viernes 24 mayo
SEMANA SANTA 2015 | LA CRÓNICA DEL JUEVES SANTO  |   |

Tan completo como marca el guión

El Jueves Santo supera el reto y consigue adaptar sus cambios sin consecuencias para los cortejos y hermandades · Noche mágica del Albaicín en el quinto día de la pasión

El Jueves Santo de Granada fue tan completo como marca el guión de todo cofrade. La cita de la quinta jornada de pasión cumplió con el reto que las propias hermandades se habían dado en esta jornada, a raíz de los cambios que se habían producido en una cita inédita.

Así las cosas, la Concha fue la primera en discurrir por Tribuna sin ningún tipo de afección al resto de cortejos, ni siquiera al propio Silencio, con el que compartía vía de un solo espacio como la Carrera del Darro, pequeña para citas como las de esta jornada.

La jornada de la Concha salió a la perfección con los cambios. Foto: Tricia González

La jornada de la Concha salió a la perfección con los cambios. Foto: Tricia González

Nervios ante la novedad

La Hermandad de la Concha fue la primera en ponerse en las calles de Granada con nervios en una cofradía que ansiaba con poder alcanzar este objetivo y, de paso, conseguir mayor repercusión en sus acciones de hermandad con el paso de los años. La modificación salió bien pese a que al llegar a Carrera Oficial fueron avisados de que entrarían 15 minutos tarde en la Catedral debido a unos oficios que se estaban produciendo en el interior del tempo.

La demora no tuvo consecuencias sobre el cortejo, pues ya entrados en Elvira tras salir por la Puerta del Perdón consiguieron recuperar las agujas del reloj y llegaron cumpliendo escrupulosamente su horario hasta el Monasterio, donde una multitud se agolpaba para ver a esta cofradía del Bajo Albaicín. Destacar en cuanto al cortejo los nuevos faroles para 'el Manuel', que dan mucha más armonía al paso del cristo.

El sol fue el protagonista junto al Cristo de la Redención salesiano. Foto: Luis F. Ruiz

El sol fue el protagonista junto al Cristo de la Redención salesiano. Foto: Luis F. Ruiz

Memoria salesiana

Con la memoria de Francisco Álvarez en el recuerdo, Francisco Rodríguez Abuín inició su nueva etapa como capataz del Cristo de la Redención en los Salesianos, donde el Zaidín protagonizó su última dosis cofrade de la Semana Santa con una cofradía que cada día que pasa logra hacer las cosas mejor y resalta positivamente por ello.

Nuestra Señora de la Luz vistió radiante por Israel Cornejo con el rostrillo y pañuelo en tejido en Bruselas donado por las camareras ante una nueva cubierta del palio que da mucha más composición al paso de la dolorosa.

El paso por los Grifos, otro de los enclaves que nadie quiere perderse en Semana Santa. Foto: Tricia González

El paso por los Grifos, otro de los enclaves que nadie quiere perderse en Semana Santa. Foto: Tricia González

¡Guapa, guapa y guapa!

El grito que en la tarde de cada Jueves Santo se escucha retumbar en toda la ciudad desde San Miguel Bajo fue el anticipo de una gran jornada para la Hermandad de la Aurora, que dejó pequeña las inmediaciones del templo desde donde efectúa su salida, mostrando así el fervor de los cofrades por una de las vírgenes más veneradas de la ciudad.

La virgen albaicinera vistió un rostrillo que resaltó la talla anónima del siglo XVII, con lo que los cánticos estaban más que justificados. La Hermandad volvió a protagonizar momentos únicos de cada tarde de este día de pasión en los rincones hasta su llegada a plaza Nueva, con especial atención a los Grifos de San José, en donde solo unos privilegiados pudieron asistir en el lugar a la magia bajo la costalería.

La Estrella bajó hasta la ciudad entre sus fieles y adeptos. Foto: Luis F. Ruiz

La Estrella bajó hasta la ciudad entre sus fieles y adeptos. Foto: Luis F. Ruiz

Estrella que ilumina

Desde la parte más alta del Albaicín llegó otra de las imágenes que más adeptos tiene la Semana Santa de Granada, como es María Santísima de la Estrella, reina de San Cristóbal. En este caso tampoco faltaron los gritos de guapa para la imagen de Antonio Dubé de Luque.

La Hermandad destacó con un extenso cortejo muy bien desplegado durante todo el recorrido, principalmente en plaza Nueva y Carrera Oficial, donde el paso de la cofradía no quedó ni mucho menos deslumbrado por el pequeño incidente que se produjo con un guardabrisa en la salida de Jesús de la Pasión, que lejos de necesitar iluminación artificial le basta con la que él mismo ya ofrece.

El Cristo de la Misericordia protagonizó uno de esos momentos únicos de la Semana Santa. Foto: Luis F. Ruiz

El Cristo de la Misericordia protagonizó uno de esos momentos únicos de la Semana Santa. Foto: Luis F. Ruiz

Multitud silente

"Santísimo Cristo de la Misericordia, Granada te espera". Con estas palabras se abrieron en la media noche las puertas de San Pedro y San Pablo para presenciar la salida de El Silencio, otro de esos momentos únicos y significativos de la Semana Santa de Granada.

El número de nazarenos en las filas cada vez es más nutrido para una hermandad seria y que impone el rigor y la firmeza a su paso, pese a que haya quienes no respeten el sentido que persigue. Iluminado únicamente por los flashes de las cámaras y los cuatro hachones que le rodean, el Cristo de la Misericordia discurrió sobre su paso de caoba muerto, buscando ya una jornada de Viernes Santo que augura el final de la pasión.

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Te puede interesar

Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand
https://ahgr.es/?p=35578