lunes 14 octubre
GRANADA CF - LAS PALMAS | LA CRÓNICA  |   |

Quini rescata a un Granada CF escaso de pólvora y mecha

El Granada CF muestra síntomas preocupantes de falta de ideas para generar peligro a la portería rival y reacciona únicamente al gol de Las Palmas · El equipo no puede con un rival complejo en el centro del campo y al que solo el gol del cordobés evitó el desastre

Quini celebra el tanto que supuso el empate a uno en Los Cármenes. Foto: Álex Cámara

Quini ha rescatado este domingo al Granada CF de sufrir la tercera derrota de la Liga en el Nuevo Estadio de Los Cármenes en el minuto 90. El futbolista cordobés logró meter al fondo de la red un balón muerto tras varios rechaces en el área de la UD Las Palmas y que evitan que el desastre fuera mayor, de un equipo que se mostró sin apenas pegada y sin generar peligro a la meta rival.

Diego Martínez finalmente pudo disponer de las dos piezas de la que durante toda la semana se había estado hablando. Tanto Quini en la banda derecha como Montoro en el centro del campo junto a Azeez pudieron estar en el terreno de juego junto a Rodri, que volvió a ser titular por delante de Adrián Ramos.

El partido comenzó con dominio alterno, un Granada CF que trató de llevar la iniciativa. Lo consiguió el equipo rojiblanco en el dominio del balón, si bien la claridad de las llegadas no se percibía en ninguna de las dos áreas.

Fue a los 17 minutos cuando llegó el primer aviso serio de los de Pepe Mel. Entonces Eric, que había visto amarilla minutos antes, colgó un balón a la corona del área que Timor trató de definir aunque mientras perdía el equilibrio. El balón se fue rozando el larguero de Rui Silva. Trataron los de Mel de seguir inquietando a la portería rojiblanca.

Así, Srnic definió un balón por abajo que detuvo el meta o Cala trató de resolver a fondo de la red un remate de cabeza que había sido anulado por fuera de fuego pero en el que el meta luso, por si acaso, se mostró acertado a bocajarro.

Reaccionó el Granada CF por lagunas con un balón recuperado por Vadillo atrás. Después de la trianguación y movimiento en el que participaron Montoro y Fede Vico, el cordobés dejó el balón para Dani Ojeda, quien se incorporaba desde la izquierda, pero su centro iba demasiado cerrado.

El aviso serio se dio con otra combinación entre Vadillo, Fede Vico y Adri Castellano. Este último que venía desde atrás probó suerte obligando al exrojiblanco Raúl Fernández a estirase para evitar el gol. A los 38 minutos el que lo intentó fue Montoro desde la frontal a balón parado, pero el esférico se marchó alta.

Ojeda se lamenta de una de las escasas ocasiones que tuvo el equipo rojiblanco. Foto: Álex Cámara

Segunda parte bronca

El segundo periodo en Los Cármenes arrancó mucho más bronco que la primera, con jugadores continuamente en el suelo a raíz de las faltas que se fueron dejando uno y otro y que motivaron la amarilla para Rodri Ríos.

El Granada CF dio un paso al frente superados los primeros cinco minutos y empezó a acercarse a la portería de Raúl Fernández, aunque el partido quedó detenido durante más de tres minutos por la lesión de Montoro. El valenciano cayó de nuevo por un golpe esta vez en el tobillo izquierdo, lo que obligó a un cambio imprevisto de Martínez para dar cabida a Alberto Martín. Ramos por Rodri fue la otra permuta.

El tiempo avanzaba con cierta anestesia local. Al Granada CF le seguía costando llegar con claridad a las proximidades de la meta del vasco Raúl Fernández. Las Palmas tenía aparentemente controlada la recuperación de balón en las proximidades de su portería y la salida sin problema.

En una de esas, en el centro del campo, Timor trató de sorprender al meta luso granadinista, que tuvo que esmerarse para enviarla a saque de esquina no si problemas. Este lo remató de cabeza al segundo palo Maikel, quien estuvo a punto de asistir a Rubén Castro, pero Azeez logró despejarla y con posterioridad Germán sacarla del peligro.

El susto serio llegó a los 71 minutos, después de varios despejes malos de la defensa del Granada CF. El cúmulo de desaciertos derivó en un balón a Rubén Castro, que tuvo tiempo para pensar y hacer la pared con Timor. Después de llegar a la línea de fondo se la dejó de nuevo a su compañero, que batió de tiro cruzado a Rui Silva.

Reaccionó a los pocos minutos el Granada CF con una buena combinación con Adrián Ramos que acabó en las botas de Dani Ojeda. El canario definió en la frontal pero se encontró con Raúl Fernández. Acto seguido el técnico gallego quitó a Ojeda y metió a Puertas.

Respondió Quini con un remate en la frontal que acabó en saque de esquina para los rojiblancos, que seguían sin ver clara la oportunidad. El lateral polivalente protagonizó la jugada con la que se determinó el partido de forma definitiva. Remató un balón en la frontal después de varios rechaces con el que justo en el 90 el Granada CF empató el partido.

El gol supuso un alivio para los granadinistas, que aunque se habían mostrado con pólvora mojada durante todo el partido y sin mecha, pero el punto se queda, al menos uno, en Granada, aunque el liderato no llegue.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Publicidad
Diseño Web La Sastrería