lunes 22 julio
ASÍ ES MI ALCALDESA | CHAUCHINA  |   |

"Hay que tener el mismo talante cuando entras en la alcaldía que cuando sabes que debes irte"

La alcaldesa de Chauchina (PSOE), Encarnación García, es una de las cuatro regidoras socialistas que no repetirán como candidata a la Alcaldía metropolitana porque, asegura, 12 años de vida municipal "es suficiente"

La alcaldesa de Chauchina, Encarnación García, en la biblioteca del colegio de la localidad. Foto: Álex Cámara

El día comienza en la calle, las puertas del despacho aún no se han abierto. Entre sus manos un móvil, donde asegura tener a todo un pueblo, y una tableta que ha cambiado por la tradicional agenda porque, dice, todo el Ayuntamiento está ahí dentro. Los toques en la puerta son continuos y las llamadas también. Un auténtico trajín diario al que la alcaldesa de Chauchina, Encarnación García (PSOE), está "encantada" de hacer frente, si bien tras 12 años ha decidido concluir su vida municipal y "retomar" su profesión -maestra y psicóloga- y también la dedicación a su familia. Porque, afirma, la política "debe ser algo transitorio".

Pregunta.- Después de ocho años al frente del Ayuntamiento de Chauchina y cuatro en la oposición, ¿qué le ha llevado a tomar la decisión de no volver a ser la candidata del PSOE a la Alcaldía?

Respuesta.- La política sigue apasionándome como el primer día y mi compromiso ha estado antes y va a seguir estando después. Entiendo que 12 años de vida municipal es suficiente. Hemos cumplido una serie de compromisos en estos años. Es un tiempo prudente para ver que el trabajo y los compromisos se han cumplido y veo la vida política de esa manera. Tiene que entrar gente nueva porque los problemas se verán con una perspectiva diferente. No ha sido una decisión precipitada, se tomó de manera concienzuda y estoy satisfecha porque sigo siendo la misma persona, a pesar de que aquí las experiencias son fuertes. Creo que hay que tener el mismo talante cuando uno entra de alcalde que cuando sabes que hay que irse.

Es lógico que tienes cierto desgaste porque se toman decisiones que muchas veces no gustan porque prevalece siempre el interés general por encima de cualquier interés particular. Yo estoy en el momento justo de equilibrio, de darme por satisfecha por lo que hemos hecho con mis dos equipos de concejales en estos dos mandatos, ya que nos hemos dejado la piel y muchos de ellos no han cobrado nada. En ocho años, no hemos tenido ni un concejal liberado.

Creo que he dado lo mejor de mí a mi pueblo, he dado el 500% de lo que yo he podido y eso es gratificante, enfrentándonos a situaciones muy complicadas de gente que venía a pedir trabajo, amigos de toda la vida que lo estaban pasando mal, 52 ejecuciones hipotecarias, un 80% de deuda el primer día que entré como alcaldesa... Pero mi pueblo ha sido y es mi pasión y el trabajo es muy enriquecedor, para nada monótono ni rutinario. Yo recomiendo a todo el mundo que entre en política y contribuya a dignificarla.

Los datos como herramienta para gestionar
Nacida en 1969 en Chauchina, Encarnación García no es hija de políticos, pero sí nuera del que fuera presidente del Partido Comunista del pueblo, esposa de político y madre de unos mellizos que, en su momento, le ayudaron, manifiesta, a hacer “campaña” en el colegio. “Ellos veían mi foto en libretos y farolas y en la escuela a sus compañeros les decían que tenían que votar a su mamá porque iba a hacer un ‘cole’ nuevo”, asegura entre risas.  “Cuando los tuve -continúa-, hice un parón de dos años y me dediqué a ellos, pero después retomé mi trabajo. Nunca me presenté a oposiciones porque me motivaba mucho lo que hacía. He tenido un bagaje muy rico y nutrido”. Con el móvil, las “24 horas del día conectado”, quien la conoce,  la considera “muy analítica y meticulosa” porque analiza su “entorno” y considera que los datos son una herramienta "imprescindible" para gestionar. “Me quedan muchas cosas más por hacer que ser política. Tengo que aprender idiomas y meterme en algún máster. Lo tengo muy claro”, subraya la regidora municipal.

P.- ¿Ha influido en esa decisión la situación de minoría del gobierno local en este tiempo?

R.- No. Nosotros en dos mandatos hemos sido capaces de sacar adelante tanto al pueblo como los proyectos, a pesar de estar en minoría. Hemos llegado a acuerdos puntuales en ocasiones, si bien es cierto que esta legislatura ha sido más complicada y problemática. Todos hemos sido responsables de no haber podido llegar a consensos cuando en un momento determinado ha hecho falta, pero me queda la tranquilidad de que he hecho todo lo posible para alcanzar esos acuerdos. Ya forma parte de la estrategia política que tenga cada partido llegar a ese punto o no.

P.- Momentos complicados como la cuestión de confianza a la que se sometió...

R.- En el mandato anterior lo hicimos dos veces. En esta la hicimos a principios del mandato. Te encuentras atada de pies y manos cuando no había apoyos, no podíamos gobernar con un presupuesto prorrogado de un par de años, era imposible. Luego tuve la satisfacción de que el siguiente presupuesto pudimos negociarlo y el PP presentó sus propuestas, absteniéndose finalmente y sacándolo adelante.

P.- ¿Qué destacaría de Marina Martín, la candidata del PSOE de cara al próximo 26 de mayo?

R.- En todo esto me queda la tranquilidad de que mi partido ha elegido a una persona con mucha capacidad. Es una persona que es de pueblo de toda la vida, es cercana con los vecinos, es muy empática. Su formación y solvencia dan esa garantía de que puede gestionar un ayuntamiento. Además, tiene mucha capacidad para gestionar el pueblo a nivel político y acudir al resto de administraciones para gestionar los proyectos. Para nosotros es la mejor candidata porque reúne esas cualidades y tiene experiencia política. En definitiva, el PSOE tiene a la mejor candidata para Chauchina.

García en uno de los momentos de la entrevista con ahoraGranada. Foto: Álex Cámara

P.- ¿Qué características cree que debería tener la persona que se pusiese al frente de la Alcaldía?

R.- La primera, que tenga ganas de ayudar y capacidad de trabajo para sacar adelante y mejorar la vida de la gente del pueblo. Debe tener esa sensibilidad para dar lo mejor de sí y dedicarse cien por cien a esto. Luego, por supuesto, cuanta más formación y habilidades pues mejor, pero sobre todo compromiso, trabajo y esfuerzo diario. Con eso vendrá todo lo demás, que tenga capacidad para escuchar, paciencia, saber decir la verdad a los vecinos, honestidad y honradez.

Yo soy de la opinión de que en política no necesitamos gente que tenga cátedras, creo que todo el mundo es válido si aporta lo mejor de sí y sentido común. El alcalde tiene que saber aunar lo positivo y lo bueno de todo el mundo.

P.- ¿Cuál ha sido la situación más difícil a la que se ha enfrentado en estos años?

R.- Fue en el anterior mandato, cuando entré a un Ayuntamiento con un nivel de endeudamiento del 80% y había el triple de parados en el pueblo. Los primeros meses fueron duros, con una crisis muy fuerte y donde los vecinos venían a pedirte trabajo. La satisfacción es que supimos poner en marcha mecanismos para priorizar, en esos primeros años, a las personas. Pusimos en marcha una bolsa de empleo, destinando el máximo de recursos para ayudar a la gente.

P.- ¿Cómo cree que la recordarán sus vecinos ahora que ya ha anunciado su intención de no continuar?

R.- No quiero que me recuerden especialmente por nada porque no soy persona de que me reconozcan nada. Mi mayor recompensa es que siga en el pueblo y pueda continuar hablando con los vecinos, incluso a los que he podido perjudicar, bien porque no he podido resolver el problema por no disponer de medios o porque no he sabido hacerlo mejor. Mi satisfacción es que yo siga en el pueblo haciendo vida normal con todo el mundo.

P.- Nacida y criada en Chauchina y después de dedicarse al pueblo, aunque diga adiós a la Alcaldía, ¿seguirá de cerca el desarrollo del municipio?

R.- Sin lugar a dudas. No es que lo vaya a seguir, es que voy a participar en ese desarrollo y estaré aportando lo que se me pida, esté quien esté, porque siempre lo he hecho. He tenido un desgaste personal porque hemos dedicado al Ayuntamiento muchas horas y eso mi familia lo ha echado de menos, pero siempre he contado con su apoyo. Quiero vivir mi pueblo más tranquila y disfrutar de él como siempre lo he hecho, así como de mi familia.

P.- ¿Qué proyecto se le queda en el tintero?

R.- Se queda la residencia y el centro de día de Chauchina. Ahí hemos trabajo mucho. Queríamos hacer estos espacios en las antiguas instalaciones del colegio Sauce. Hicimos estudios de viabilidad, hemos visitado empresarios de toda Andalucía y teníamos muy claro que tenía que ser bajo la fórmula de concesión administrativa porque nosotros no tenemos recursos propios para hacer una residencia. En julio pasado, llevamos a pleno el estudio de viabilidad para su aprobación y, a pesar de que en las negociaciones y con todas las explicaciones de que ese estudio era viable, el resto de grupos políticos no consideraron que la residencia se ubicara en ese espacio. El estudio se ha hecho con especialistas, economistas, abogados y no se ha hecho ni en dos ni en tres meses, sino a conciencia. Ha sido un proyecto donde nos hemos dejado la piel, con empresas dispuestas a hacer la inversión de 2,6 millones de euros para su puesta en marcha y con posibilidad de crear 40 puestos de trabajo que se ha quedado en el camino. Se ha perdido una iniciativa muy importante para el pueblo, con unos servicios que son muy necesarios y planificado con mucha cabeza.

El centro educativo de Chauchina ha sido uno de los "logros" para la alcaldesa. Foto: Álex Cámara

P.- Comentaba que este tiempo en la Alcaldía le han servido para conocer las "entrañas" del pueblo", ¿cuáles son los principales problemas que tiene Chauchina?

R.- Los problemas que tiene esta localidad no se deben a una falta de planificación de hacia dónde va, precisamente eso está muy claro. El pueblo tiene que seguir avanzando y dar respuesta al polígono industrial, que va a garantizar la generación de empleo. Además, hemos avanzado en la solución que tiene el tema de la electricidad en el pueblo, que supondría una inversión de entre tres y cuatro millones de euros y que se tiene que abordar en el siguiente mandato. Además, el sector agrícola tiene que dar un salto para ofrecer productos alternativos, que entre gente joven en el campo para dar otra visión a la agricultura.

Hay muchos retos por delante como el tema del turismo con la Torre de Roma, el comercio local o dotar al pueblo de un centro cultural y un pabellón deportivo.

P.- Con esa base, ¿hacia dónde tiene que caminar esta localidad?

R.- Chauchina debe caminar hacia la mejora de todas las infraestructuras y servicios que necesita porque es un pueblo que ha pasado, de un mandato a otro, de pequeño (4.000 habitantes) a mediano (5.500 habitantes) y, por tanto, tenemos que seguir trabajando en esas instalaciones. A nivel interno, también hay que mejorar para tener una administración que se adapte y adecue a las exigencias de un vecino porque ya no es lo mismo que antes. Además, hay que avanzar con la estrategia que en su día pusimos en marcha desde los gobiernos socialistas, es decir, con el desarrollo del polígono industrial. Junto a ello, por supuesto, agricultura, turismo y comercio. Todo ello, teniendo en cuenta e integrando a las pedanías.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
Publicidad
CONSTITUCIÓN DE DIPUTACIÓN DE GRANADA
Publicidad
Diseño Web La Sastrería