemente el recelo de no haber dado la respuesta a los vecinos cuando han venido con algún problema. Siempre cuando el vecino viene con un problema personal, muchas veces entre la potestad que tiene uno como alcalde o las circunstancias no te dejan actuar a mi me cuesta.

P.- ¿El empleo es uno de los problemas con el que más le vienen?

R.- Sí es uno de los mayores, pero los hay de toda índole.

P.- Esas peticiones y complicaciones, ¿alguna vez le han hecho plantearse dejarlo?

R.- Todo lo contrario, a mí me alienta a seguir en la vida política. Es la vocación que tiene uno de servicio público. Algunas veces es cierto que se lleva uno irritaciones que te hacen plantearte muchas cosas, pero casi siempre salgo reforzado.

Entre fogones y el bastón de mando
Juan Ramón Castellón, nacido en Cenes de la Vega en abril de 1970, comenzó a interesarse por la política muy joven. En cuanto cumplió los 18 años se afiló al PSOE, con el que ya fue concejal en el mandato de 1991 a 1995, aunque reconoce que prefiere ser alcalde ahora, cargo al que llegó después de acceder a la Secretaría General del PSOE en el municipio en 2012 y ser el partido más votado en 2015. Antes de manejarse en el día a día de un ayuntamiento, Castellón dedicaba todo su tiempo a la hostelería y al negocio familiar que mantiene abierto aún en Cenes de la Vega, al que acude “de vez en cuando” para echar una mano en los fogones.

P.- ¿Es agotador ser alcalde?

R.- Por momentos, como todo en la vida. Con ilusión y con ganas se suele llevar bien.

P.- Gobernar en minoría, ¿es un poco agotador?

R.- Lo complica un poquito más.

P.- ¿Con los grupos de la oposición ha logrado, más o menos, entenderse?

R.- Podemos decir que sí, con algunas disputas, pero bien. El mandato no lo podemos calificar como agotador, ha sido fructífero.

P.- ¿Son conscientes los políticos de que hoy día lo que toca es entenderse, pues no hay mayorías absolutas?

R.- Creo que sí cuesta entenderlo, a la hora del día a día, al fin y al cabo salen a flote los intereses de los partidos. Normalmente cuesta. Se anteponen los intereses del partido a los del pueblo en general.

P.- ¿Cómo ha sacado los presupuestos estos años?

R.- Con un poco de todo, a veces abstención de unos otras veces de otros.

P.- A la hora de elaborar un presupuesto, ¿ha tenido que ceder mucho el Gobierno local con los demás partidos?

R.- Tristemente no ha habido que ceder mucho, pues apenas no ha habido propuestas por parte de la oposición. Tenían claro lo que votaban y no hay forma de llegar a un entendimiento ni de ceder. Los presupuestos han sido muy nuestros.

P.- ¿Si tuviera que destacar un proyecto de estos cuatro años, que le gustaría que se recordara de este mandato?

R.- Yo estoy muy orgulloso del plan de ayuda a las víctimas de violencia de género, era muy necesario en Cenes de la Vega y es de los que más destacaría. Venimos de un mandato anterior que el manteamiento de calles había estado abandonado. Poner al día todo lo que hacía falta también lo hemos hecho. También el ámbito de actividades deportivas o culturales ha habido un avance.

P.- A mitad del mandato uno de los proyectos que más controversia generó fue la zona azul, que hubo vecinos que no lo entendieron, ¿ha logrado que lo entiendan ya?

R.- Sí, yo creo que ya sí se ha entendido y lo están viendo de diferente forma. La verdad es que costó un poco, era una novedad. En Cenes de la Vega tuvimos un problema de aparcamiento y hemos creado nuevas zonas. Pusimos en funcionamiento los aparcamientos rotatorios con la zona azul. Un pueblo con una vida comercial como la que genera la Avenida de Sierra Nevada creo que lo que generó fue un poco de desconfianza por el desconocimiento del sistema en sí. Una vez que está funcionado y han pasado los primeros problemas y desavenencias, aun teniendo que retocar alguna, la gente en su gran mayoría está contenta, pues ahora se ve que hay opción real de aparcar en esta avenida. Al final lo están agradeciendo y se está viendo.

P.- Cenes de la Vega lo consideran ustedes ‘puerta hacia Sierra Nevada’, ¿eso da más beneficio o más perjuicio?

R.- Lo que es la hostelería y el sector servicios al final no nos beneficia cuando se nos montan las colas de los domingos, por ejemplo. Pero también desde que están las rotondas la situación se ha paliado y no hay tanta masificación de cola en lo que era el centro del pueblo. Sierra Nevada es un motor económico para la provincia y para Cenes de la Vega creo que nos beneficia.

P.- Sobre la construcción del nuevo colegio, ahora en un contencioso administrativo contra la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, ¿se llega a entender la situación?

R.- No. El sentido común no da para entenderlo. Estos proyectos y este solar, toda la historia comenzó en 2007 con la construcción del nuevo colegio. Desde el Ayuntamiento se firmó un convenio con los propietarios del solar para adquirirlo. Ese convenio no se cumple. En 2012 se deja el PGOU en su fase inicial aprobado, entra un nuevo gobierno en 2011 y no termina de cumplir con el convenio. El 20 de mayo de 2015 se aprueba el pago de 1,4 millones de euros por ese solar y entretanto se pierde una subvención para el PGOU, teniéndose que indemnizar a la arquitecta que lo estaba llevando. Nos encontramos con la necesidad de construir una infraestructura, llega el momento en que la Junta aprueba el proyecto, nos concede la subvención (2,4 millones), pedimos autorización a Confederación (mayo de 2016), nos comienzan a marear con los estudios hidrológicos y nos enteramos a primeros de enero de 2017 que se acaba de aprobar a 30 de diciembre un nuevo decreto que impide la construcción de equipamientos con gran afluencia de público en el que ya nos dicen que no es viable construirlo por parte de Confederación.

Las reuniones todas son nulas y no se llega a ningún entendimiento y al final por lo que optamos es por iniciar un contencioso. Es una sinrazón, pues hay 400 niños en un colegio y prohibirlo por la seguridad de los niños, no ha habido forma de llegar a un entendimiento. Yo siempre he creído que sí, con medidas correctoras, que el proyecto ya contemplaba. Parte de ese solar donde va ubicado el colegio entraba en zona de flujo preferente. No se entiende, nos hemos encallado en que no podemos tener las infraestructuras que se necesitan.

P.- Colateralmente se paraliza el instituto.

R.- Y el pabellón, que también tiene una subvención con una lucha política grande. Llega el momento en que se extingue una subvención que ya teníamos desde 2009. Tenemos que ver la posibilidad de conseguir esa subvención para la construcción de un pabellón al 50% entre Junta y Ayuntamiento. Al final nos ha pasado lo mismo, el solar no lo podemos usar para lo que estaba previsto, cuando teníamos el visto bueno de casi todas las administraciones. El pabellón lo tendremos que llevar al Polideportivo, perdiendo parte de los terrenos. Nos fastidia teniendo un solar con todos los metros al lado. El sinsentido sigue y no lo entiendo. La zona donde nos dan la autorización está más junta a lo que es el cauce del río.

P.- Sin ánimo de cabrearle, ¿si le digo que Monachil ha conseguido permisos casi similares a los que Cenes de la Vega necesita?

R.- He estado pendiente. Sin ánimo de polemizar, creo que va justo al lado del cauce del río, pero parece ser que esos informes los sacan fuera de zona de flujo preferente. Ha sido un tema técnico, con el que no quiero polemizar, porque respeto mucho su trabajo. Pero tengo muchas dudas por el sinsentido común.

Juan Ramón Castellón, en un momento de la entrevista con ahoraGranada. Foto: Álex Cámara

P.- ¿Dudas políticas?

R.- Sí, dudas políticas. Nunca he querido polemizar el caso. En su momento el presidente provincial del PP, Sebastián Pérez, vino a Cenes de la Vega para exigirle a la Junta de Andalucía reclamándole la construcción del colegio cuando llevaba año y medio en Confederación. Ha debido haber algo, no sé el qué, pero estoy seguro.

P.- Y ahora cambian las administraciones y responsabilidades. La Junta de Andalucía está en manos del PP y Cs, que tiene Educación, ¿confía en que este cambio pueda despejar algo el terreno?

R.- Sí. El nuevo Gobierno andaluz ha tardado algo en los nombramientos de los cargos. Ya hay nuevo delegado de Educación. Quiero tener una reunión con la comunidad educativa, definir cuál es la estrategia entre todos y luchar todos en el mismo sentido y remar en la misma dirección y ver cuál es la intención, si tendremos o no sentencia mientras tanto. Es lo que nos está haciendo estar a la espera o expectativa. Ver quien tiene la razón y a partir de ahí ver las acciones que tomamos. También hay que darle un margen a Educación para que el delegado se asiente y pedirle una cita, para ver qué piensa y si podemos contar con el mantenimiento del presupuesto para el colegio. No es solo los 1,4 millones de euros, sino la inversión que se hizo en los terrenos y en la calle.

P.- ¿Qué es lo que más se planta en Cenes de la Vega?

R.- Hortalizas o las habas.

P.- Si un juez dice que no, queda un solar magnífico para plantar habas por 1,4 millones de euros.

R.- Claro. Es un solar maravilloso. En principio solo quedaría para eso o estudiar. Otro de los sinsentidos es que no se puede construir el colegio o las infraestructuras deportivas, pero sí se pueden permitir casas o viviendas. Es un tema que tiene tantos matices que al final te pierdes y no entiendes nada.  Es todo muy raro y enrevesado de entender.

P.- El Ayuntamiento puso en marcha el ‘pedibus’ para mejorar la comunicación entre los centros, ¿en qué consiste?

R.- Se hizo por las necesidades de la movilidad. Una de las cosas que también veíamos era el tráfico y formas de vida saludables para los niños. Pensábamos que era un tema muy importante. Junto a la Policía Local estuvimos viendo la fórmula, lo planteamos en el curso anterior. Se inició con un día a la semana, ya vamos por tres. Es tan sencillo como una parada donde a las 08.30 horas que se van agregando los niños en otras paradas. Se aplican medidas viales, que incluso los padres son ‘multados’ por los hijos si cometen imprudencias. Es una iniciativa muy gratificante. Estamos trabajando en esa línea. Inicialmente se implantó por la distancia que había entre ambos colegios, pero ya están todos en un mismo centro.

P.- ¿Hacia dónde camina el futuro de Cenes de la Vega?

R.- Tiene que ser el implantar una política turística para el municipio. Al enclave de Cenes de la Vega hay que sacarle más rendimiento al enclave que tenemos. Somos la puerta de Sierra Nevada, estamos a cinco minutos escasos de la Alhambra y todos los atractivos que tiene Granada. Tenemos tres hoteles, muchas viviendas turísticas y el deporte de naturaleza y demás debe ser el motor que nos mueva para fomentar el turismo.

P.- Después del fatídico incendio de verano de 2014, ¿se ha recuperado el pulmón verde de Cenes de la Vega?

R.- El crecimiento de esa zona va a ser muy lento, pero no hace tanto que estuve y lo cierto es que da gusto ver cómo están creciendo los pinos y las encinas.

P.- ¿Le da rabia que aquello se archivara sin que se localizara a los presuntos responsables?

R.- Da mucha rabia. Afortunadamente el verano pasado no tuvimos ningún incendio, pero llevábamos una racha de incendios que por fortuna no ha llegado a la desgracia que supuso el de 2014. Hubo incluso algunos que se quemaron viviendas. Da mucha rabia pues es algo incomprensible. Cenes es mucho cerro y monte. Necesitamos de la vegetación. Tenemos especial atención en que el desbroce al lado de las viviendas no se pase, cuando llegue el tiempo de mayores temperaturas ya lo tengamos concluido.

P.- Al que esté pensando en venir a Cenes de la Vega o no a vivir, ¿por qué debe hacerlo?

R.- Por el enclave. Tenemos un enclave privilegiado. Somos el único pueblo que tiene línea urbana con Granada. Todo lo que Granada capital lo ofrece con cercanía a nosotros. El aire, nuestra gente y costumbres.

Publicidad

Comentarios (1)

  1. Cris Distéfano dice:

    Que gran persona Ramón Castellón además de talentoso funcionario.

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
Diseño Web La Sastrería