miércoles 22 mayo
ÁREA METROPOLITANA  |   | Luis F. Ruiz - Noelia S. Lorca

Las otras mociones de censura que cambiaron cinco alcaldías en el Área Metropolitana de Granada

PSOE y PP fueron protagonistas en todos los movimientos que se dieron desde la oposición para desbancar a los regidores

La moción de censura de Armilla tuvo que ser resuelta por un juez. Foto: Álex Cámara

Maracena vivirá este martes la que será la sexta moción de censura que se registra en democracia en el Área Metropolitana de Granada, un mecanismo que ya propició el cambio de hasta cinco alcaldías del Cinturón con un denominador común: PSOE y PP siempre fueron protagonistas.

Los dos principales partidos se han quitado mutuamente alcaldías en las localidades de Pulianas y Monachil, donde fueron los socialistas los que la perdieron en favor del PP; y Armilla y La Zubia, donde fueron los populares los que la cedieron en favor del PSOE.

Solo hubo un caso en el que ninguno de los dos grandes partidos ostentaba el bastón de mando, en Peligros, en la primera moción de censura de la historia democrática del Cinturón metropolitano. Aquella Alcaldía estaba en manos de IU, pero los socialistas apoyaron a una formación independiente para arrebatar el bastón de mando a los comunistas.

Si todo sale según lo firmado, el PSOE se hará con la Alcaldía de Maracena este martes, por lo que será la tercera vez que los socialistas 'arrebatan' mediante la moción de censura un ayuntamiento al PP en el Cinturón metropolitano.

Peligros, primera moción de censura en democracia

La primera moción de censura de la democracia en el Área Metropolitana de Granada hay que buscarla en la localidad de Peligros, donde IU fue desbancada de la Alcaldía para que se hiciese con un bastón de mando un independiente.

Antonio López Santiago fue elegido alcalde de Peligros el 30 de junio de 1987 después de ser la segunda fuerza más votada en las Municipales por detrás de la formación independiente.

Sin embargo, en febrero de 1989 este partido obtuvo el respaldo del PSOE para desbancar al alcalde comunista y hacer regidor peligreño a Rafael Huertas, sumando entre ambas formaciones siete de los 13 concejales que componían la Corporación municipal.

En las siguientes elecciones, el partido independiente no concurrió y fue IU la que ganó las Elecciones municipales, logrando cinco de los trece concejales.

Moción de censura en Pulianas el mandato de los tres alcaldes

El 17 de junio de 1995 el socialista Fernando García Porcel fue elegido alcalde de Pulianas después de conseguir cinco de los once concejales del Ayuntamiento metropolitano, sin embargo su mandato al frente del Consistorio acabó apenas un año y tres meses después.

Entonces la formación independiente USP, tercera más votada en los comicios, y el PP, la segunda, unieron sus tres concejales cada una para hacerse con el bastón de mando de manera compartida. Primero lo harían con José Díaz como alcalde durante casi un año y en la recta final del mandato, los dos últimos años, con Francisco Ruiz hasta 1999.

En las siguientes Elecciones Municipales, el PSOE volvió a ganar pero mantuvo sus cinco concejales, lo que no evitó el pacto de nuevo entre el PP y esta vez con IU, para repartirse la Alcaldía dos años cada uno.

Tensión en Monachil la tercera moción de censura

Monachil vivió en 2003 un mandato convulso, en el que el PSOE lo inició al frente de la Alcaldía y el PP lo terminó después de la tercera moción de censura en democracia en el Área Metropolitana de Granada.

El socialista Francisco Lara de la Plaza, después de ganar las Elecciones Municipales de 2003 con cinco de los 13 concejales de la Corporación y obtener el apoyo del concejal de IU y el independiente de UPM Benjamín Rodríguez, que entró a formar parte del Gobierno local.

Sin embargo, justo un año después de la constitución de los ayuntamientos, el PP impulsó una moción de censura con los tres ediles del PP y el apoyo de UPM, que abandonó el equipo de Gobierno para integrarse en el nuevo equipo.

El pleno, en el que fue elegido el popular Antonio Trinidad, no estuvo exento de un clima de tensión, obligando incluso a la Policía Local y la Guardia Civil a escoltar al nuevo regidor e impidiendo las intervenciones del concejal de UPM y los del PA.

Los integrantes del nuevo Gobierno local en Armilla. Foto: Álex Cámara

Armilla, la moción de censura que tuvo que autorizar un juez

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo 4 de Granada tuvo que resolver la cuarta moción de censura de la democracia en el Área Metropolitana de Granada, esta vez en Armilla, donde el PSOE arrebató el bastón de mando al PP.

El socialista Gerardo Sánchez, que había ganado las elecciones, se convirtió en alcalde de la ciudad más poblada de la comarca después de obtener los apoyos sus nueve concejales, el edil de IU y José Luis Castillo, que entonces había concurrido por el partido independiente IDEA.

El popular Antonio Ayllón denunció que Castillo era tránsfuga de su propio partido, por lo que se debía considerar su apoyo a la moción como "ilegal y nulo de pleno derecho".

El magistrado tuvo que pronunciarse cuatro días antes de la votación en Armilla después de haberlo suspendido cautelarmente el 23 de noviembre de 2012. Finalmente se celebró el 21 de enero de 2013, propiciando que Sánchez regresara a la Alcaldía.

Momento en el que Inmaculada Hernández, alcaldesa saliente; y Purificación López, entrante; se cruzan en el Ayuntamiento de La Zubia. Foto: Álex Cámara

La última moción hasta ahora, en La Zubia

La localidad de La Zubia es la que ha vivido en el Área Metropolitana la que es, hasta la fecha, la última moción de censura registrada en la comarca, concretamente en 2021, en el ecuador del mandato que iba a conducir hasta 2023.

La socialista Purificación López ganó las Elecciones Municipales más ajustadas que se recuerdan en el municipio, obteniendo cinco de los 17 concejales de la Corporación, mientras que el PP obtuvo otros cinco.

Inmaculada Hernández logró hacerse con la Alcaldía después de conseguir un pacto contra todo pronóstico junto a Ciudadanos y Ganar La Zubia, que sin embargo en 2021 decidió abandonar el Gobierno local por "falta de garantías" para cumplir lo acordado por los partidos tras las elecciones.

Entonces, Ganar decidió apoyar al PSOE junto a IU para hacer alcaldesa a Purificación López, que se hizo con el Gobierno local el 15 de julio. Tras las elecciones de 2023 revalidó el cargo, esta vez con el apoyo de IU.

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand
https://ahgr.es/?p=253743