jueves 21 febrero
DIPGRA  |   | Redacción aG

Diputación firma un protocolo con Caja Rural para la instalación de cajeros en pueblos en exclusión financiera

Los ayuntamientos cederán espacios para que la entidad instale un cajero automático y una oficina con personal propio para atender a los vecinos de municipios sin sucursal bancaria

El protocolo de colaboración con Caja Rural de Granada se ha firmado este martes. Foto: Dipgra

La Diputación ha firmado un protocolo de colaboración con Caja Rural de Granada para solventar la situación de exclusión financiera de 33 municipios y una Entidad Local Autónoma (ELA) con la instalación de cajeros automáticos y la asistencia para la formación en el uso de la banca electrónica.

Según ha indicado el presidente de la Diputación de Granada, José Entrena, en rueda de prensa, estos ayuntamientos y la ELA de Bácor-Olivar, en Guadix, se podrán adherir mediante convenios a esta iniciativa, que da “autosuficiencia para terminar con la exclusión financiera”. Habrá la posibilidad de que Caja Rural, que invierte unos dos millones de euros, dote de personal a estas localidades para la “atención directa”.

Entrena ha mostrado su satisfacción pues “los vecinos estaban deseando que ocurriera algo así”, y ha agradecido el papel de la sociedad cooperativa de crédito, que es la “caja netamente granadina provincial”, con la que ha dicho estar convencido de que se va a desarrollar el protocolo “con éxito”.

El protocolo establece que la instalación de los cajeros automáticos se iniciará en 2019, “preferentemente en el primer cuatrimestre del año”, y en función de las instalaciones municipales que pongan a disposición de la iniciativa los ayuntamientos y la ELA, que colocarán “una banderola que identifique perfectamente la instalación de dicho cajero”.

En este sentido, Entrena ha señalado que, más allá de las acciones de promoción de la medida, esta iniciativa, de tan esperada, será publicitada en “lo que tarden en llegar los alcaldes a sus municipios”.

Para el presidente de Caja Rural de Granada, Antonio León, que ha agregado al coste global de la iniciativa unos 150.000 euros anuales en gastos de personal y mantenimiento, se facilita que los vecinos tengan “liquidez para su día a día”.

Convenios por un año

Por la “responsabilidad” que conlleva ser la caja “netamente granadina”, la entidad no va a “escatimar en medios” en la aplicación de un protocolo que conlleva un apartado para la aplicación de “condiciones preferentes” para empleados de la Diputación en la contratación de distintos productos, ha agregado León.

Los organismos municipales que se adhieran por convenio a este protocolo se comprometen con Caja Rural para que como “mínimo” los cajeros automáticos funcionen por cuatro años. Los convenios serán de un año, prorrogable por tres más, y con la posibilidad también de que continúe en el tiempo a partir de ese periodo.

Además de la ELA de Bácor-Olivar, son objetivo de este protocolo los municipios de Agrón, Aldeire, Alicún de Ortega, Almegíjar, Beas de Guadix, Bubión, Busquístar, Calicasas, Cáñar, Carataunas, Cástaras, Cortes y Graena, Dúdar, Ferreira, Gobernador, Gorafe, Huélago, Játar, Juviles, Lentejí, Lobras, Lugros, Lújar, Marchal, Nívar, Polícar, Polopos, Pórtugos, Rubite, Soportújar, Sorvilán, Víznar, y Villamena.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
Diseño Web La Sastrería