miércoles 16 octubre
TRIBUNALES  |   | E.P.

Piden 17 años de prisión al expolicía que sustrajo a sus dos hijos para no entregarlos a su expareja la pasada Navidad

Por delitos de sustracción de menores y lesiones psíquicas, después de que aprovechara una visita con los niños para no devolvérselos a la madre en el punto de encuentro familiar de Granada

La madre de los dos niños sustraídos la pasada Navidad por el padre, un expolicía local de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), pide para él un total de 17 años de prisión por delitos de sustracción de menores y lesiones psíquicas, después de que aprovechara una visita con los menores para no devolvérselos en el punto de encuentro familiar de Granada.

En el escrito de acusación provisional, la acusación particular ejercida por la progenitora se ha adherido al relato de hechos que ha hecho la Fiscalía, que también pide 17 años de cárcel para el acusado por dos delitos de sustracción de menores y tres de lesiones psíquicas contra los niños y la madre.

Las acusaciones mantienen que los menores debían ser devueltos a su progenitora el 30 de diciembre de 2017 en la sede del punto de encuentro familiar en Granada, pero el acusado optó por no hacerlo y los mantuvo ocultos varios días en la localidad de Dos Hermanas, en Sevilla, "sin dar señal alguna" de su localización.

La acusación particular agrega que estuvieron retenidos en el domicilio de la pareja sentimental del acusado, de acuerdo a las averiguaciones de la Unidad de Familia y Mujer de la Policía Nacional tras las diligencias de investigación realizadas.

Para el fiscal, el acusado fue "plenamente consciente" durante la retención de sus hijos de que iba a causar un "sentimiento de desasosiego, inquietud y malestar" en su exmujer y a los niños. De hecho, supuestamente llegó a transmitir por un mensaje a través de Facebook que "habían encontrado dos cadáveres de niños en Mairena" y propuso "a sus propios hijos fotografiarlos tirados en el suelo y manchados con sangre para luego mandar" las fotos a la madre.

Una vez que la pareja del acusado puso en conocimiento de la Policía lo sucedido, el 2 de enero de 2018, los agentes consiguieron acceder al domicilio para recuperar a los niños, que en aquel momento tenían nueve y diez años.

La acusación particular alude en su escrito a la "actitud de extrema violencia" demostrada por el acusado "llegando a utilizar a sus hijos como escudo humano frente a los agentes". Causó además lesiones a cuatro de ellos atacándolos con un cuchillo de grandes dimensiones, lo que ha dado lugar a la instrucción de diligencias en otro Juzgado.

Todo ello, añade el escrito, se produjo en presencia de los menores, que se encontraban en "un fuerte estado de nerviosismo" y manifestaron a los agentes que "los tenía aleccionados por si venían unos secuestradores, que no se acercaran a las ventanas, que estuvieran en silencio".

La acusación particular hace hincapié en el "miedo" que pasaron los menores durante el tiempo que estuvieron retenidos por el padre, que les dijo "que no iban a volver con su madre", les mantuvo encerrados y supuestamente les agredió. Considera evidente que la finalidad en todo momento fue dañar a su expareja, ocasionándole un sentimiento de "profunda preocupación y desasosiego" respecto a la seguridad de los pequeños.

Junto a la pena de cárcel, la acusación particular solicita que el acusado sea inhabilitado para ejercer la patria potestad durante diez años y que no pueda aproximarse ni comunicarse con los niños y la madre durante otros cinco. En la actualidad este exagente se encuentra en prisión, cumpliendo la condena de dos años y diez meses que le fue impuesta por violencia de género.

· Más noticias sobre sucesos

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Publicidad
Diseño Web La Sastrería