sábado 23 noviembre
Área Metropolitana  |   |

Magia en Santa Fe para quemar las penas del 'bullying'

El municipio metropolitano inicia sus fiestas en honor a San Agustín con su particular espectáculo de luz, sonido y fuegos artificiales que dejaron pequeña la Plaza de España

El inicio de las fiestas en Santa Fe volvió a dejar imágenes para el recuerdo en el cielo y en la Plaza de España. Foto: Álex Cámara

17 minutos nunca serán suficientes para la lucha contra alguna de las lacras sociales que rodean nuestro día a día. 17 minutos no bastan para concienciar a todos de que hay que plantar cara a este o aquel problema. Pero en 17 minutos sí se puede demostrar que hay barreras que, por muy altas que sean, se pueden superar.

Es lo que ha conseguido la trigésimo segunda edición de la Quema de El Penas en Santa Fe, con el que tradicionalmente inician las fiestas en honor a San Agustín y que en una Plaza de España abarrotada ha vuelto a encandilar a los miles de vecinos y visitantes que han presenciado in situ tan original inicio de la programación.

El espectáculo de este año ha estado dedicado fundamentalmente a la lucha contra el acoso escolar, el que niños y niñas sufren en las aulas y que en algunos casos deriva en una violencia injustificada que marca su infancia de por vida. Sin embargo, Santa Fe ha demostrado con su Penas, siguiendo los cauces que marca la tradición, de que las tristezas se pueden quedar atrás y que se puede luchar para que se imponga el color.

Con Hans Zimmer como hilo musical, el espectáculo de este 2017 ha estado protagonizado por 50.000 watios de iluminación y 30.000 rms de sonido, además de 1.881 disparos pirotécnicos. Con esta mezcla la magia ha vuelto a ser la protagonista en la fachada de la Iglesia de la Encarnación, en la que se han entremezclado mensajes varios previa a que la falla ardiera.

Abanicos de focos como lápices o la combinación del morado y el lazo contra esta lacra y los campanarios de color naranja como 'guiño' a los pelirrojos, contra los que comenzó inicialmente el 'bullying'; fueron algunos de los momentos que dejó el Penas 2017, sobre todo con la finalidad de demostrar que el acoso también se puede superar.

Después de que el espectáculo estuviera en la fachada de la iglesia y en el cielo santaferino llegó el turno de la falla situada en el centro de la plaza, que ardió para quemar con ella no solo la lucha contra el acoso escolar, sino también las penas que los propios santaferinos fueron depositando en una caja y comenzar así las fiestas de la forma más optimista posible.

Previamente a este comienzo espectacular, el alcalde de Santa Fe, Manuel Gil, afirmó durante su saluda de las fiestas desde el balcón del Ayuntamiento que hay que salir a la calle "a disfrutar y participar" pues "las fiestas de un pueblo las hacen grandes su gente".

El regidor recordó que el municipio está de aniversario al haber cumplido 525 años de "tradición y sabiduría, de orgullo y pasión", por lo que hay que sentirse "orgullosos" del pasado de la localidad y "más aún del presente".

"Desde esta tradición quememos todos nuestros males y denunciemos más que nunca el 'bullying' escolar y cualquier otra forma de acoso", ha recordado.

Galería de la noticia

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Te puede interesar

Publicidad
Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Diseño Web La Sastrería