lunes 17 enero
ABUSOS A MENORES   |   |

Un caso mediático del Sur al Norte

Prensa, radios y televisiones de todo el país, incluída la catalana TV3, siguen de cerca la jornada de interrogatorios en los juzgados de la Caleta

Cámaras de televisión se agolpan en las inmediaciones de los juzgados ante la llegada de los detenidos. Foto: Alberto Franco

Cámaras de televisión se agolpan en las inmediaciones de los juzgados ante la llegada de los detenidos. Foto: Alberto Franco

Si la Junta de Andalucía hubiera comenzado a probar la línea 1 del Metropolitano hasta la Caleta las distintas televisiones que han seguido de cerca la jornada de interrogatorios en el 'caso Romanes' no hubieran tenido sitio para ubicar sus unidades móviles.

La jornada de este miércoles ha congregado en las inmediaciones de la sede judicial a periodistas llegados desde distintos puntos del país, entre ellos los enviados especiales de medios escritos como de el diario El País o El Periódico de Cataluña; o las televisiones Canal Sur, Antena 3, Televisión Española, Tele 5, Cuatro, La Sexta y hasta la catalana TV3, que se han desplazado hasta este enclave granadino para seguir de cerca lo que daba de si la llegada de los coches policiales hasta la sede judicial.

Por otra puerta para evitar a los medios
Una de las imágenes más buscadas desde que el pasado lunes se produjeron las detenciones era la de los cuatro imputados en el caso. Los cámaras se han afanado, sin éxito, en tratar de conseguir una imagen clara sobre los implicados entrando a los juzgados. Cuando se conoció la noticia de que habían quedado en libertad, el reto era conseguir la imagen de estos saliendo por su propio pie de las instalaciones de la Caleta. Los propios periodistas han llegado a la conclusión que mientras las abogadas de oficio atendían a los periodistas, los arrestados salían por otra de las dos puertas de la sede judicial para sortear así la presencia de las cámaras.

De hecho ésta ha sido una de las anécdotas del día. Equipos desplazados en la Jefatura Superior de Policía iban informando a los congregados en la Caleta de que un furgón policial, con una matrícula determinada, había salido de estas dependencias.

Con esto, fotógrafos, cámaras y periodistas tomaban posiciones a la espera de que fuesen llegando los detenidos e intentar captar imágenes que no han pasado de los cristales ahumados de los vehículos policiales.

Y mientras tanto, corrillos de periodistas, conversaciones entre compañeros y pendientes de cualquier información que llegaba desde el interior de la quinta planta del edificio de Caleta.

La jornada larga de intenso trabajo concluyó cuando se conoció el auto del juez mediante el que se decretó qué iba a ocurrir con los detenidos.

Después llegaron más carreras, líos de cables, fotos rápidas que editar o textos a escribir de forma inmediata el día en que las unidades móviles fueron los primeros vehículos que usaron las vías del Metro frente a los juzgados.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrolado por La Sastrería