viernes 1 marzo
Granada CF  |   | Redacción aG

La vida, por ahora, sigue igual en el Granada CF

El debut de Alexander Medina ofreció síntomas positivos, aunque el desenlace volvió a ser idéntico al de las últimas once jornadas

Boyé peleó sin premio durante todo el partido. Foto: LaLiga

El Granada CF abrió la etapa de Alexander Medina con personalidad, iniciando el encuentro en el Bernabéu con el pulso firme y bien plantando sobre el terreno de juego, interpretando con las ideas claras lo dispuesto por el uruguayo en la pizarra, un plan que le sirvió para sobrevivir sin grandes problemas el tramo inicial del encuentro.

El primer once del ‘Cacique’ no supuso una gran revolución en cuento a nombres. Raúl Fernández fue una de las principales novedades, pero el cambio en la portería se disolvió poco minutos después del inicio, cuando el guardameta vasco se tuvo que retirar del terreno de juego lesionado, dejando su lugar a Ferreira.

El Madrid no tardó en hacerse con el control del balón, obligando a los rojiblancos a parapetarse, defendiendo con oficio, una sensación que se disipó poco después, cuando los de Ancelotti encontrar en fisura en la defensa nazarí con una combinación que culminó Brahim para inaugurar el marcador, rubricando el 1-0, tanto que, una vez más, mostraba las carencias atrás de los rojiblancos, algo que en cinco días no se pueden subsanar.

El gol no cambió el guión y el Granada CF siguió replegado, aguardando la oportunidad para explotar la velocidad de sus atacantes, algo que no llegaría en el primer acto. Tras el paso por los vestuarios, el cuadro blanco no soltó las riendas del encuentro, un dominio que desembocó en el 2-0, obra de Rodrygo, que alejaba la posibilidad para los granadinos de arañar algo positivo en el estreno de Medina.

Tras el tanto y con un desenlace previsible, el duelo entró en un tramo anodino, como si ambos hubiesen firmado una tregua encubierta, bajando las revoluciones. El Granada CF trató de estirarse, pero sin demasiada convicción, pensando ya en futuras batallas.

El estreno de Medina en el banquillo de los rojiblancos dejó pinceladas interesantes, pero el uruguayo aún tiene mucho trabajo por delante para que el Granada CF logre alcanzar el nivel competitivo necesario para abandonar los últimos puestos de la clasificación.

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand