sábado 13 abril
Magazín  |   | Redacción aG

El Centro José Guerrero propone un diálogo reflexivo sobre la abstracción de la mano de Miquel Mont

La colección permanecerá abierta a los visitantes hasta el 19 de mayo

La exposición estará abierta al público desde este martes y hasta el 19 de mayo en el Centro José Guerrero. Foto: Diputación de Granada

El Centro José Guerrero de Granada ha presentado este martes su nueva exposición temporal que, con el título de 'Progreso contra progreso', llega de la mano de Miquel Mont y pretende abrir un diálogo reflexivo alrededor del tema de la abstracción en el arte desde una perspectiva contemporánea.

La diputada provincial de Cultura y Educación, Pilar Caracuel, ha presentado la muestra con los artistas Miquel Mont y Luis Rodríguez, además de con el propio director del Centro José Guerrero, Paco Baena.

Caracuel ha destacado la particularidad de los proyectos expuestos en el centro, asegurando que "estos son muy diferentes entre sí, pero comparten la sensibilidad hacia los espacios construidos".

"La muestra de Miquel Mont difunde los nuevos caminos de la abstracción, proponiendo con responsabilidad e inteligencia un diálogo constructivo a partir de la evidencia de los fracasos a los que se ha abocado aquella idea de progreso, aunque salvando su horizonte de avance civilizatorio".

"A su vez, Luis Rodríguez conjuga las labores profesionales como arquitecto con la fotografía presentando una delicada y poética instalación en el Cuarto Lúcido" del museo de la calle Oficios, en el centro de Granada, ha añadido la diputada.

La muestra 'Progreso contra progreso' busca establecer un diálogo multifacético con la obra de José Guerrero, "explorando su legado artístico y la relación con el proyecto y espacio del centro que lleva su nombre", según ha informado la Diputación de Granada en una nota de prensa.

La exposición se centra en la reflexión contemporánea sobre la noción de abstracción y sus complejas conexiones con la imagen y la relación intrínseca con la economía. Mont destaca la importancia de la vitalidad y creatividad en las formas plásticas de Guerrero como punto de partida para una reflexión más amplia sobre la abstracción y sus significados actuales.

El propio Mont ha defendido su intención de concienciar a los visitantes en términos de sostenibilidad con una exposición que "he planteado como un diálogo basado en esa creencia en la modernidad como progreso. El título parte de las formas de la modernidad apoyadas en un modelo de producción que no es sostenible y que está destruyendo el planeta".

El diálogo visual se articula espacialmente en las cuatro salas del Centro José Guerrero, aprovechando la arquitectura del lugar y la precisión del proyecto arquitectónico de Antonio Jiménez Torrecillas. La exposición se estructura a través de una lógica ascendente que configura la primera y última planta como momentos particulares de la muestra.

En la planta baja, se destaca la presencia de 'Autorretrato' de Guerrero frente a la serie 'Autorretratos' de Miquel Mont, utilizando tubos de metacrilato transparentes como metáforas de la presencia corporal. Otras dos series, 'Cooperaciones' y 'Teslas', exploran la abstracción desde perspectivas distintas, cuestionando la estética del bricolaje y reflexionando sobre la proyección del proyecto moderno en un futuro progresista.

La muestra no solo destaca la evolución de la abstracción en la pintura contemporánea, sino que también plantea preguntas cruciales sobre el presente y el futuro en un contexto de incertidumbre y amenazas ambientales.

Miquel Mont, artista nacido en Barcelona en 1963 y residente en París desde 1989, ha logrado combinar su trabajo artístico con la docencia, influyendo en diversas instituciones educativas. Su enfoque innovador y su constante cuestionamiento de los modos pictóricos hacen de esta exposición un evento cultural de relevancia en la escena artística contemporánea.

Por su parte, Luis Rodríguez presenta unas fotografías que establecen un diálogo entre arquitectura y la propia fotografía dentro del marco del Cuarto Lúcido, mostrando "espacios olvidados que aportan sensaciones a través de las imágenes, siendo capaces de generar sosiego dentro de una sociedad ruidosa, instaurando incluso un punto de detenimiento en el que los asistentes podrán encontrarse a sí mismos".

La exposición estará abierta al público desde este martes, a partir de las 20.00 horas, hasta el próximo 19 de mayo en el Centro José Guerrero, ofreciendo a los visitantes una oportunidad única para sumergirse en este diálogo visual y reflexivo sobre la abstracción y su relevancia en la actualidad.

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand
https://ahgr.es/?p=248205