lunes 15 abril
Opinión  |   |

La Sanidad andaluza ante un gran reto

Esta pasada semana, conocíamos un nuevo plan de choque sanitario anunciado por la Consejera de Salud, Catalina García, el Plan Garantía Sanitaria, con un presupuesto de 283 millones de euros adicionales, que tiene como objetivo principal rebajar el tiempo de espera para las intervenciones quirúrgicas. Este nuevo plan, significa un nuevo impulso del Gobierno Andaluz para seguir mejorando la sanidad andaluza.

Han pasado algo más de 5 años desde que Juanma Moreno y el Partido Popular accedieran al gobierno andaluz y han sido innumerables los avances sanitarios obtenidos y sería frívolo no reconocerlos. Que gestionar la sanidad gratuita y universal de nuestro país es un reto, eso no hay ni que decirlo, pero si además se partía de una situación de desorden y descontrol, el reto es aún más ingente.

En 2018 la sanidad andaluza que dejó el partido socialista reflejaba una radiografía con graves problemas. Las largas y maquilladas listas de espera quirúrgicas eran uno de ellos, pero a eso se sumaba una gestión colapsada del servicio andaluz de salud que junto con todas las empresas públicas hospitalarias anexas, ponían al sistema sanitario andaluz al borde de la quiebra, instalándolo en una verdadera unidad de cuidados intensivos. El personal era contratado una y otra vez en condiciones de desventaja con respecto a otras comunidades, mientras las sucesivas ofertas de empleo publico (OPES) o no se llevaban a cabo o no se resolvían, se imponía al personal cláusulas que no permitían compaginar trabajos, con la famosa exclusividad o incluso no se reconocían mejoras salariales a nuestros profesionales. Igualmente nos encontrábamos una subasta de medicamentos que obligaban a prescribir los fármacos que determinaba el gobierno de turno y a todo ello, se sumaban los datos de donde partíamos: Andalucía era la comunidad que menos gastaba por habitante en sanidad, concretamente 1.155 euros por habitante y lo que era lo mismo se destinaba el 6.1% del PIB andaluz a sanidad.

Muchos han sido los logros obtenidos en estos años por parte del Gobierno de Juanma Moreno. Logros que deben seguir para alcanzar una sanidad acorde con lo que precisan los andaluces y andaluzas. De entre esos logros, hay que destacar en primer lugar, que el 90% del personal de los servicios sanitarios de Andalucía contará con un puesto de trabajo estable ya en este mismo año, debido a la resolución de las diferentes Ofertas de Empleo Público ya realizadas y a la realización de las nuevas que se están llevando a cabo este año. A la estabilización laboral, se suman las mejoras salariales obtenidas en estos años, destacando la eliminación de la traba laboral de la exclusividad y las subidas salariales del 14% que han experimentado todos los profesionales en distintos conceptos. Todo ello avalado y respaldado por el mayor presupuesto de la historia que ha experimentado la Sanidad Andaluza, ya que en este mismo año de 2024 se ha batido el récord de presupuesto destinado a salud, siendo éste de 14.226 millones de euros, un 45% más que lo presupuestado por el Partido Socialista en su último año de mandato en Andalucía siendo aquel presupuesto para salud 9.013 millones de euros, incremento que ha hecho que nuestra comunidad salga del último puesto de comunidades en inversión por habitante, ya que la inversión ha subido hasta los 1.590 euros por habitante, destinando el 7.5% del PIB andaluz a la sanidad andaluza.

Números claros y contundentes que demuestran la sensibilidad del actual Gobierno, especialmente en materia sanitaria, sensibilidad que han permitido inaugurar nuevos hospitales y centros de salud en estos años de gobierno, cuando llevábamos años sin ver esas inauguraciones y en nuestra provincia, es ya una realidad el nuevo centro de salud de la Bola de Oro y serán una realidad los nuevos centros de salud que actualmente se están construyendo, destacando el de la barriada de la Juventud en la capital, el de Albuñol, Peligros y Salobreña ya en construcción y próximamente iniciarán sus obras los centros de Albolote, Alhendín, Ugíjar, y Vélez de Benaudalla, entre otras obras que se suman a las inversiones realizadas en los hospitales de nuestra provincia destacando, la nueva unidad de trastorno de conducta alimentaria, las mejoras en la unidad provincial de salud mental infanto-juvenil, los nuevos paritorios y área de ginecología, el nuevo e innovador quirófano robotizado “Da Vinci” y el primer Gammaknife de la sanidad pública española, todo ello en Hospital Universitario Virgen de las Nieves, o la adaptación de las urgencias y uci pediátrica y la nueva comunidad terapéutica de salud mental del Hospital Clínico San Cecilio o las reformas de la uci y ginecología en el hospital Santa Ana de Motril o las mejoras de las urgencias y diálisis en el Hospital de Baza, entre otras muchas inversiones realizadas en nuestros centros sanitarios.

Muchas son las estrategias sanitarias marcadas en los últimos años en sanidad, estrategias públicas que han dado sus frutos y estrategias que deben seguir apostando también por la colaboración público privada eficiente, para dar máximas coberturas y garantías a los ciudadanos cuando la propia sanidad pública no lo pueda realizar por sí misma. No hay que ponerse rojo, ni llevarse las manos a la cabeza cuando se habla de conciertos, porque los conciertos los creó el partido socialista y los sigue realizando allí donde gobierna, lo que hay que hacer, es reconocer que cuando se puso al límite el sistema sanitario por la pandemia del coronavirus, gracias a esa colaboración público privada, nuestro sistema resistió con garantías y se corroboró que esa colaboración, si tiene como objetivo dar una respuesta óptima al ciudadano, es una buena colaboración.

La sanidad Andaluza tiene un gran reto por delante, tiene el reto de saber administrar un presupuesto magno en el área sanitaria y hacerlo eficiente y estoy convencido que el Gobierno de Juanma Moreno y la Consejera Catalina García y su equipo lo seguirán afrontando con garantía. Tienen el reto gran reto de contentar y satisfacer a una plantilla sanitaria que ha tenido años de angustia en cuanto a sus condiciones laborales se refiere y ya ven luz en el camino y lo más importante y necesario, tiene el reto de ofrecer a la ciudanía una respuesta óptima y acorde con sus necesidades, teniendo en cuenta que hay que hacer un gran esfuerzo extra por la Atención Primaria y Consultas Externas, que especialmente han visto incrementada su demanda tras los años de restricciones de la Pandemia del Coronavirus.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
Nicolás Navarro

Vicepresidente primero y portavoz de la Diputación de Granada

Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand
https://ahgr.es/?p=248769