sábado 13 abril
La Capital  |   | Redacción aG

'Simba' se convierte en el segundo perro que atiende a diabéticos autorizado para entrar al Clínico San Cecilio

El Hospital cuenta desde 2020 con un protocolo que regula el acceso de estos animales adiestrados

Alejandro y 'Simba', en el Hospital Clínico San Cecilio. Foto: Hospital Clínico San Cecilio

El perro de alerta médica Simba se ha convertido en el segundo can que atiende a diabéticos autorizado para acceder al Hospital Universitario Clínico San Cecilio de Granada, que cuenta desde 2020 con un protocolo que regula el acceso de estos animales adiestrados para atender también a personas con discapacidad, autismo o epilepsia, mejorando su autonomía y calidad de vida

Simba es un perro que avisa a Alejandro a través de su ladrido del riesgo de sufrir hipoglucemias e hiperglucemias. Su función es clave para la seguridad de este joven, que padece diabetes y debe llevar "un riguroso control de su nivel de azúcar".

Desde finales de 2023 este jack russell de seis años está autorizado para acceder a las dependencias del Clínico junto a su dueño, gracias al protocolo que regula el acceso de los denominados perros de asistencia.

El Clínico San Cecilio fue entonces el primer hospital andaluz en diseñar y aplicar un procedimiento destinado a tal fin, del que desde entonces hace también uso Manuel, impulsor del desarrollo de este procedimiento, pacientes con diabetes, y su perro de asistencia, Aslan, experto en la detección de hipoglucemias.

Los perros de asistencia están adiestrados para prestar servicio a personas con alguna discapacidad visual, auditiva o de movilidad, o que padecen trastornos del espectro autista, diabetes o epilepsia, con el fin de contribuir a mejorar su autonomía personal y su calidad de vida.

Generalmente, los perros guías que acompañan a personas con discapacidad visual, que son el tipo de perro de asistencia más habitual y reconocible, no suelen tener dificultad para acceder a los recintos públicos, pero existen casos en que estos animales prestan servicio a personas con otras enfermedades. Precisamente, para reconocer y equiparar en derechos el acompañamiento que realizan los distintos tipos de perros de asistencia se desarrolló este procedimiento.

Así, el hospital una vez comprobado que el paciente cuenta con toda la documentación necesaria emite la tarjeta identificativa que el perro deberá portar siempre en un lugar visible cuando acceda a las instalaciones hospitalarias. Esta autorización se renueva anualmente y es tramitada por el servicio de Medicina Preventiva y Salud Pública.

Actualmente, en total, tres perros considerados ‘binomios’ de sus dueños (un perro guía que acompaña a una persona invidente y los dos perros entrenados para alertar a pacientes diabéticos), están acreditados, mediante el citado procedimiento, para acompañar a tres usuarios del Clínico en su acceso a las instalaciones que no se consideran espacios de paso restringido.

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand
https://ahgr.es/?p=248274