miércoles 8 abril
Opinión  |   |

Granada no lo merece

Cuando hace unos días el presidente del PP, a los cuatro vientos y a bombo y platillo, comunicó que Granada había sido moneda de cambio con otras provincias con la Alcaldía de Granada, no hizo más que reflejar una realidad que muchos veníamos denunciando. Palabras gruesas las que pronunció en su momento el expresidente del Partido Popular abandonando el Pleno del Ayuntamiento de Granada y que, al fin y al cabo, no era mas que poner sobre el tapete algo que en toda la ciudad se está comentado: a Granada la vendieron, y se ha fraguado un desgobierno de intereses, una amalgama de circunstancias pero con una única conclusión, vuelve a perder otra vez más la ciudad nazari.

Este conjunto de personas al frente de la Corporación Municipal, porque ya es evidente que no se le puede llamar gobierno, no resiste la más mínima prueba.

Son muchos los ejemplos de ello, pero me remito a dos hechos que por su cercanía y su explosión pública en los medios, son la evidencia de lo que afirmo.

La primera es la gestión que hizo el alcalde de los fondos europeos. Nueve millones de euros provenientes de los fondos europeos tirados a las cañerías por la incompetencia, que pusieron en evidencia la ruptura del Delegado de Empleo con su Alcalde. Aquel día en que se levanta de la mesa de una reunión con los portavoces de los distintos grupos municipales se abrió una herida en el equipo “desgobernante” que aún hoy tiene su reguero de sangre. Es publica y notoria la poca sintonía existente entre estas dos personas de un Partido político que anda en absoluta descomposición. Y continúa.

La Segunda, la más reciente, la evolución que ha tenido la creación de una comisión para controlar la licitación de los macrocontratos de limpieza y transportes de esta ciudad. Ya de por sí la propuesta de la Comisión resultaba extraña pero con el transcurso del tiempo desde su proposición hasta hoy, la ha hecho mas peculiar aún. Otra gestión impecable del despropósito y la falta de sensatez, pero que ha traído como consecuencia directa un ictus en el del grupo municipal del Partido Popular que, recordemos es el que tiene siete actas de concejales, cuatro más que su socio en las decisiones. El desaire hecho con luz y taquígrafos, en riguroso directo, que hizo el expresidente del PP al Alcalde fue más sonoro que efectivo. Pero aún a día de hoy no sabemos cuáles son las repercusiones últimas que esto puede tener. Solo sabemos que la comisión que ha provocado esta nueva secuela, esta vez provocada por el PP, y que había nacido como algo súper urgente, está todavía sin funcionar y no sabemos si el Alcalde que es su Presidente ha realizado alguna actividad. Lo más seguro es que no. Veremos.

Mientras tanto en la ciudad y en la Plaza del Carmen, siguen los comentarios de la dimisión del Delegado de Contratación que por cierto, sigue firmando resoluciones. En teoría todo sigue igual, pero todo el mundo sabe que no es lo mismo, y que detrás de tantas alocuciones vendrá algún hecho inesperado. Incertidumbre.

Pero además lo que se está viendo con todos estos dimes y diretes, es el empecinamiento del Alcalde de dar más y más visibilidad a la ultraderecha. En estos últimos días, se están teniendo pruebas palpables de ello. Una muestra más es la obsesión de quien debe de ostentar la presidencia de la comisión a la que me he referido antes. Cada vez siento mas vergüenza de quien está a los mandos de esta ciudad y cada vez tengo más envidia de los partidos liberales de Europa. Allí sí que ponen freno a la ultraderecha. Véase el ejemplo del papel que ha jugado Merkel en Alemania con la ultraderecha. Y si embargo aquí en nuestro suelo, quienes se dicen liberales y demócratas la blanquean, la apoyan... y así la fortalecen.

Como comprenderán con esas divisiones tan evidentes y palpables no es fácil la gobernabilidad y por el contrario es muy fácil la inestabilidad. Con estos espartos no es de extrañar que no se celebre una Junta de Gobierno (porque andaban en Madrid), o que por diversos motivos se tengan que dejar asuntos sobre la mesa, o que como el otro día uno de los concejales del supuesto gobierno comentara, que los propios le estaban volviendo loco. Normal.

Al final lo desgraciado de esta situación, es que quien pierde es Granada y quienes vivimos o trabajamos en ella. Granada no se lo merece, pero si lo padece.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
José María Corpas

Concejal del Grupo Municipal Socialista y Secretario de Política Municipal del PSOE de Granada capital

Publicidad
Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada6Años
#AHORAGRANADA6AÑOS

Seis años de historias que ya son historia

'ahoraGranada' cumple su sexto aniversario con la misma implicación del primer día en llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Diseño Web La Sastrería