viernes 28 enero
Área Metropolitana  |   | Redacción AG

Puerta grande en Atarfe para Romero y Vicens

Sortearon tres orejas cada uno en un festejo en el que hubo un bonito homenaje al rejoneador Antonio Ignacio Vargas.

Andrés Romero y Lea Vicens abren la puerta grande en Atarfe

Momento del festejo. Foto: Juanma Fernández (Toromedia)

Los jóvenes rejoneadores Andrés Romero y Lea Vicens han sido los triunfadores de la tarde en la plaza de Toros cubierta de Atarfe, en la que cada uno cortó tres orejas en el festejo que sirvió como homenaje al rejoneador Antonio Ignacio Vargas.

FICHA DEL FESTEJO
Corrida de rejones: Plaza de toros de Atarfe. Media entrada. Se guardó un minuto de silencio en memoria del ganadero José Manuel Sánchez y el guitarrista Paco de Lucía. A la familia de Antonio Ignacio Vargas se le entregaron recuerdos sobre el festejo.
Ganadería: Se lidiaron reses de Castillejo de Huebra, bien presentados en general.
Toreros: Francisco Palha, oreja y ovación. Andrés Romero, oreja y dos orejas. Lea Vicens, dos orejas y oreja.

Francisco Palha supo aprovechar bien al primero de la tarde, colocando buenas banderillas con Jalisco y Disparate, batiendo muy bien y conectando con el público. Cerró con un palo al violín y tres cortas. Mató a la primera y cortó una oreja.

El portugués también estuvo a buen nivel en el cuarto, al que puso buenas banderillas con Ordóñez arriesgando mucho en las piruetas posteriores. También clavó al violín con Alfoz y puso cortas muy ligadas. Falló con el rejón de muerte y perdió el triunfo.

Andrés Romero se dobló muy bien con su primero de salida y luego brilló en banderillas con Guajiro batiendo muy bien al pitón contrario y adornándose con piruetas en la cara. Mató a la segunda y cortó una oreja.

Al quinto, Romero lo recibió en la puerta de chiqueros con el marsellé. Basó la faena en Cheke y Cantú y de nuevo hizo méritos para el triunfo. Mató de rejón atravesado y cortó dos orejas.

Lea Vicens clavó dos buenos rejones de castigo y después estuvo especialmente a gusto con Gacela, con la que puso tres banderillas batiendo de forma espectacular. Con Bético clavó dos palos al violín y falló con los aceros, a pesar de lo cual le concedieron dos orejas.

En el sexto, la rejoneadora volvió a apostar por Gacela y Betico para construir una faena vistosa que llegó al público. Redondeó su triunfo con una nueva oreja.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrolado por Neobrand