domingo 5 abril
Entrevistas aG  |   | Noelia S. Lorca - Luis F. Ruiz | Fotos: Álex Cámara

"Para que el granadino se sienta más orgulloso de la Alhambra hay que implicarlo"

Rocío Díaz está a punto de cumplir un año al frente del monumento, un trabajo que trata de hacer de forma "eficaz, transparente y cercana" · Defiende que el nuevo sistema de venta de entradas, que funciona desde este domingo, "no es algo caprichoso"

Rocío Díaz, junto al Partal en el recinto monumental de la Alhambra.

Dicen de ella quienes bien la conocen que es la mujer de la sonrisa permanente. Solo pasan los primeros segundos de la entrevista para corroborarlo. Rocío Díaz está a dos meses de cumplir un año al frente del Patronato de la Alhambra y el Generalife, el mismo que gestiona el monumento universal del que los granadinos presumen día a día.

Pero recrearse con el recinto no es la tarea de esta granadina, que ha pasado en solo un año de mirar Granada desde la Plaza del Carmen a hacerlo desde uno de los puntos más altos de la ciudad con una ambición: que la capital y la Alhambra no sean espacios que están de espaldas el uno al otro, sino cara a cara. En ello invierte gran parte de su tiempo diario y así lo explica en ahoraGranada.

Pregunta.- En casi un año que lleva al frente de la Alhambra, ¿qué ha cambiado en el monumento?

Respuesta.- Son diez meses y se han hecho bastantes cosas. Yo resaltaría la transparencia, hemos ganado en transparencia. Estamos luchando y trabajando para que la gestión del Patronato de la Alhambra y el Generalife sea mucho más transparente, sea más cercana a la ciudad, en concreto, al barrio del Albaicín. También hemos impulsado una serie de visitas por especialistas para que los granadinos sean los principales protagonistas del monumento y en sitios cerrados habitualmente, como el Carmen de Peñapartida. Realmente creo que se han hecho cambios importantes.

Estamos llevando a cabo licitaciones bastantes significativas, pero lo que estamos intentando es que haya menos contratos menores y más licitaciones para que la concurrencia competitiva sea real pero, sobre todo, ha habido un cambio en la normativa de visita pública. El próximo 1 de marzo se pone en marcha el nuevo sistema que viene motivado tras un informe de la Agencia de la Competencia. No es algo caprichoso, sino que se ha hecho porque teníamos una serie de requisitos que cumplir y teníamos que adecuar la normativa de visita pública de la Alhambra a lo que nos decía el informe de la transparencia y de la Agencia de la Competencia.

P.- ¿Cuál es el principal reto que se marca al frente del Patronato?

R.- El reto también viene motivado por los principales cambios y la transparencia es uno de ellos. Había que cambiar la gestión para hacerla más eficaz, transparente y cercana y en ello estamos trabajando. Esos retos llevan aparejados muchísimo en el día a día. Al final, estamos gestionando en este 2020 un total de 34 millones de euros, que es lo que ingresamos.

Es una gestión compleja en el día a día, pero ilusionante porque hay un gran equipo de trabajo y entre todos vamos a intentar dar ese cambio y ser mucho más cercanos. El granadino se tiene que sentir orgulloso de la Alhambra porque está en Granada. Para que el granadino se sienta orgulloso hay que implicarlo. Tenemos que comunicar y estar cercanos a los vecinos del Albaicín.

"Tenemos que intentar entre todos que el turista se quede y conozca otros sitios de la capital, no solo la Alhambra"

P.- ¿Existe masificación turística en el monumento?

R.- Nosotros tenemos un número de visitantes que es el que hay anualmente y no se puede sobrepasar: 2,7 millones al año. Eso es lo que tenemos, pueden entrar en los Palacios Nazaríes 300 cada media hora, que por motivos de conservación y seguridad son los más frágiles. La hora de la visita la marca la hora de entrada a los palacios.

Al final, ese aforo hay que controlarlo porque la visita debe tener una calidad, que es requisito indispensable y, sobre todo, la conservación del conjunto monumental es nuestro principal objetivo. La conservación, la investigación y la difusión son los tres principales objetivos del Patronato y para ello trabajamos. Las entradas que hay son las que son y con las que trabajamos.

P.- En ese sentido, ¿qué medidas baraja para evitar el deterioro?

R.- Estamos trabajando ese cambio de normativa de visita pública, con esa planificación mayor para venir a la Alhambra, que es algo necesario. Se trata de un monumento que tiene un determinado número de entradas a la venta y hay que planificar la visita al conjunto monumental que también conlleva un aumento de la pernoctación en la ciudad.

El turista que venga puede conocer otros lugares indispensables. Que la Alhambra sea el reclamo del turista no quita para que venga y se vaya, tenemos que intentar entre todos que se quede y conozca otros sitios de la capital. Esto dará mayor calidad y tendremos un turismo cultural y patrimonial que es necesario.

Rocío Díaz, en un momento de la entrevista en la que ha enumerado los proyectos que tiene el monumento para desarrollar en el futuro

P.- ¿Ha tocado techo como atractivo turístico el monumento?

R.- 2.763.500 visitantes al año. Las entradas de la Alhambra se venden porque hay mucha demanda. La cuestión es que tenemos un número de visitantes al año y no podemos tener más porque la conservación es necesaria y fundamental.

P.- Este domingo se pone en marcha el nuevo sistema de entradas, ¿cuáles son las ventajas que tiene?

R.- Hay que ponerlo a funcionar e ir viendo cómo se va comportando tanto el nuevo sistema como el mercado para ver ese cambio. Esto no quiere decir que si nosotros vemos algo que hay que corregir, se corrija al día siguiente. Hay que dar un tiempo e intentar ver cómo funciona todo. Si hay algo que cambiar, se cambiará siempre con unos criterios. Estamos en un conjunto monumental gestionado por una agencia administrativa que depende de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía.

Las entradas a la Alhambra están fijada por un precio público y, realmente, tienen precios públicos que pagan las personas que vienen a visitarnos. Dicho esto, tenemos que dotar a la normativa de la mayor transparencia y eficacia posible, así como intentar que sea igualitaria para todos. Con ello, hacemos un sistema de venta libre.

En concreto, tenemos un 18% del total del aforo anual destinado a la parte institucional del Patronato, es decir, en ese porcentaje están las visitas escolares, de la UGR, investigadores, estudiantes de máster y también está la parte social de las visitas, colectivos sociales que pueden acceder a través de ese porcentaje.

El resto, el 82%, será venta libre con una única salvedad, hay un 12%, por primera vez en la normativa, en el que se escribe la palabra pernoctación. Como he dicho anteriormente, es fundamental y necesario que la Alhambra colabore con ese incentivo a las personas que duermen en la ciudad o la provincia. Cómo se va a poder acceder a ese 12%, pues siempre mediante convenios con instituciones públicas.

Ahora mismo, existe un solo convenio con el Ayuntamiento de Granada, pero pueden existir más en un futuro con otras instituciones públicas. Con el bono turístico, la Granada Card, se podrá acceder a ese 12%, el resto será por acceso libre.

Así, a partir del 1 de marzo, cualquiera puede entrar a la página web de venta de entradas y comprarlas introduciendo tu nombre, DNI o pasaporte, y pagando. Anteriormente no era así. No hay límite de entradas y puede comprarla cualquier agencia, particular, hotel, guía turístico o quien lo desee.

Antes, había 394 agentes autorizados y tenían el 49% del aforo anual del monumento. Ahora mismo, la norma da más oportunidades a empresas y agencias de viajes que quieran trabajar con la Alhambra, y no se pone ningún tipo de requisito para comprar esas entradas.

"Tenemos que trabajar para dotar de un nivel de exposiciones único porque estamos en un lugar único"

P.- ¿Con cuánto tiempo de antelación se pueden sacar las entradas con el nuevo sistema?

R.- Las pondremos a la venta el 1 de marzo hasta el 31 de marzo de 2021. Un año de antelación porque era una de las reclamaciones que tenía el sector turístico. Antes solo se podía comprar entradas a tres meses vista y hay gente que sabe ya que va a venir porque tiene cualquier plan.

P.- El mayor orgullo para los granadinos es la Alhambra, ¿lo es todo para la ciudad?

R.- Nosotros estamos trabajando para que el granadino se sienta más orgulloso de la Alhambra y, para ello, estamos haciendo nuevas exposiciones para que la gente de Granada quiera subir a la Alhambra. Realmente, es un lugar único y no solo hay que subir a visitar los palacios o el Generalife. En el Carlos V tenemos la suerte de tener el Museo de la Alhambra y exposiciones temporales como es el caso de 'La Granada Zirí, Universo Bereber' hasta el 21 de abril. Y también tenemos el Museo de Bellas Artes.

Entiendo que tenemos que trabajar en ese sentido para dotar de un nivel de exposiciones único porque estamos en un lugar único y para que el granadino se sienta muy orgulloso. Esto contribuye también a la Capitalidad Cultural 2031, donde la Alhambra tiene mucho que decir, dado que tiene la capacidad de organizar alguna serie de muestras en las que el granadino sea el principal beneficiado.

Junto a ello, las visitas gratuitas para los granadinos los domingos por la tarde, cuyas entradas se retiran en el Corral del Carbón los lunes por la mañana, así como unas visitas con especialistas que se pondrán en marcha dentro de poco.

P.- Hay quienes piensan que el monumento se gestiona desde Sevilla, con esta implicación, ¿se logra evitar ese pensamiento o discurso?

R.- Creo que la Alhambra tenía que mirar mucho más a la ciudad y, realmente, es lo que estamos haciendo con este cambio de gobierno. La Alhambra está en Granada y no se gestiona desde Sevilla, se gestiona desde aquí. Estamos en un lugar que ahora mismo es donde se toman las decisiones de cuáles son los proyectos e inversiones que se van a realizar. Por primera vez en el presupuesto de 2020, los 34 millones de ingresos son los 34 de gastos. Trabajamos a contrarreloj para que todo salga adelante.

Además, tenemos una inversión importante en el Albaicín de 1,2 millones de euros. La primera fase del Maristán, una reclamación histórica de un barrio y una ciudad porque han sido 33 años de desencuentros y ahora es un proyecto desbloqueado; y un convenio con el Ayuntamiento de Granada para recuperar el Paseo de Romayla, que tampoco salía adelante, y donde se van a invertir 1,8 millones en tres años. En ambos proyectos, quien invierte el dinero es la Consejería de Cultura a través del Patronato. Eso es colaborar e invertir en un barrio que es Patrimonio Mundial como es el Albaicín.

Díaz cree que el Albaicín debe permanecer estrechamente ligado al monumento

P.- ¿Cómo puede contribuir la Alhambra al mantenimiento del Albaicín?

R.- Nuestros estatutos son claros y se pueden invertir y hacer cosas mediante convenios de colaboración o con nuestros bienes adscritos. Tenemos una serie de monumentos, que integran Dobla de Oro pero también otros, que en un futuro lo harán. También trabajamos a contrarreloj para solucionar El Baño Hernando de Zafra en la calle Elvira, con una serie de puntualizaciones que hacer ahí.

Hay que seguir trabajando para hacer y mirar al Albaicín. La Alhambra también tiene El Bañuelo o el Palacio de Dar al-Horra o Casa Horno de Oro, monumentos en los que día a día invertimos porque estamos haciendo conservación preventiva. Estamos trabajando e invirtiendo en lugares que de otra forma estarían cerrados al público.

Una forma de enseñar el Albaicín es Dobla de Oro, con la que diversificamos también y que los turistas puedan quedarse más tiempo en Granada. Se complementa totalmente. Además, trabajamos con convenios, como el de Romayla, o el Balcón de Cartuja con la UGR. Esas colaboraciones son interesantes siempre que tengan algo de relación con la Alhambra. Proyectos como el Hotel Reuma son inversiones que se harán en el barrio en las que trabajamos y demuestran que el cambio es real.

P.- Esto es de murallas hacia afuera, de murallas hacia adentro, ¿por dónde se empieza a trabajar cuando se llega a un monumento así?

R.- Las prioridades las marca el arquitecto conservador y todo su equipo, que es el servicio de conservación, al que le faltan horas en el día porque hay que estar pendiente de cada cosa, movimiento y detalle. Tenemos un servicio fabuloso de restauración y son los que día a día marcan las prioridades. Aquí no decidimos por capricho, sino porque hay que intervenir en unos lugares que en otros.

Pronto tendremos trabajos por ejemplo en la fachada del Carlos V. Ahora tenemos unas obras de emergencia en la placeta. En cuanto la hay intentamos volcarnos en ese lugar y seguimos trabajando para que el resto de proyectos salga adelante. Pronto presentaremos esa memoria de actuación. Estamos trabajando en Puerta Bibrambla y vamos a intervenir en ella. Estamos interviniendo en la fachada antigua de Carmen de los Catalanes, vamos a intervenir y a poner en marcha y abrir al público el Jardín del Carmen de los Catalanes y eso hay que hacer una obra que debe adaptarse al público.

Tenemos el Museo Ángel Barrios que pronto saldrá esa licitación para la parte del museo, será un nuevo espacio y el jardín para que sea un nuevo espacio para realizar conciertos y tertulias. Al final, también eso es lo que acerca el conjunto monumental a los granadinos. Tenemos que tenerlo todo en perfecto estado, garantiza el futuro. Lo primero que tenemos que encima de la mesa es la conservación del monumento, sin esto no hay nada más. Sin conservación la Alhambra no funciona.

"Tenemos encima de la mesa cómo dotar de algún espacio a los guías acreditados"

P.- ¿Se contempla en estos proyectos futuros un nuevo espacio para turistas junto al acceso principal, en tanto en cuanto el atrio está descartado?

R.- El proyecto del atrio estaba descartado antes de que yo llegara aquí y se decidió no continuar. Efectivamente tenemos una serie de reclamaciones por parte del sector, sobre todo guías turísticos, habrá que plantearlo aunque ahora mismo no está encima de la mesa. Sí tenemos encima de la mesa cómo dotar de algún espacio a los guías acreditados en la Alhambra, intentar mejorar la calidad del visitante.

P.- La actualidad de los últimos días está marcada por la crisis global del coronavirus, ¿cree o teme que pueda afectar turísticamente al monumento?

R.- Lo que afecte afectará al conjunto del país. Confío plenamente en las autoridades sanitarias y estamos en contacto permanente con ellas y estamos a lo que nos vayan marcando. Recibimos 6.500 visitantes que entran en palacios, aunque hay más que se quedan en el exterior o acuden a otras zonas. En este momento que estamos viviendo hay que ser prudentes y estar en permanente contacto para que nos marquen las pautas las personas y profesionales que deben hacerlo, como son las autoridades sanitarias. En cuanto surgió todo el tema en China dotamos de mascarillas a trabajadores para que quien quisiera pudiera acceder a ellas, a partir de ahí estamos pendiente lo que nos vayan diciendo.

A Rocío Díaz le cuesta quedarse solo con un sitio del monumento

P.- ¿Da por concluidas las posibles irregularidades que pudiera haber al frente del monumento en épocas pasadas y ahora están en manos de la Justicia?

R.- Esos temas los llevan los tribunales y nosotros lo único que hacemos es colaborar siempre como no puede ser de otra manera con la autoridad judicial. Ese es un tema que está en los juzgados y nosotros siempre debemos esperar a ver qué es lo que dice, siempre colaborando con la Justicia. Nosotros trabajamos para dotar al conjunto monumental de mayor transparencia y que esos años 'oscuros' se verá qué es lo que ha pasado en los tribunales.

Actualmente el Patronato trabaja con mayor transparencia, intentamos que esa gestión sea lo más transparente posible, para que esa sombra de sospecha desaparezca. Tenemos la obligación de publicar absolutamente todo lo que hacemos y contratamos. Los informes son exhaustivos. Todo está más que revisado por nuestros funcionarios.

P.- ¿Cómo se ve Granada desde la Colina Roja?

R.- Granada está en la Colina Roja porque la Alhambra está en Granada, no es solo mirar, sino es ser y nosotros somos Granada. Creo que no hay que separar, intentar pensar en conjunto con todas las instituciones, intentar ir de la mano, que el diálogo fluya e intentar trabajar con un mismo objetivo.

P.- ¿Cuántos lugares le ha dado tiempo a descubrir en diez meses de un sitio que parece ser infinito?

R.- (Sonríe) Aquí no estamos todo el día visitando palacios, pero tenemos oportunidad de ver algunos lugares que no se ven por motivos de conservación pero sí se visitan porque hay que intervenir o decidir alguna actuación. Realmente eso es algo maravilloso, pero luego tenemos el día a día en la gestión en el Patronato de la Alhambra. No es complicado pero sí delicado, tenemos en nuestras manos el bien más preciado y la joya más maravillosa. Eso transmite el respeto más absoluto.

Siempre que llego a la oficina por la mañana tengo en la mente que la responsabilidad es tremenda. La gestión diaria debe ser impecable. Cada decisión que se toma tiene que ver con el futuro del conjunto monumental. Al final no son decisiones pequeñas, sino grandes decisiones que harán grande a un lugar, al que hay que protegerlo, conservarlo y estar orgulloso de él.

P.- ¿Cuál es su lugar favorito de la Alhambra?

R.- Tengo muchos lugares favoritos y me da pena decir solo uno, hay muchos que me parecen maravillosos y únicos. Hay uno que en especial me gusta que es el Baño de Comares, creo que allí cuando estás es algo especial en el mundo entero. Hay otros sitios como el Peinador de la Reina que es maravilloso y otros lugares que están abiertos al público.

Pero hay otros sitios también maravillosos como el Paseo de las Torres, creo que ese sitio y lugar sí puede visitarse y estás en un sitio excepcional. Hay personas que ahorran toda su vida para venir a la Alhambra y nosotros tenemos la suerte de poder tenerla en Granada. No podemos tener más orgullo que ese. Tenemos que intentar disfrutar de ella.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada6Años
#AHORAGRANADA6AÑOS

Seis años de historias que ya son historia

'ahoraGranada' cumple su sexto aniversario con la misma implicación del primer día en llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Diseño Web La Sastrería