sábado 20 abril
Huétor Vega  |   | Luis F. Ruiz - Noelia S. Lorca

El informe de la secretaria de Huétor Vega avala que los ediles expulsados por IU sigan en el grupo municipal

La funcionaria concluye que, a la vista de las afirmaciones existentes, "parece manifiesto que no han sido expulsados de la formación política de acuerdo con el procedimiento que se establece en sus propios estatutos"

Los cuatro ediles de IU, a la izquierda los dos a los que se comunicó la expulsión, en el Ayuntamiento de Huétor Vega, en el pleno de enero. Foto: Álex Cámara

El informe de la secretaria municipal del Ayuntamiento de Huétor Vega sobre la situación de los dos concejales a los que IU comunicó su expulsión avala que ambos permanezcan en el grupo municipal de la formación pese a la petición de este partido para que abandonen el Gobierno local.

El documento, al que ha tenido acceso ahoraGranada, se pronuncia sobre la situación de Miguel Ángel Fernández Pérez y Soledad Enríquez Mozo a raíz de la petición formulada por el alcalde socialista, Mario del Paso, después de que IU comunicara la expulsión y pérdida de afiliación de ambos ediles por supuestas "amenazas" durante un cónclave del partido.

En el informe, la habilitada de carácter nacional elabora un extenso análisis de la situación con fundamentos de derecho en base a la normativa vigente, la jurisprudencia existente en este sentido y también los hechos que quedan constatados desde que en septiembre se comunicara la expulsión a ambos concejales de IU.

De este modo, considera la secretaria que la "expulsión" de un partido es un "acto formal" que desencadena "importantes consecuencias" para la formación municipal y que el 24 de noviembre, el secretario de Organización de IU en Huétor Vega, Francisco Javier Camacho, registró un documento en el Ayuntamiento en el que comunicaba la "expulsión y pérdida de afiliación" de Fernández y Enríquez, de los que pidió que se desvincularan del grupo municipal.

El informe refleja que el 29 de noviembre la funcionaria requirió por primera vez que se "acreditaran las circunstancias en las que se ha producido la expulsión", algo que se entregó en enero, después de un segundo requerimiento de la secretaria, presentándose un escrito de seis páginas "sin membrete ni sello oficial y firmado con fecha de 29 de enero de 2024".

El documento aborda las fechas y plazos establecidos sobre el expediente de expulsión de los ediles, cuyo acuerdo de inicio se adoptó el 18 de septiembre por la Asamblea Local de IU; siendo comunicados los concejales el 2 de octubre, "pudiendo presentarse alegaciones contra el inicio del expediente disciplinario en el plazo de diez días".

Así, la secretaria resuelve que "queda claro" que las alegaciones "sí fueron presentadas en tiempo y forma", tal y como defienden ambos concejales que hicieron. Por todo ello, "ofrece dudas" a la secretaria que los concejales expedientados "hayan sido expulsados de la formación política por el órgano competente según sus propios estatutos".

"No se ha quedado acreditado que la pretendida expulsión de la formación política se haya hecho con el respeto y las garantías del derecho a la defensa", expone el informe de la habilitada nacional, que a continuación recuerda que es el pleno el que debe "calificar o examinar" la condición de no adscritos de ambos concejales. En este sentido, recuerda que "a la vista de las afirmaciones que se contienen en el presente parece manifiesto que los concejales no han sido expulsados".

Es por ello, que a juicio de la secretaria "sin ningún género de duda, debe prevalecer la representatividad política" de los concejales Soledad Enríquez y Miguel Ángel Fernández, frente a lo que es "más que la mera duda o sospecha de la inobservancia formal de los procedimientos de expulsión".

Por todo ello, concluye que "cabe mantener la pertenencia" al grupo municipal de IU y la consideración de ambos ediles como integrantes del grupo municipal "a todos los efectos", al tiempo que añade que no concurre ninguno de los supuestos contemplados en la ley para "determinar su pase a la situación de concejales no adscritos".

Un informe "vinculante" para el alcalde

Cabe recordar que en el alcalde de Huétor Vega, cuya gobernabildiad depende de los cuatro concejales de IU, estaba a la espera de este informe que calificó como "vinculante" para resolver si mantiene o no las áreas y en el Gobierno local a los ediles a los que comunicaron la expulsión en octubre.

Aunque cabía la posibilidad de que el informe jurídico se expusiera en el último pleno ordinario celebrado en el Ayuntamiento en enero, finalmente fue así debido a que aún no estaba aún concluido, según el alcalde.

IU ha reiterado en varias ocasiones la necesidad de que ambos ediles sean expulsados del Gobierno local para mantener la gobernabilidad, por lo que será la decisión del alcalde la que marque el futuro inmediato de la coalición de izquierdas que ha posibilitado que el PSOE recuperase la Alcaldía después de 12 años.

Entre los encontronazos que ha vivido el alcalde con sus socios de Gobierno se encuentra el que se produjo en diciembre, cuando no fueron aprobados los presupuestos municipales previstos para 2024.

El pleno municipal de Huétor Vega está formado por los cinco ediles del PSOE y los cuatro de IU, que integran el Gobierno local; los siete del PP y el edil de Vox. La mayoría absoluta es de nueve ediles.

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand
https://ahgr.es/?p=248698