domingo 11 abril
Opinión  |   |

Universidad, conocimiento e investigación en la Andalucía de la próxima década

Andalucía ha vuelto, después de 33 años en que España pasó a formar parte de la actual Unión Europea, a ser región objetivo 1 al mantener un Producto Interior Bruto inferior al 75% de la media europea. Es la única región de España que ha mantenido esta trayectoria. Andalucía no ha logrado desarrollar en estos años una base de transferencia de tecnología y conocimiento que asiente y ancle a una masa crítica de empresas que logren impulsar el crecimiento económico y la creación de empleo de calidad.

De este modo, el sistema Universidad-Investigación-Transferencia de Conocimiento (UITC) constituye el núcleo sobre el cual se construye un modelo económico competitivo que rompa con las tendencias actuales de precariedad que, frente a Europa, predominan en nuestra tierra. En este triángulo, la Universidad constituye el pilar fundamental. Andalucía cuenta con once universidades, diez públicas y una privada, además de las sedes de la UNED. El potencial que encierran estas universidades a nivel de investigación, transferencia y generación de valor de valor para la sociedad se ve constantemente reducido en relación a otros países en la vanguardia de la UE a causa de la burocracia que ahoga a los investigadores, la falta de motivación del alumnado que ve escasa salidas profesionales en su tierra y los recortes presupuestarios, entre otros problemas.

El propio sistema universitario no ha sabido adaptarse al hecho del cambio que las nuevas tecnologías han marcado en nuestras vidas. El sistema decimonónico de clases magistrales unidireccionales a grupos numerosos de alumnos, que adquieren un papel pasivo en el proceso de enseñanza-aprendizaje, sigue siendo mayoritario en nuestro sistema de transmisión de conocimientos. El nuevo papel del profesor, más dinamizador del conocimiento que transmisor del mismo, en un mundo en que las grandes bibliotecas y recursos electrónicos de información están en la punta de nuestros dedos 24 horas al día y 7 días a la semana, ha cambiado. La unidireccionalidad del proceso se ha revertido hacia una bidireccionalidad. Los grupos pequeños de alumnos en las universidades líderes trabajan con el profesor no sólo en la transmisión del conocimiento sino en la creación del mismo. Aprender a pensar y a aplicar los conocimientos a problemas reales sustituye al aprender de “memorieta” para pasar el examen. En un mundo que acelera constantemente sus cambios tecnológicos, y lo que es más importante, la adopción de los mismos, los contenidos de las asignaturas se quedan obsoletos cada vez con más rapidez. Es por ello que los alumnos, con el conocimiento existente a su alcance puedan ser parte activa de este sistema basado en “aprender a aprender” y “aprender para transferir”. De este modo, un objetivo para la próxima década es un programa de digitalización del conocimiento universitario que permita que, al menos un 30% de las titulaciones puedan ser ofertadas online y en formato blended, todo en contexto de internacionalización de la universidad.

La empresa constituye el segundo pilar del triángulo UITC. La empresa se integrará en estos nuevos métodos de enseñanza-aprendizaje junto a la universidad, pero no sólo atrayendo a la empresa a la universidad, sino trasladando a la universidad a la empresa. Los programas de formación in-company permitirán la impartición de asignaturas de titulaciones oficiales en sedes de las empresas con el objetivo de formar a trabajadores de empresas, reconociéndoles oficialmente los estudios cursados junto a estudiantes que, en contacto con ellos y con los directivos y trabajadores, podrán poner en práctica la enseñanza aplicada. Todo ello, en un sistema colaborativo win-win que puede ser fomentado mediante ciertas deducciones fiscales para las empresas colaboradoras.

Por último, la otra asignatura pendiente del triángulo UITC es la flexibilidad. El desarrollo tecnológico no descansa y es una tragedia que las universidades andaluzas cierren sus puertas a cal y canto en navidades y verano entre otras. Esto supone que nuestras universidades estén cerradas un 20% de su tiempo, alguna incluso mucho más. Es por ello que un programa Universidad 365 en que las universidades aprovechen esos tiempos para reorganizarse no en dos sino en 3 cuatrimestres. Este tercer cuatrimestre dotaría al sistema de una gran flexibilidad. Por un lado, los alumnos que así lo quisieran cursarían 3 cuatrimestres al año por lo que podrían terminar su titulación en dos años y medio en lugar de 4. Sería posible incrementar los programas internacionales con otras universidades gracias a la mayor flexibilidad de recolocar asignaturas en periodos que no se pisen con los calendarios académicos internacionales. Permitiría además incluir a alumnos con capacidades avanzadas en bachillerato para que en el verano pudieran cursar alguna asignatura de primeros cursos y, de este modo, crear un mayor vínculo entre la universidad y las enseñanzas medias. Encajaría además perfectamente con los programas in-Company para que los trabajadores en periodo vacacional que lo deseen puedan aprovechas los recursos de la universidad. Finalmente, los investigadores no tendrían que detener sus proyectos pudiendo realizar labores de transferencia en el tercer cuatrimestre directamente a las empresas (de nuevo formación in-company) sino a través de la organización de seminarios, simposios, workshops...

Esta es la cuadratura de triángulo (si se puede llamar así) que permitiría a Andalucía salir de la precariedad en que lleva sumida más de tres décadas fomentando el cambio de un sistema productivo hacia la verdadera transferencia del conocimiento desde la universidad y agentes innovadores hacia la sociedad.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
Daniel Arias Aranda

Catedrático de Organización de Empresas – Universidad de Granada y Coordinador Grupo de expertos de Universidades e I+D de Cs Andalucía

Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería