viernes 19 abril
Opinión  |   |

Lo de los pueblos para otro día

Recientemente escuchábamos por boca del presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias y a la vez Alcalde de Córdoba, José María Bellido, que la financiación local de los pueblos y ciudades se tenía que abordar con el Gobierno de la Nación paralelamente a la financiación autonómica. Nadie discute a día de hoy que hay ciertas comunidades autónomas, entre ellas la andaluza, que están infrafinanciadas por el Estado o dicho de otra manera un andaluz recibe menos dinero del Estado que un madrileño, un catalán o un vasco.

Bueno, mejor dicho, casi nadie, ya que la actual ministra del ramo, Doña María Jesús Montero, alias “Chiqui” para los amigos afirmaba cuando era Consejera de la Junta de Andalucía que nuestra tierra estaba infrafinanciada por la Nación en más de 1.000 millones de euros al año, y que para compensar el “roto” andaluz se reclamaba al gobierno pepero de Rajoy un fondo de compensación transitorio de 4.000 millones de euros. Pero las cosas cambiaron y su opinión, al igual que como la de su jefazo, también. Con el cambio de poltrona también cambió su demanda para Andalucía, dejándonos tal y como estábamos. A día de hoy se sigue esperando como agua de mayo esta negociación que palie las deficiencias de Andalucía, Región de Murcia, Castilla La Mancha y Comunidad Valenciana, pero oiga dándole la razón al alcalde cordobés, ¿no es momento de ver también la financiación de las ciudades y sobre todo la de los pequeños pueblos?

No es por nada, simplemente porque si estamos todos los días con el “palabro” de la despoblación en la boca quizás también es importante el dinero para que los pueblos puedan seguir existiendo y sus vecinos puedan seguir resistiendo en el mundo rural. Los que vivimos en un pueblo y nos hemos dedicado a la vida pública local sabemos que un alcalde o alcaldesa hace de todo: conserje, policía, bombero, asesor financiero, psicólogo… y un largo etcétera siempre por ayudar a sus vecinos. Y es que los ayuntamientos de los pueblos pequeños son la primera sucursal de las administraciones públicas dispensando un amplio abanico de servicios públicos como son la dependencia, la gestión de residuos, Policía Local, servicio de agua, etc., además de otros en los que no son competentes pero que asumen para facilitar la vida de sus paisanos.

Y ante esta situación los ayuntamientos sobreviven con 4 migajas del sistema en forma de aportación de los tributos del Estado y de la comunidad autónoma, así como de los tres impuestos que cobran directamente o por delegación en Diputación como son los IBIs, los impuestos de vehículos y de actividades económicas, o las tasas y precios públicos de escasa repercusión recaudatoria.

Mi pregunta es si no es el momento de que nuestros Pueblos y Ciudades cuenten con una parte de la tarta en base al peso proporcional en el conjunto del Estado que es del 14,6%.

Pero para más “inri” es la escasa o nula aportación de los fondos europeos en los pequeños pueblos, y es que estos no pueden acceder directamente a no ser que se agrupen y sumen entre todos más de 20.000 habitantes, a perro flaco todo son pulgas, y luego nos sorprendemos de que cada vez haya menos gente viviendo en los pueblos.
Deberíamos de empezar a cambiar el chip y empezar una reforma de la financiación local beneficiando a los más pequeños con criterios como la superficie forestal generadora del oxígeno que consumimos todos y fijadora de dióxido de carbono que producimos con nuestros transportes y actividad industrial, las superficies agrícolas que producen los alimentos que comemos, las poblaciones estacionales no empadronadas, o los coeficientes de reparto de los tributos del Estado nunca inferiores al 1,10% para los pueblos con menos de 5.000 habitantes, así como un cambio de filosofía que permita a los pueblos acogerse a fondos europeos más allá de los fondos FEADER gestionados por los grupos de desarrollo rural.

Estoy convencido de que si los políticos de arriba hubiesen empezado por abajo, la cosa cambiaría, pero como no es el caso, lo de los pueblos mejor dejarlo para otro día.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Columnista
Mariano García

Parlamentario andaluz del PP por Granada

Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand
https://ahgr.es/?p=250177