viernes 3 diciembre
Opinión  |   |

Reinicio

Retomo la columna semanal tras tres meses de descanso. Ya hace tiempo que se reinició el curso político y muchas son las cosas que han sucedido durante el verano y en el inicio del otoño. Menos llover ha pasado de todo.

Comenzó el verano con un cambio de gobierno en la ciudad. La investidura como alcalde de Francisco Cuenca (PSOE) puso fin a la vergonzosa situación generada en el gobierno de las derechas, que tras un largo periodo de esperpento permanente acabó implosionando de la peor manera.

Después ha llegado la desaparición del grupo municipal de Ciudadanos, con el paso a concejales no adscritos de sus cuatro miembros, dos ya se habían fugado y otros dos han sido expulsados del partido, que se queda sin representación en el consistorio y deja huérfanos a sus votantes. Resultado, cinco de veintisiete concejales no adscritos, un récord poco gratificante. El quinto elemento es Sebastián Pérez (ex todo del PP).

El nuevo gobierno municipal llega con sorpresa. Mientras Cuenca afirmaba por activa y por pasiva que no había pactado nada con Luis Salvador (ex Cs y ex alcalde) y que con él no iría a ninguna parte, sin embargo al hacerse público el nuevo gobierno en él aparece incluido el propio Salvador y su fiel J.A. Huertas (ex Cs). Éste asume prácticamente las mismas competencias que tenía en el gobierno de las derechas, incluidas las de Deportes y Hacienda. O ha cambiado de ideas o éstas no son contradictorias con las del nuevo alcalde. Ya veremos. Por su parte Luis Salvador aparece con una superconcejalía de nombre tan ampuloso como contenido desconocido. Curiosamente en el paquete del supuesto “no pacto” se incluye que el personal de confianza del anterior alcalde ahora lo es del grupo del PSOE, por nombramiento directo del Sr. Cuenca. Para no ser un pacto se le asemeja bastante, parece muy completo y cerrado meteóricamente.
No cabe duda de que la inclusión en el gobierno local de estas dos personas expulsadas de Ciudadanos vulnera el pacto antitransfuguismo, ese pacto que se firma y anuncia con toda la parafernalia y que después algunos partidos vulneran sin pudor e interpretan siempre a su favor.

Cuenca, pudiendo elegir, ha decidido que sus socios preferentes sean esos dos tránsfugas de la derecha.

Paradójicamente sigue declarando públicamente que con Luis Salvador se siente incómodo, pero ahí está. Él verá como resuelve esta contradicción. Por cierto, el Sr. Salvador parece desaparecido, no se le conoce actividad alguna. Por no conocer no se sabe ni siquiera dónde tiene su despacho. Misterio.

Después de constituido su gobierno, el nuevo alcalde ofreció al grupo de Podemos-IU-Independientes su entrada en el mismo, algo que este grupo ha rechazado considerar debido precisamente a la vulneración del pacto antitransfuguismo. Queda claro que todos no son iguales. Algunos prefieren respetar sus principios a entrar en el a cualquier precio.

No obstante durante los últimos dos meses se ha abierto un proceso de negociación política entre el PSOE y Podemos-IU-Independientes para intentar llegar a acuerdos programáticos. Ya se han hecho públicos dos acuerdos puntuales, uno sobre paradas a demanda en el transporte público nocturno y otro sobre la ordenanza fiscal del IBI. Resultará curioso ver al Sr. Huertas y al Sr. Salvador votar en el pleno a favor de medidas que hasta ahora habían rechazado de plano. Son las cosas de los fulgurantes cambios de montura.

En la política estatal llegan algunas buenas noticias desde Madrid. Después de muchos tiras y aflojas en el gobierno, se ha presentado el proyecto de Presupuestos Generales del Estado. También se anuncian acuerdos sobre medidas para frenar la escalada del precio de la electricidad, para una ley de vivienda y de regulación de los precios de los alquileres, el compromiso para la derogación de la reforma laboral…

Pero también otras muy preocupantes. Granada se queda fuera de las inversiones del Corredor Mediterráneo. Si ya íbamos tarde este olvido hace temer que se incide en el trato injusto hacia la provincia. Ninguna militancia política ni fidelidad partidista puede justificar que desde Granada no gritemos pidiendo equidad y justicia. Aún estamos a tiempo de que se rectifique, de introducir, vía enmiendas presupuestarias, la posibilidad de que Granada aparezca en el mapa ferroviario, no sólo como una raya en un plano sino con avances en la realidad de esta imprescindible infraestructura. Instituciones, representantes políticos, agentes sociales y sociedad civil debemos trabajar de forma conjunta para conseguir este objetivo.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
Miguel Martín Velázquez

Asesor del grupo municipal de Podemos-IU en el Ayuntamiento de Granada

Publicidad
Navidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería