miércoles 13 noviembre
Universidad de Granada  |   | Redacción aG

La miel de madroño inhibe la proliferación celular en líneas de cáncer de colon

Los autores de la investigación esperan que estos prometedores resultados y el potencial antitumoral de este alimento se confirme en modelos in vivo

De la flor del madroño se extrae una miel oscura y de sabor amargo.

La miel de madroño inhibe la proliferación celular en líneas de cáncer de colon, según un estudio impulsado por científicos de las universidades de Vigo, Granada y la Politécnica delle Marche (Italia) que han analizado por primera vez el potencial de este producto mediterráneo frente al cáncer más frecuente en España.

La miel que se extrae de las flores del madroño (Arbutus unedo) es apreciada en el sector apícola por sus características organolépticas, especialmente por su fuerte sabor amargo y color oscuro.

Los resultados del estudio muestran que la miel de madroño es capaz de inhibir la proliferación de células tumorales cultivadas en placas de laboratorio. En concreto, las de una línea de adenocarcinoma de colon humano (HCT-116) y otra con características metastásicas (LoVo) muy utilizadas para investigar este tipo de tumor, según informa la Universidad de Granada.

Los investigadores explican que "el tratamiento con la miel detiene el ciclo de las células tumorales regulando algunos genes, inhibe la migración celular, reduce la capacidad de formación de colonias e induce la apoptosis o muerte celular programada a través de la modulación de otros genes clave y diversos factores apoptóticos".

También suprime el receptor del factor de crecimiento epidérmico llamado EGFR/HER2 y sus vías de señalización, que podrían constituir una atractiva diana en las terapias contra el cáncer por su importante función en los procesos de supervivencia y proliferación celular, así como en los de apoptosis y metástasis.

La citotoxicidad y los efectos antitumorales de la miel de madroño frente a las líneas de cáncer de colon se incrementaron con la cantidad y el tiempo que se aplicó el tratamiento.

Este condujo a otros resultados relevantes, como una reducción de los factores de transcripción, la actividad de ciertas enzimas, la respiración mitocondrial y la glucólisis de las células tumorales.

"Ninguno de todos estos efectos se observó cuando se aplicó la miel a líneas celulares sanas", destacan los autores, quienes apuntan el potencial anticancerígeno de este producto natural, pero insistiendo en la necesidad de realizar nuevos estudios en modelos in vivo de cáncer de colon para confirmar sus efectos quimiopreventivos.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Te puede interesar

Publicidad
Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Diseño Web La Sastrería