jueves 21 febrero
Opinión  |   |

Una consejera de y para Granada

Hasta ahora, en una tradición no escrita, los Gobiernos de la Junta de Andalucía solían contar con uno o dos miembros de ese Gobierno, de procedencia granadina.

Concretamente en el último Gobierno de Susana Díaz, hasta dos granadinos, fueron designados consejeros. María José Sánchez Rubio, Consejera de Igualdad y Políticas Sociales, y toda una veterana en la política andaluza. Y hasta su dimisión, Aquilino Alonso Miranda, que fuera Consejero de Sanidad, abanderando aquel proyecto de la unificación hospitalaria que tanta controversia generó y que precisamente acabó costándole el puesto.

Muchos de estos altos responsables del Gobierno Andaluz, han ido dejando huella de su trabajo en las diferentes áreas por las que han ido pasando. Algunos han tenido un corte más político, mientras que otros han destacado por su perfil más técnico.

Me vienen a la memoria, quizás por el hecho de haber sido profesores de la facultad que “me vió crecer” Manuel Pezzi, o Cándida Martínez, ambos consejeros de Educación en distintas legislaturas.

En esta nueva etapa de la Junta de Andalucía, y pese a que el nuevo Presidente negó haber seguido ningún tipo de criterio geográfico en la formación de su Gobierno, se mantiene la tradición, con la presencia de una consejera granadina.

Se trata de Marifrán Carazo, quien llevará las riendas de un área tan compleja como agradecida, Fomento, Infraestructura y Ordenación del Territorio. Lo primero, lo complejo, por las muchas y varias demandas regionales a las que se va a ver obligada a atender. Lo segundo, lo agradecido, porque siempre se ha dicho que el área de Fomento es una de las más lucidas de un Gobierno, por aquello de las muchas inauguraciones y cortes de cinta que te permite.

Sobre esta última cuestión, ya habrá tiempo de ir comprobando su mayor o menor acierto. Pero sobre la primera, vaya un primer avance por mi parte, con tintes netamente granadinos.

Marifrán Carazo deberá gestionar la consolidación del Metro en Granada, y sentar las bases de una futura ampliación hacia nuevas líneas del tren metropolitano. La cascada de peticiones de municipios del Área Metropolitana en los últimos meses, ha sido intensa, y será difícil valorar cualquier iniciativa en materia de movilidad metropolitana sin contemplar esta ampliación. Y todo ello, teniendo como referencia las palabras del líder popular granadino Sebastián Pérez, quién en su momento consideró esta infraestructura como poco afortunada.

Quizá sea una persona que ha trabajado con él, la más adecuada para convencerlo de lo contrario, y de la necesidad de ampliar sus servicios, de la forma más eficaz posible.

No de menor importancia van a ser las decisiones que adopte Carazo en materia urbanística. El Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Granada (POTAUG), documento fundamental para la vida de Granada y sus municipios metropolitanos, esta cercano a cumplir los veinte años.

Dicho documento marcó las bases de las grandes líneas urbanísticas de esta estratégica zona del territorio andaluz, y es el responsable de la actual fisonomía de Granada y su área de influencia. Pero el POTAUG es igualmente el culpable de numerosos conflictos urbanísticos y de conexiones con infraestructuras estatales y locales, en diferentes puntos de recogidos en el mismo.

Estoy pensando en los VAU (Viales de Aglomeración Urbana), diseñados para unir núcleos de población entre sí, sin tener que pasar por la ciudad de Granada, y aliviar la densidad del tráfico de vehículos en las ya sobresaturadas arterias principales de nuestra red de comunicaciones.

Unos VAU que ni están y de momento, tampoco se les espera a corto plazo, y que además en algunos casos (Ogíjares), su planeamiento choca con la perspectiva del Gobierno Central en la planificación de las carreteras de su competencia.

En resumen, Carazo, no tendrá más remedio que ser la Consejera de Fomento e Infraestructuras de todos los granadinos. Pero se esperan muchas respuestas y muchas soluciones a distintos conflictos latentes, en su tierra de procedencia que es la nuestra.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
Gustavo García

Historiador y escritor

Publicidad
Diseño Web La Sastrería