sábado 22 enero
SUCESOS  |   | Redacción aG

Sorprendido cuando recolectaba cogollos de 'maría' en una plantación de cáñamo intervenida en octubre

La Guardia Civil se incautado de 21,2 kilos de la droga dispuestos para la venta

Los agentes de la Guardia Civil se han incautado de más de 21 kilos de marihuana. Foto: Guardia Civil

La Guardia Civil, en el marco de la segunda fase de la operación Loro21, ha detenido a un hombre de 32 años, con antecedentes policiales previos, como presunto autor de un delito contra la salud pública después de que fuera sorprendido manipulando las plantas de una plantación de supuesto cáñamo industrial que había sido intervenida hace casi dos meses.

La primera fase de esta operación se desarrolló en octubre y, en aquella actuación, el ahora detenido fue investigado por cultivo de droga. Durante una inspección en un invernadero del término municipal de Albuñol, en el que supuestamente había cáñamo industrial, los agentes del puesto de esa localidad descubrieron que este agricultor había manipulado las más de 6.200 plantas que allí crecían para conseguir sumidades floridas, cogollos de marihuana, sin contar con la autorización de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios.

Dicha plantación fue intervenida entonces y puesta a disposición judicial, por lo que las plantas no podían ser manipuladas de ninguna manera hasta que la autoridad judicial resolviera.

La Guardia Civil de Albuñol ha descubierto ahora que este hombre "ha hecho caso omiso a dicha orden". En primer lugar cortó las plantas y las puso a secar y después fue sorprendido recolectando los cogollos de marihuana y guardándolos en cajas y en bolsas para poder transportarlos.

Durante la inspección posterior los agentes se han incautado de 21,2 kilos de marihuana ya recolectada y dispuesta para la venta.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrolado por La Sastrería