lunes 20 mayo
Opinión  |   |

Para seguir avanzando

Es necesario recordar que hace cuatro años el Gobierno de Por Atarfe Sí cerró un periodo basado en la ilegalidad, la prevaricación y el clientelismo y heredó una deuda exorbitante de 80 millones de euros.

El pasado reciente, un período de más de 30 años, ha limitado el presente y condicionará el futuro de Atarfe, así como a los próximos Gobiernos municipales, salga el partido político que gobierne.

Todo habría sido diferente si Por Atarfe Sí no hubiera tenido que destinar al pago de la deuda 17,3 millones de euros y hubiera dispuesto de ellos para mejorar aún más la situación de los ciudadanos de Atarfe.

No obstante, la deuda y todos los problemas derivados del pasado no han paralizado la acción del gobierno. Se puede afirmar que Atarfe está mucho mejor que en 2015.

A pesar de las dificultades, Atarfe tiene suerte: es un municipio bien situado en el área metropolitana, no está agotado territorialmente y dispone de muchos recursos y potencialidades. Si los problemas están bien diagnosticados, si se buscan alternativas realistas y solventes, si se trabaja con tesón y honestidad, si se hace a los vecinos y vecinas partícipes, Atarfe puede seguir avanzando.

El próximo gobierno municipal necesitará que se produzcan cambios normativos a escala del Estado. De manera muy especial, deberá trabajar junto a otros ayuntamientos para que se derogue la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración local (LRSAL) con el objetivo común de recuperar la autonomía local y las competencias en diversas materias esenciales como empleo y vivienda, asuntos sociales y formación.

Asimismo, tendrá que seguir demandando a los gobiernos de la nación y de la Junta de Andalucía un plan de rescate que permita un plan de pagos a largo plazo, con amortizaciones anuales más bajas e incluso con quitas a la enorme deuda heredada. De ningún modo, los futuros gobiernos y los vecinos de Atarfe no tienen por qué soportar esa deuda ilegítima.

El próximo gobierno deberá afrontar problemas que aún están por resolver: el escaso tejido productivo después de años de especulación urbanística y el desempleo, las infraestructuras sin terminar de urbanizaciones y polígonos industriales, el grave problema de inundabilidad en gran parte del municipio, las viviendas vacías y, a la vez, la gran necesidad de vivienda de alquiler social; la marginación y la degradación urbanística y social de barrios convertidos en guetos, la escasa formación y cualificación profesional de algunos de nuestros jóvenes…

Los atarfeños pueden en estas elecciones decidir sobre qué pueblo quieren y qué alternativas son las mejores para afrontar los retos del futuro. Deben optar por gobiernos que defiendan criterios de justicia impositiva, de redistribución de la riqueza y combatan el fraude y el dinero negro o por aquellos que permiten economías derivadas de prácticas ilícitas o especulativas.

Es necesario un gobierno que exija cambios normativos en la contratación de obra pública y servicios para que no marginen a las pymes y autónomos locales o beneficien a las grandes empresas. Un gobierno que apueste por programas locales de empleo activo para luchar contra el desempleo, las desigualdades y la pobreza en lugar de fomentar la beneficencia, el amiguismo y el clientelismo.

Que apoye iniciativas empresariales productivas que creen empleo de calidad y a largo plazo, que impulse una cultura democrática y progresista, que transmita a las generaciones futuras un Atarfe más cuidado, más verde, con barrios con mayor calidad de vida y espacios verdes cercanos.

En definitiva, avanzar hacia un sistema local socialmente cohesionado, abierto, más justo e inclusivo, donde todos los que vivan en Atarfe tengan los mismos derechos y deberes y no haya lugar al racismo, el sexismo, la Lgtbiqfobia y la xenofobia.

Lo que está en juego en estas elecciones municipales es que Atarfe siga siendo gobernado por un partido local independiente y democrático, como es Por Atarfe Sí (PASI), comprometido con el progreso y el bienestar de los vecinos sin distinciones, o por partidos subordinados a decisiones lejanas a los intereses de Atarfe.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
Rosa Félix

Portavoz del Gobierno local de PASI en el Ayuntamiento de Atarfe

Publicidad
Diseño Web La Sastrería