jueves 23 mayo
HUELGA 8 DE MARZO  |   | Noelia S. Lorca | Fotos: Álex Cámara

Una voz imposible de callar

Las granadinas se unen para clamar por la igualdad y el respeto en una movilización multitudinaria

Las voces de la experiencia, las que han comenzado a recorrer su camino, las que se afanan en buscar la diferencia, las que todavía sólo balbucean, las que lo cantan todo y las que acompañan. Todas ellas se dieron cita este jueves en la manifestación que tuvo lugar con motivo de la Huelga del 8 de marzo en la capital. Todas se resumen en una: la feminista. Esa que ya es imposible de callar.

Granada, como el resto de ciudades y pueblos españoles, vivió una jornada histórica cuya guinda fue una movilización masiva que reunió tanto a jóvenes como a mayores. Unidas ellas y ellos en torno a un color. Ese violeta de chaquetas, camisetas, faldas, medias, bufandas, flores o pintalabios.

Pero el aire del Día de la Mujer Trabajadora se respiraba desde bien temprano. Cada rincón en el centro de la capital se teñía de ese particular púrpura capaz de abrirse en cada paraguas, en cada pañuelo que resguardaba del frío, e incluso en esos pendientes que habían sido elegidos a conciencia.

La multitud de actos que recorrieron la provincia durante la mañana servían de calentamiento para lo que, a partir de las 18.00 horas, se convirtió en un clamor popular. "Somos la voz de las que no tienen voz", "si nosotras paramos se para el mundo", "agresiones machistas respuesta feminista" o "mujeres ni + ni -" fueron sólo algunos de los cientos de lemas que, junto a las miles de personas que participaron, recorrieron las principales calles de Granada.

Miles de personas abarrotaron la Gran Vía de la capital granadina. Foto: Álex Cámara

La igualdad y el respeto se pedían a ritmo de batucadas y cánticos difíciles de ignorar. Y la ilusión y la emoción se apoderaban de esos ojos que ya han vivido demasiado, de los que nunca habían visto algo así y de los que inocentes empezaban a ser partícipes de que, ahora sí, España ha tocado el siglo XXI.

En cuanto a la ansiada cifra de asistencia, como suele ocurrir, pocas coincidencias entre Policía Local, cuya estimación del número de participantes rondaba los 40.000, si bien desde la organización se hablaba de más de 100.000 personas. Lo cierto es que, sea una o la otra, la manifestación de este 8 de marzo de 2018 logró lo más complicado: Hacer historia.

Una poderosa llamada de atención y una ocasión irrepetible para que toda la sociedad tome nota. Para que ninguna de las reivindicaciones caigan en saco roto y para que a partir de este viernes la realidad comience a cambiar.

Porque estudiantes, profesoras, amas de casa, periodistas, paradas, agricultoras, camareras, informáticas... Todas estuvieron presentes para escribir juntas una de las páginas de la historia feminista más importante de este país.

· Más noticias sobre el 8M en Granada

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand
https://ahgr.es/?p=110293