viernes 1 marzo
GRANADA  |   | Redacción aG

Cuatro de cada diez granadinos con coche aparca en la calle o en un garaje que no está en su edificio

Esto puede repercutir en el cuidado de vehículo y los problemas que puedan originarse en el rendimiento del motor

El 38% de los hogares granadinos que cuentan con un vehículo aparca en la calle o en un garaje que no está en su edificio. La cifra forma parte de un análisis independiente realizado por informesmecanicos.es, una web de peritaje de automóviles, tras analizar los microdatos de la Encuesta de Características Esenciales de la Población y las Viviendas del INE.

Las circunstancias personales de los miembros del hogar son una causa clave a la hora de contar con plaza de garaje en el mismo edificio, o no. De esta forma, mientras el 48,7% de los hogares granadinos con rentas inferiores a los 1.000 euros al mes dispone de garaje en su edificio, en el caso de las rentas entre 3.000 y 5.000 euros este porcentaje asciende al 76,1%, ha informado este portal en un comunicado.

El poder adquisitivo es, por tanto, determinante a la hora de disponer de una plaza de aparcamiento en la misma propiedad. El número de personas que viven en el hogar es también clave: el 60,7% de las viviendas con un único miembro en el hogar aparca en el mismo edificio, cifra que crece en paralelo al número de miembros. En el caso de los hogares formados por cuatro personas, esta misma estadística es del 65,4% en la provincia de Granada.

Sergio Arboledas, managing director de informesmecanicos.es, ha contado que sus peritos "suelen identificar una serie de averías comunes en los vehículos que son aparcados en la calle y que dependen de la zona geográfica".

"Por ejemplo, en localidades con un clima muy frío y heladas frecuentes pueden aparecer problemas de rendimiento del motor. En climas cálidos pueden encontrarse deformaciones y un mayor deterioro de los plásticos del salpicadero. En zonas cerca del mar o con mucha humedad pueden aparecer óxidos en los bajos del vehículo y problemas con las conexiones eléctricas", añaden.

Arboledas ha explicado también que además de al clima, un coche que "duerme” en la calle está expuesto "a posibles arañazos, excrementos de pájaros y roedores que podrían dañar el vehículo, reduciendo su valor en caso de venta. Esto, claro está, además de la posibilidad de que el coche sea forzado o robado".

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand