sábado 2 marzo
EMPLEO  |   | Redacción aG

Más de tres mil granadinos hacen la maleta para trabajar en la vendimia

Entre los temporeros, aumenta el número de jóvenes con estudios universitarios que no han encontrado trabajo en la provincia

Un total de 3.200 granadinos se desplazarán a la vendimia francesa entre agosto y septiembre. Granada es la provincia española desde donde partirá el mayor número de trabajadores al país vecino, permaneciendo entre 20 y 25 días con la intención de conseguir hasta dos mil euros de salario en tres semanas.

El perfil de quienes acuden a la llamada de la vendimia ha cambiado con el tiempo a esos miembros de familias que lo hacen por tradición, teniendo la mayoría de jornaleros entre 22 y 50 años, se unen jóvenes universitarios que no han encontrado trabajo. El destino principal de los temporeros granadinos son las regiones francesas de Perpignan, Montpellier, Burdeos, Estrasburgo, Lyon, Marsella, Pau y Toulouse. Y las localidades de procedencia de los trabajadores son principalmente Zújar, Moclín, Iznalloz, Baza, Benamaurel, Deifontes, Montejícar y Guadahortuna, entre otras.

Según la Federación de Industria y Trabajadores Agroalimentarios (FITAG) de UGT Granada, ya no hay más plazas y desde el sindicato se desaconseja a la gente que "vaya a la aventura" en busca de un empleo porque el campo francés está saturado, toda la oferta está ya cubierta y el número de temporeros se ha estabilizado en los últimos años.

No obstante, son muchos los temporeros que no solo viajan a Francia en época de vendimia, también para la recogida de la fresa, cereza, nectarina, melocotón, así como manzana y uva de mesa que coinciden con la vendimia. "Para trabajar en la vendimia francesa hay que contactar directamente con los empresarios y agricultores interesados en contratar gente e incluso algunas veces ya existen contactos establecidos de años anteriores que organizan viajes para grupos completos", han aconsejado desde el sindicato.

Por lo que respecta al salario, UGT ha informado que "nunca" podrá ser inferior al Salario Mínimo Interprofesional de Crecimiento, fijado en 9,67 euros por hora, un 0,6% más que en 2015. Además, en el caso del contrato de vendimia, la legislación francesa prevé la exoneración de las cuotas de enfermedad y jubilación del asalariado, lo que supone un incremento salarial del 12,25%, sin que se pierdan los derechos de jubilación y seguridad social.

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand