sábado 27 noviembre
GRANADA CF - HUESCA  |   | Nacho Santana

Petróleo en el desierto con dos minutos de gen competitivo

El Granada CF salva el empate a tres ante el Huesca con dos goles en dos minutos · Los rojiblancos siguen sin conocer la victoria y acumulan dos puntos de 15 en Liga

Germán Sánchez remata el cabezazo que supone el 3-3 en el marcador. Foto: Álex Cámara

Tan larga como dura es la travesía por la Liga para la mayoría de los equipos españoles. Especialmente ardua está siendo para el Granada CF, incapaz de encontrar el oasis de la victoria en el desierto de los resultados que cosecha desde que sumase tres puntos por última vez en octubre. 

Sin su brújula futbolística, ni aquella que se forma en la cabeza de cada jugador cuando el estado anímico acompaña, el equipo no termina de encontrar el norte. Perdidos por momentos, de Diego Martínez suman un punto ‘in extremis’ insuficiente para sacarles del mal momento que atraviesan.

Pocas veces un periodo tan corto de tiempo ha sido tan buen resumen de los últimos encuentros que atraviesa este Granada CF. En los primeros 45 minutos al equipo se le vieron las costuras con fallos en defensa y se vio nulo en la faceta creativa, para luego mejorar y mostrar su cara más luchadora. 

Como tantas veces ha hecho, el conjunto rojiblanco fue de menos a más tras un inicio que pudo salirle muy caro. Los de Diego Martínez no encontraron la forma de generar la más mínima amenaza sobre la portería del debutante Álvaro Fernández y lo pagaron a los 20 minutos, cuando Mikel Rico se anticipó a Gonalons para mandar al fondo de las mallas un cabezazo a centro de Sandro.

En un juego sin llegadas por parte de ambos conjuntos, el Huesca se sintió más cómodo, tanto antes de tener el marcador a favor como después. Rui Silva, convertido en espectador antes del testarazo del exjugador granadinista, solo tuvo que hacer frente durante la primera mitad a tímidas aproximaciones de Rafa Mir y Sandro, generalmente exentas de peligro.

Fue pasada la media hora cuando el Granada CF se dio cuenta de que la reacción debía ser inmediata en caso de no querer claudicar nuevamente ante un colista. El conjunto aragonés cometió pérdidas en la zona defensiva que dieron alas a los rojiblancos, espoleados por la lucha de Luis Suárez

Sería, precisamente, el colombiano quien encontraría en un tanto el premio a su entrega. Primero lo rozaría con una presión tras una mala entrega de Mikel Rico sobre su guardameta; luego, al borde del descanso, igualaría las tornas. 

Lo hizo gracias a un contragolpe dirigido por él mismo en colaboración con Puertas. Perdieron el balón, pero el ariete volvió a recuperar para que condujese el ‘10’, que se la dejó dentro del área. Al espacio y en la zona de pena máxima es donde Luis Suárez no perdona. Allí, fijó la salida del portero rival para definir con la puntera, raso y a donde no se puede llegar en carrera. 

No dejó tiempo para más la primera mitad. Tras una primera cara preocupante del Granada CF, lograron reaccionar cuando su técnico ya mandaba a calentar a los jugadores de ataque del banquillo. Un gran Luis Suárez, ya completamente asentado en la dinámica del equipo y encontrando su hueco en el once titular, permitió afrontar la segunda parte con ideas frescas.

Puertas volvió a ser titular ante el Huesca. Foto: Álex Cámara

La artillería sobre el campo

El tanto del colombiano no cambió la intención de Diego Martínez de buscar la victoria con todo. No saltaron al campo tras el descanso Yan Eteki, intrascendente, ni Puertas, aún falto de forma. Tomarían su lugar Yangel Herrera y Soldado, poniendo toda la carne en el asador con medio partido aún por jugar.

De poco sirvió la intención ofensiva, pues a los tres minutos de empezar volvió a encajar gol el Granada CF. Ferreiro encontró el centro desde la banda derecha del Huesca y sacó un balón medido a la carrera de Borja García, que remató ante la pasividad en la marca de Yangel Herrera. Se lanzó y su disparo besó el poste antes de superar a un Rui Silva que solo pudo mirar. 

Se lanzaron los rojiblancos a la búsqueda del empate. Poblaron el área e hicieron de las bandas una autopista para sus carrileros con la intención de convertir algún remate en esas ansiadas tablas. A punto estuvo de firmarlas Soldado, en el 58, con un pase elevado de Luis Milla que mandó desviado pese a colarse entre la zaga rival.

No llegó el tanto y pidió más Diego Martínez a los suyos. Lo hizo en forma de sustitución cargada de mensaje, dando entrada a Kenedy por Luis Milla para pasar a un 4-4-2. No dio tiempo a que el brasileño tocase siquiera el balón cuando Yangel Herrera estrelló un obús en el poste tras una excepcional parada de Álvaro Fernández.

Tras los mejores minutos del Granada CF, los rojiblancos volvieron a desaparecer del partido para ceder el dominio del mismo a su rival. Sin embargo, encontraron el peligro con una llegada aislada a pies de Machís, que sacó el centro para que lo rematase Luis Milla, que se topó con el vuelo del guardameta rival.

El Huesca anotó el tercer tanto mediada la segunda parte. Foto: Álex Cámara

Empate sobre la bocina

Se impacientó el técnico del conjunto rojiblanco y sacó al campo todo lo que le quedaba. Retiró a Foulquier y Carlos Neva para dar entrada a Jorge Molina y Quini, pasando a Kenedy al lateral izquierdo. 

Precisamente con el brasileño en el carril defensivo llegó la jugada que regaló el tercer gol. No se entendieron ni él ni Rui Silva, que salió a buscar un pase en profundidad que acabaría despejando el propio Kenedy. Sin embargo, le dejó el balón muerto a Okazaki, que solo tuvo que disparar desde larga distancia para hacer el 1-3, que ya parecía definitivo.

Sin embargo, no se rindió el Granada CF y recortó distancias gracias a un buen balón servido por Darwin Machís. Lo peinó Jorge Molina con un gesto sutil, que permitió al balón tomar el giro necesario para volverse hacia la portería con el bote y acabar entrando. 

Inmediatamente tras el tanto del delantero, los rojiblancos lograron el empate a falta de pocos minutos para el final del encuentro. Kenedy puso en juego una falta lateral al primer palo que remató Germán con un cabezazo inapelable para empatar el encuentro. 

Pudo llegar incluso a remontar el Granada CF al final del encuentro con un nuevo disparo de Jorge Molina que se estrelló en la madera y acabó marchándose fuera. Unos minutos de reencuentro con su propia identidad bastaron a los rojiblancos para cosechar un punto que parecía perdido a diez minutos del pitido final. 

Con un punto más en el zurrón, la travesía por el desierto sigue sin encontrar ese oasis tan necesario para refrescar las piernas y cabezas de unos jugadores que, por momentos, son su propia sombra. Queda mucho desierto por delante, una travesía a la que no se le atisba el fin, y que sin un instante de descanso físico y mental se antoja complicada en caso de no reencontrar la brújula que guía a los rojiblancos horizontales.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Publicidad
Navidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería