jueves 21 febrero
Opinión  |   |

Cuidar del capital humano en la Sanidad

Cuántas veces hemos dicho o hemos visto decir y no hacer, que del dicho al hecho va mucho trecho. Cuántas veces en las instituciones vemos cómo salen del paso con pocos recursos, porque en muchas ocasiones no es lo que se quiere, sino lo que te dejan. Por eso necesitamos gestores que innoven la sanidad, gestores desvinculados de la política, gestores que humanicen la asistencia. Porque humanizar la asistencia es una necesidad vital ante los fenómenos que día a día vemos en los hospitales como pacientes desorientados, pacientes sin recursos, pacientes solos. Fenómenos a los que las instituciones deben dar respuesta en su tiempo a las necesidades de los pacientes.

Hay que poner freno a una organización sanitaria compleja en tecnología y burocracia, organizaciones centradas en la eficiencia económica y no en la humanización, pero sin perder la visión de sostenibilidad.

La sosteniblilidad sanitaria demanda algo más que financiación y eficiencia económica; hay que recuperar la cercanía en la atención, el ponerte en el lugar del otro y hacerle las cosas como te gustaría que te las hicieran a ti. Hay que trabajar, y mucho, por la rehumanización del sistema sanitario. Pero para ello los profesionales requieren contar con los recursos necesarios para dar respuestas a las necesidades que demanda la sociedad.

Como enfermera vocacional que me considero diría que la enfermería lleva implícita en sus genes, en su ADN, la humanización, ya que los pacientes son la esencia de nuestra existencia, pero para ello debemos tener cubierta la ratio enfermera y adecuar la asignación de pacientes por enfermero al número y tipo de pacientes teniendo en cuenta la tasa e indicadores de complejidad, tales como la edad, la cronicidad, la pluripatología entre otras. De esta forma la enfermería conseguirá dar cumplimiento a los niveles de calidad asistencial requeridos para garantizar y mejorar la protección a la salud que consagra el artículo 43 de la Constitución Española.

Por eso necesitamos gestores desvinculados de la política, gestores que rindan cuentas, gestores que premien a los talentos e incentiven a sus profesionales. En definitiva, hacer gestores que cuiden de su capital humano, que es la herramienta más valiosa del sistema.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
Lola Vellido

Enfermera

Publicidad
Diseño Web La Sastrería