domingo 3 marzo
TRIBUNALES  |   | EFE

Le piden nueve años de cárcel acusada de intentar asfixiar al padre de su novio en Granada

Según el fiscal, le propinó además rodillazos a la altura de las costillas y golpes en el rostro

Una mujer de 48 años será juzgada el próximo 10 de abril en la Audiencia de Granada acusada de intentar matar al padre de su compañero sentimental, con quien tenía problemas de convivencia, mediante el uso de una bolsa con la que intentó asfixiarlo.

La acusada, nacida en Nicaragua y que se encontraba en situación ilegal en España al existir contra ella un decreto de expulsión, se enfrenta a una petición fiscal de nueve años de prisión por un delito de tentativa de homicidio, según recoge el escrito del Ministerio Público.

Los hechos, indica la Fiscalía, se produjeron sobre las 22.30 horas del 14 de febrero de 2022, cuando la procesada estaba en el interior de un domicilio de Granada capital que propiedad de la víctima, un hombre de 71 años, en el que ambos convivían desde hacía dos meses, al ser la procesada pareja sentimental de su hijo.

Cuando el hombre se dirigía a la cocina a dejar su plato de la cena, la procesada "sorpresivamente" y con ánimo de acabar con su vida, le introdujo la cabeza en una bolsa de plástico que aprisionó fuertemente "con el fin de que se asfixiara", al tiempo que le decía que lo iba a matar.

Según el fiscal, le propinó además rodillazos a la altura de las costillas y golpes en el rostro, aunque no logró su propósito al romper con las manos el hombre la citada bolsa.

Lo empujó

A continuación, la procesada empujó fuertemente al hombre, que cayó al suelo, por lo que ella se colocó encima de él, mientras lo golpeaba en la cabeza y le propinaba igualmente toda suerte de golpes como puñetazos y rodillazos en el costado.

La acusada levantó al hombre del suelo con la excusa de acompañarlo al lavabo para limpiarse las heridas pero él, temiendo volver a ser agredido, aprovechó para huir del domicilio y refugiarse en casa de un vecino.

Tiempo después se personaron los hijos y algunos familiares del denunciante, quienes llamaron a la policía, momento en que el hijo del denunciante y pareja de la procesada manifestó que víctima y acusada tenían problemas de convivencia.

La procesada, que en ese rato había huido del domicilio, se llevó, con ánimo de obtener un beneficio patrimonial ilícito, las llaves de la vivienda, tarjeta bancaria y el teléfono móvil del hombre, según el Ministerio Público.

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand