domingo 16 junio
SUCESOS  |   | Redacción aG

Intervenidas 1.180 plantas de cannabis sátiva en un comercio de Albolote

Se trata de la mayor intervención de esta sustancia estupefaciente realizada en Granada en lo que va de año · La plantación estaba consumiendo la electricidad equivalente a cien viviendas unifamiliares

Las 1.180 plantas de cannabis sátiva con cuatro aparatos de aire acondicionado industrial y 95 focos halógenos de gran potencia. Foto: Guardia Civil

La Guardia Civil ha decomisado 1.180 plantas de cannabis sátiva en un local comercial de la localidad de Albolote, en la mayor intervención de esta sustancia estupefaciente que se ha realizado en Granada en este 2019.

Según ha informado el Instituto Armado en una nota de prensa, en esta operación ha sido investigado un vecino de Atarfe de 66 años como presunto autor de un delito contra la salud pública por cultivo de droga, un delito de defraudación de fluido eléctrico, así como por riesgo de incendio.

La investigación que ha permitido desmantelar esta importante plantación de marihuana se inició después de que los propietarios de los comercios vecinos a este local comercial situado en el centro del pueblo, denunciaran el excesivo calor que desprendían las paredes anexas. Los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Maracena llegaron a medir 38º centígrados en alguna de las paredes de estos comercios.

Otros indicios que hicieron sospechar a los agentes fue el ruido continuo de aparatos de aire acondicionado funcionando día y noche, y el característico olor a marihuana que se desprendía de ese local comercial que aparentaba ser sólo una cochera.

Visto el calor que desprendían las paredes y ante el peligro que suponía una conexión ilegal a la red eléctrica, la Guardia Civil decidió registrar el local y descubrió que dentro del local se habían habilitado dos habitaciones donde crecían las plantas de cannabis sátiva gracias a cuatro aparatos de aire acondicionado industrial y 95 focos halógenos de gran potencia.

Los agentes cuando entraron midieron 60º de temperatura en el interior de una de las habitaciones. De hecho, cuando la Guardia Civil puso en funcionamiento la instalación eléctrica de las dos habitaciones para hacer la inspección ocular, saltó el transformador y toda la manzana se quedó sin luz.

Consumo equivalente a cien viviendas

La Guardia Civil ha contado en esta operación con la colaboración de técnicos de Endesa en la detección y desmantelamiento de los enganches ilegales a la red eléctrica.

Estos técnicos son los que localizaron una doble acometida irregular a la red eléctrica de la que se nutría la plantación de Albolote, y los que advirtieron a la Guardia Civil del peligro de incendio de este enganche ilegal. La plantación estaba consumiendo la electricidad equivalente a cien viviendas unifamiliares y “el riesgo de que esta potencia pudiera provocar un incendio era muy grande”.

La Guardia Civil localizó al arrendatario de este local comercial y lo ha investigado; aunque la investigación no ha concluido y no se descartan nuevas detenciones.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Publicidad
Diseño Web La Sastrería