lunes 26 agosto
Opinión  |   |

Podemos ha muerto, ¡pues no, está vivo!

Muchas eran las voces que vaticinaban que Podemos había muerto. Prestos se disponían al mejor entierro, habida cuenta que en Granada, la confluencia impulsada junto a personas independientes e Izquierda Unida no iba a ser capaz de contrarrestar la sacudida autonómica y estatal, a lo que ayudaría el fraccionamiento de lo que se situaba a la izquierda del PSOE, donde se han atiborrado varios partidos creados, ex profeso, para comparecer en las elecciones municipales, principalmente, Vamos Granada, que en su día fue la marca donde se integraba Podemos, siendo esto utilizado, por determinados medios de comunicación local y los partidos PSOE y PP, en demérito de la opción amplia, plural y de cambio real que representa la citada confluencia, habiéndose situado a Podemos en el centro de la diana de todos los ataques.

El resultado, desde luego, no ha sido el que se hubiera merecido la candidatura municipal encabezada por Antonio Cambril, si bien, por un lado, dicho con toda prudencia, ha sido un resultado digno el conseguido y, por otro, han quedado fuera del Ayuntamiento de Granada aquellas opciones a las que antes me he referido, pues no han obtenido representación alguna, pero sí nos han restado un puñado de votos que hubieran impedido que el corrupto Partido Popular volviera a gobernar en la ciudad, responsable de la quiebra del Ayuntamiento de Granada. Ese gravamen no puede ser eludido por ninguno de los actores que han provocado que gobierne quien ha hundido a la ciudad.

Desde Podemos, hacemos autocrítica por no haber conseguido aunar más apoyos a la candidatura municipal de cambio real que representa la confluencia ciudadana que hemos apoyado, tendremos que corregir errores y trabajar duro para ir sentando las bases para alcanzar esa mayoría social imprescindible que descabalgue la corrupción que preside la gestión política que representa el Partido Popular en el Ayuntamiento de Granada. En este sentido, vamos a seguir esforzándonos para ampliar la base social y política del encuentro ciudadano que hemos puesto en marcha junto con Izquierda Unida e Independientes, en el que vamos a seguir participando e impulsando activamente, también, con los movimientos sociales, sectores profesionales, autónomos, sindicatos, el buen empresariado y el Área Metropolitana. Con esta finalidad haremos un llamamiento a las personas para trabajar juntos/as en el objetivo de que la Institución Local esté al servicio de las personas y no al revés.

Por tanto, Podemos no ha muerto, está vivo y en condiciones de seguir aportando al proyecto político de cambio en la ciudad, lo pondremos en común, en el espacio de la confluencia que hemos construido con Izquierda Unida y las personas independientes, aglutinando, proponiendo alternativas a las políticas de privatización de los servicios municipales, también, al medio ambiente, pues la boina que se amplia en nuestro cielo debe desaparecer, está afectando a nuestra salud, impulsando acciones y actividades que acaben con los cortes de luz, exigiendo la inversión necesaria en las instalaciones eléctricas, siendo cauce para que las personas más desprotegidas tengan voz en el Ayuntamiento de Granada, combatiendo el fraude en la contratación y la precarización laboral, sobre todo, en los sectores de la hostelería y el comercio, apoyando al buen empresario. Impulsaremos un acuerdo para establecer la tasa turística, elevando, así mismo, una propuesta de ley al Parlamento Andaluz. Los barrios deben ser atendidos en sus legítimas y justas reclamaciones, trabajaremos con las asociaciones vecinales y los vecinos en los distritos municipales, revitalizando las Juntas de Distrito, reclamando mayores competencias en la ejecución de las políticas locales. Las Juntas de Distrito no son piezas de museo o una extensión administrativa de trámites irrelevantes, es donde los barrios pueden desarrollar su potencial, haciendo del conjunto de la ciudad un lugar de encuentro y de vida.

El grupo municipal de Podemos – Izquierda Unida – Independientes, será un cauce y una herramienta política al servicio de las personas para conseguir políticas locales que redunden en el beneficio de la ciudad y no en el de unos pocos que ni siquiera tributan aquí, que ven a Granada como una caja registradora, aprovechándose del trabajo de la gran mayoría. Por tanto, vivos, coleando y con muchas ganas de seguir trabajando por la ciudad y sus gentes.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
Salvador Soler

Miembro del Consejo Ciudadano Municipal de Podemos Granada

Publicidad
Publicidad
Diseño Web La Sastrería