viernes 19 abril
Cofradías  |   |

La peor Semana Santa de Granada en 17 años: solo nueve de las 32 cofradías hicieron estación de penitencia

Se supera el registro de 2007, en el que entonces fueron once hermandades las que pudieron llegar al interior de la Catedral

La Hermandad del Cautivo fue la única en salir el Domingo de Ramos. Foto: Luis F. Ruiz

Con el cierre de la pasión este Domingo de Resurrección, también pasado por agua, Granada ha cerrado la peor Semana Santa en 17 años y una de las peores que se recuerde a lo largo de su historia, pues solo nueve de las 32 hermandades hicieron estación de penitencia hasta la Catedral.

Hay que remontarse a 2007 para encontrar un dato similar por un mismo motivo, el de la lluvia, que apareció en todos los días de la pasión salvo en uno, el Jueves Santo, en el que pese a que el cielo estaba encapotado no cayó una sola gota. El resto de días, de una u otra forma, el aguacero estuvo presente.

Hace 17 años solo fueron once las cofradías que realizaron estación de penitencia hasta la Catedral de Granada, en un año marcado por la lluvia también en los primeros días, algo que ha sucedido en esta semana de hastío y hartazgo para el mundo cofrade.

El Domingo de Ramos pocos eran capaces de prever que las previsiones meteorológicas iban a impedir la salida de las cinco cofradías de la jornada, si bien solo una de ellas salió a la calle, la del Cautivo y Encarnación que, sin embargo, no llegó a entrar en Catedral y por tanto no hizo estación de penitencia. Borriquilla, Santa Cena, Maravillas y Despojado optaron por quedarse en sus templos.

Las difíciles decisiones de estos días han tenido una nota predominante, el hecho de que las hermandades tuvieran que adoptarlas mientras el cielo en ese momento les invitaba a lo contrario, en un sentido y en otro. Así, el Lunes Santo y el Martes Santo se produjo al contraposición de una y otra fórmula de decidir.

La lluvia fue protagonista durante toda la jornada del Lunes Santo y ello pudo poner cuesta abajo la determinación de Trabajo y Luz, Huerto, Los Dolores, Rescate y San Agustín; todo lo contrario de lo que sucedió el Martes Santo, cuando las cuatro hermandades tuvieron que decidir mientras el sol y el cielo no hacía presagiar lo que los partes sí contemplaban.

La Lanzada fue la que más difícil lo tuvo, pues en ese momento el cielo no invitaba a quedarse en Los Dolores, pero finalmente se impuso la lógica al corazón. Esto empezó a augurar un mal día, que siguió la Hermandad del Vía Crucis y, con posterioridad, la de la Esperanza, si bien en este caso justo antes de su decisión la lluvia hizo acto de presencia. También llovía cuando La Cañilla optó por la misma decisión desde Santo Domingo. Estas cofradías solo han podido salir una vez en los últimos cinco años.

El llanto fue el momento más repetido para los cofrades, apenados por la suspensión. Foto: Blanca Rodríguez

El ecuador de la Semana Santa de Granada llegó con el Miércoles Santo, en el que aunque los partes anticiparon la lluvia esta no llegó, lo que puso en el punto de mira a la Federación de Hermandades y Cofradías, obligada a emitir un comunicado para defenderse de las acusaciones recibidas en redes sociales.

El agua cayó con intensidad justo antes de la decisión de Los Gitanos, que incluso tuvo que suspender su traslado el Jueves Santo. Similar decisión tomaron Los Estudiantes desde la Plaza de la Universidad. La jornada con marcado carácter del Realejo se quedó sin ninguna de las corporaciones de ese día. Rosario, Paciencia y Nazareno optaron por suspender igualmente. La lluvia no cayó hasta entrada la madrugada.

El día del amor fraterno, el Jueves Santo, los cofrades soñaron con una tregua que llegó. Lo hizo pese a que el cielo se había encapotado durante toda la jornada, generando la incredulidad de los cofrades y las miles de personas agolpadas para disfrutar de la jornada albaicinera y con dosis del Zaidín, desde donde Salesianos fue la primera en ponerse en la calle y provocando, en gran medida, la reacción en cadena a favor de estar en la calle de la Concha, la Aurora y la Estrella. El Silencio puso la guinda con su salida en su año centenario.

Los ánimos despertaron en Granada, pero el Viernes Santo volvieron las amenazas de lluvia, que aunque no impidieron la celebración del acto de la conmemoración de la muerte de Cristo en el Campo del Príncipe privaron de hacerlo junto a la imagen de la Soledad de Nuestra Señora. Los Ferroviarios retrasó su salida pensando en las opciones de lluvia y se puso en la calle una hora más tarde. También salieron Escolapios, Favores y Sepulcro y se quedó en su templo la Soledad de San Jerónimo. Las que estaban en la calle tuvieron que volver a sus templos apresuradamente al sorprenderles la lluvia.

Santa María de la Alhambra suspendió su salida. Foto: Blanca Rodríguez

El punto y final de la Semana Santa de Granada tuvo sus capítulos para olvidar. Primero el Sábado Santo, en el que Santa María de la Alhambra no tuvo opción hasta el momento de su decisión, pero con posterioridad no cayó una sola gota de agua hasta bien entrada la noche.

Los que no tuvieron dificultad en sus cabildos fueron las hermandades del Domingo de Resurrección, de modo que Facundillos, Resurrección y Triunfo y Resucitado suspendieron sus estaciones de penitencia hasta la Catedral.

Las hermandades que no pudieron salir han celebrado en sus templos una Semana Santa distinta, congratulándose de que el agua haya ayudado a los pantanos, pero apenados con no haber podido profesar la religión católica en las calles. Ha comenzado la cuenta atrás hasta 2025.

Publicidad

Comentarios (1)

  1. Guillermo Marín dice:

    La peor? Yo diría que la mejor en este momento que vivimos. La semana santa más húmeda desde 1970, en un momento de sequía como éste.
    Este agua es lo más bendito y más santo que hemos podido tener

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand
https://ahgr.es/?p=252759